El miedo al color blanco existe: así es la leucofobia

¿Sabías que se puede temer al color blanco?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Así es el miedo al color blanco

Muchas fobias nos resultan sorprendentes porque no terminamos de ver ningún peligro en el estímulo que provoca ese miedo irracional y desmedido. Es el caso de la leucofobia o el miedo al color blanco, un trastorno que existe y que introduce muchas limitaciones y problemas en la vida de las personas que la sufren. Si quieres saber más sobre la leucofobia, te lo contamos en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la leucofobia

La leucofobia es el miedo al color blanco. Puede que nos resulte extraño tener miedo a un color, pero ya lo hemos visto en nuestro diccionario de fobias en el caso de la fobia al verde o el miedo al amarillo. Este tipo de trastornos encuentra una denominación general en la cromatofobia o el miedo a los colores y es de esperar la gran cantidad de limitaciones que implica.

Porque, ¿qué pasa cuando le tienes miedo al color blanco? Como ocurre con el resto de fobias, la primera reacción es la de evitación y lo cierto es que no se puede evitar el color blanco. Puedes evitar vestir con prendas blancas, puedes evitar tener ese color en casa, pero en el momento en que sales a la calle, este color tan aparentemente inofensivo invade todos los lugares.

Cuáles son los síntomas de la leucofobia

Es todo un problema. Porque no se puede huir ni evitar el blanco, una reacción instintiva cuando aparece el miedo. Las personas que sufren leucofobia experimentan todos los síntomas de ansiedad, como mareos, taquicardia, dificultad para respirar, temblores y es habitual que lleguen al ataque de pánico, ya que no pueden evadirse de esta situación de tensión.

Es de comprender la cantidad de problemas y limitaciones que provoca esta fobia al color blanco, un trastorno que puede derivar en otro como la agorafobia, ya que la persona intenta por todos los medios limitar sus salidas fuera de casa donde no tiene ningún control sobre los colores que se puede encontrar en el camino. La leucofobia provoca aislamiento social, además de los problemas laborales evidentes y de un desgaste de la autoestima siendo esa persona consciente de que su miedo al blanco es irracional. Pero no lo puede evitar.

Qué es la leucofobia

Causas de la leucofobia

La pregunta que todos nos hacemos es qué ocurre para que se desarrolle un miedo como la leucofobia. La respuesta la encontramos, como siempre, en una experiencia traumática relacionada con este color, pero es cierto que no parece suficiente, ¿verdad? En los casos de trastornos fóbicos, sí puede serlo. Y podemos sumarle cierto grado de superstición como ocurre con la xantofobia o el miedo al amarillo.

En el origen de esta fobia a los colores podemos suponer más fácilmente un trastorno de ansiedad. La ansiedad se genera ante una situación de peligro, real o imaginario, para ponernos alerta y poder reaccionar. Cuando tienes problemas de ansiedad ese peligro es más imaginario que real y puede surgir en cualquier lado y ante cualquier estímulo.

Cómo superar la leucofobia

Es importante buscar un tratamiento para la leucofobia y más teniendo en cuenta la cantidad de limitaciones que se crean en la vida de la persona que la sufre. La psicoterapia es la mejor opción de cara a superar esta fobia y protegerte de la aparición de otros trastornos en el futuro. Y el tratamiento más eficaz es la terapia cognitivo conductual.

Además del tratamiento psicológico, no se descarta en algunos casos de fobias el uso de fármacos, al menos durante un tiempo. Y lo que sí debe utilizarse en todo momento es la práctica de técnicas de relajación debido al alto grado de ansiedad que se sufre en estos casos.

¿Sabías que existen muchos más miedos aparte de la leucofobia? Descubre en nuestra categoría de fobias todas las existentes y sus características más relevantes.