Curiosidades sobre las pesadillas que tu subconsciente quiere que sepas

¿Sabías que los bebés no tienen pesadillas?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

A nadie le gusta tener pesadillas, porque despiertan todos los temores y la angustia precisamente en el momento que dedicamos por completo a descansar. Pero lo cierto es que los malos sueños no son tan negativos como parecen y no nos referimos a que tengan significados positivos en su interpretación. Las pesadillas tienen un objetivo bastante beneficioso, ¿quieres saber cuál es? Te descubrimos esta y otras curiosidades sobre las pesadillas en nuestro diccionario de sueños. ¡Vamos allá!

6 curiosidades muy sorprendentes sobre las pesadillas

Momentos de tensión, de terror, de angustia, llantos, gritos, atracos, disparos, asesinatos, sangre... ¿Qué puede ocurrir en una pesadilla? Lo peor que te puedas imaginar y muchas más cosas que ni siquiera te atreves a pensar. Pero las pesadillas esconden un regalo, créenos.

1 Muchos expertos afirman que las pesadillas son un mecanismo adaptativo para liberar el estrés y la ansiedad. Es una forma de expresar todo aquello que nos perturba, de dejarlo salir.

2 Las pesadillas también tienen su utilidad, no ocurren para torturarte. Es cierto que están relacionadas con tus temores, pero precisamente son las que te ayudan a enfrentarte a tus miedos y librarte de ellos al despertar.

3 Gracias a una pesadilla puedes descubrir cuál es ese problema que se te resiste, esa preocupación que te está perturbando y no te atreves a reconocer. La pesadilla te obliga de alguna manera a identificar lo que te está ocurriendo.

4 Los bebés no tienen pesadillas, los malos sueños comienzan a los 3 años y se hacen más frecuentes a partir de los 6 años. Hasta llegar a la adolescencia, que es el grupo de edad que más pesadillas tiene que sufrir.

5 Los alimentos pueden influir en tus sueños. Las cenas copiosas y de difícil digestión te llevarán a pasar una noche indigesta con horribles pesadillas, al menos así lo afirman los expertos del sueño.

6 El ruido ambiental favorece la aparición de pesadillas. Los coches de la calle, los gritos de los vecinos, el televisor encendido... No te lo advertimos para evitar las pesadillas, sino para que tengas una mejor calidad del sueño.

Cuáles son las pesadillas más frecuentes

¿No te parece curioso que haya sueños y pesadillas que se repiten en muchas personas? Casi todo el mundo ha soñado alguna vez con algún accidente, alguna muerte o alguna pelea. ¿Sabes cuáles son las pesadillas más frecuentes?

+ Pesadillas con la muerte

Son muy variadas y abarcan desde la propia muerte hasta las escenas en cementerios o velatorios. Tumbas, calaveras, encuentros en el más allá, charlas con familiares fallecidos o incluso con fantasmas. Pero la pesadilla que más aterra es, sin duda, esa en la que muere un ser querido. El miedo a que sea una visión o un sueño premonitorio no desaparece por más que la interpretación de sueños afirme que los sueños con la muerte no tienen un significado negativo.

+ Pesadillas con desastres naturales

Te haces consciente de tu impotencia cuando tienes pesadillas con desastres naturales. Ciudades arrasadas por un tsunami, huracanes que destruyen todo a su paso, casas derruidas, inundaciones o incluso incendios son escenas producto de la ansiedad que te produce saber que has perdido el control de la situación. Cuando despiertes solo tienes que aplicarlo a tu vida diaria.

+ Pesadillas paralizantes

Es frecuente soñar que no te puedes mover, que no puedes hablar, que quieres gritar y no puedes, que quieres correr pero tus piernas no te responden... Todas estas pesadillas responden a periodos en los que ya no puedes más. Quieres seguir adelante pero no puedes porque el desgaste emocional es tan alto que ya se ha convertido en desgaste físico. Cuidado porque las señales de depresión pueden venir implícitas en este tipo de sueños.

+ Pesadillas con caídas

Te caes al vacío, te caes de una azotea, se te tuerce un tobillo un plena calle, te caes a un pozo y, ¿qué sientes? Tal vez lo mismo que cuando sueñas que alguien te persigue con la intención de hacerte daño. Te sientes en peligro, a veces se trata de un peligro más palpable y otras veces de ese miedo o angustia vital que te produce la incertidumbre en la que vives.

+ Pesadillas con llegar tarde

Hay otro tipo de pesadillas frecuentes que ponen en tela de juicio tus capacidades, tu valía y tu sentido de la responsabilidad, por lo que se intuye un problema de autoestima. Es cuando sueñas que llegas tarde a una entrevista de trabajo, a un examen o a un evento importante. ¡Qué inseguridad! Y más aún cuando sueñas que vas desnuda por la calle, ¿te ha pasado alguna vez?

Pero no tengas miedo de tus pesadillas porque, como decimos, puedes aprender muchas cosas con ellas y, sobre todo, puedes detectar el problema a tiempo. ¡Que duermas bien y dulces pesadillas!