El miedo o angustia al caminar existe: así es la ambulofobia

Así es el temor a andar que puede limitar tu vida

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Todo lo que debes saber sobre la ambulofobia

Es cierto que unas fobias son más limitantes mientras que otras pueden pasar un poco más desapercibidas o impactar menos en nuestra vida. En el caso de la ambulofobia o el miedo o angustia a caminar, no podemos dejarlo pasar ya que caminar es un acto imprescindible en nuestro día a día. ¿Y si te da pánico caminar? Te contamos todo sobre la ambulofobia en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la ambulofobia

La ambulofobia es el miedo a caminar. Las personas con ambulofobia sienten mucha angustia ante un acto tan cotidiano y tan necesario como ir andando al trabajo, a la tienda o a buscar el pan. Puede confundirse con la agorafobia, ya que suelen encerrarse en casa todo el tiempo que pueden para evitar andar.

Es una fobia rara y muy limitante. Y hay que señalar que el miedo a caminar esconde otro miedo más profundo como es el temor a caerse y hacerse daño. Por eso las personas con ambulofobia caminan por la calle con mucha tensión, atendiendo bien allá por donde pisan y temiendo que en cualquier momento les pueda ocurrir un accidente.

Síntomas de la ambulofobia

Hay diferentes grados en esta fobia a caminar y los síntomas dependen mucho de en qué punto se encuentre el trastorno. Ya advertimos que puede ser un problema muy serio cuando la persona se aísla completamente para no salir a la calle y evitar caminar. Deja su trabajo, deja su vida social, lo deja todo porque no puede caminar.

Las personas con ambulofobia experimentan los mismos síntomas de la ansiedad cuando tienen que caminar. No se trata solo de cruzar la calle como en la agirofobia, sino de andar. Y si notan algunos riesgos según el empedrado de la calle, los síntomas se recrudecen.

Mareos, palpitaciones, sudoración excesiva, dificultad para respirar... Y ese pensamiento irracional que les lleva a la certeza de que caminando se exponen a un peligro inmenso. Además de los síntomas que tienen que soportar cada vez que se enfrentan al estímulo de su fobia, las personas con ambulofobia tienen que hacer frente a las limitaciones evidentes que su propio miedo impone.

¿Tienes miedo a caminar?

Causas de la ambulofobia

La ambulofobia es un trastorno frecuente en los más pequeños cuando están empezando a caminar, pero se pasa muy pronto. También es una fobia característica de las personas mayores, que temen caerse y no poder volver a andar, pero en realidad se puede sufrir a cualquier edad.

La causa más frecuente para que se desarrolle la ambulofobia es haber vivido una experiencia traumática. Una caída en plena calle que acabó con una hospitalización y una larga temporada de inmovilidad y dolor es motivo más que suficiente para que el miedo más lógico se convierta en irracional y desmedido.

Las personas que sufren vértigos o mareos frecuentes también pueden acabar por desarrollar esta fobia a caminar, así como aquellas que ya sufren un trastorno de ansiedad en el que los miedos surgen sin motivos concretos aparentes.

Tratamiento de la ambulofobia

Para superar el miedo a caminar, hay que andar. Es lo que se llama exposición gradual y debe hacerse de la mano de un profesional y acompañado de alguna terapia psicológica como puede ser la terapia cognitivo conductual. La persona con ambulofobia necesita ayuda para transformar ese pensamiento distorsionado que considera el acto de caminar como un verdadero peligro.

Una vez transformado el pensamiento, se puede cambiar la conducta. Sin miedo no hay necesidad de evitación, pero el proceso de caminar ha de hacerse paso a paso y comprobando que no ocurre nada malo cuando sales a la calle. Paso a paso, así es como podrás vencer todas tus fobias.

Si tienes alguna duda sobre los muchos temores que hay en el mundo, no olvides pasarte por nuestra categoría de fobias