Por qué algunas veces no recuerdo lo que he soñado (y otras veces sí)

¿Recuerdas tus experiencias oníricas al despertar?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Como hemos visto en nuestro diccionario de sueños, su interpretación es importante a la hora de conocernos mejor, de comprendernos un poco más a nosotros mismos y de entender cómo y por qué reaccionamos de cierta manera en nuestro día a día. Y, por supuesto, el significado de los sueños es un buen medidor de nuestro estado emocional y del impacto que tienen las emociones en nuestra vida. Pero claro, para poder interpretar un sueño antes hay que recordarlo, ¿verdad? En Diario Femenino nos planteamos por qué algunas veces no recordamos lo que soñamos y otras veces sí.

Para qué sirven los sueños

Lo que soñamos está en nuestro punto de mira por ese misterio que rodea las vivencias oníricas. ¿Serán premoniciones, señales divinas o visiones de futuro? A estas alturas ya sabemos que no se trata de nada de eso y que el significado de los sueños es valioso por lo que puede aportar a nuestro desarrollo personal.

La interpretación de los sueños nos ayuda a conocernos mejor; nos puede señalar un conflicto que, en el fondo, ya conocíamos pero no nos atrevíamos a reconocer; nos puede dirigir el foco de atención hacia un ámbito concreto de nuestra vida para realizar mejoras y, además, nos puede alertar de problemas emocionales para que podamos solucionarlos cuanto antes.

Los sueños también nos dan energía y fuerza, nos ayudan a superar obstáculos y a superarnos a nosotros mismos. Sueños de bienestar que nos despiertan con una dosis extra de seguridad y tranquilidad, sueños de fiesta que nos animan para todo el día. O incluso las peores pesadillas que nos ayudan a plantarle cara a nuestros miedos. Porque todos los sueños tienen su interpretación y toda interpretación nos puede resultar muy útil.

¿Todo el mundo sueña?

Ver los sueños como una herramienta más para nuestro desarrollo personal nos hace preguntarnos, ¿qué ocurre con la gente que no sueña? ¿Por qué no tienen esas personas la suerte de encontrar las claves de su vida emocional mientras duermen? ¿Por qué algunas personas dicen que no sueñan? Lo cierto es que todos soñamos.

Todo tenemos sueños y los expertos afirman que tenemos 5 sueños cada noche, lo que ocurre es que no los recordamos todos y, algunas personas no recuerdan ninguno. ¡Qué mala suerte! Porque la verdad es que desde nuestro diccionario de sueños hemos descubierto lo útiles que son los sueños para mejorar en nuestro día a día y para encontrar el camino del bienestar. Entonces, ¿por qué a veces no recordamos lo que soñamos?

¿De qué depende recordar lo que sueñas?

La gran mayoría de la gente sabe que sueña y puede recordar alguno de esos sueños. Y siempre nos hacemos la misma pregunta: ¿por qué algunas veces no recuerdo los sueños y otras sí? ¿Por qué he tenido que recordar justamente esa horrible pesadilla y no algún sueño precioso y positivo? Tal vez porque la carga emocional de la pesadilla era mayor y porque además su información era más útil y urgente.

Seguramente habrás oído hablar de las fases del sueño. Son importantes para entender por qué a veces no recordamos los sueños y otras sí. Dicen que los sueños se producen en la fase REM, un momento en que nuestro cerebro está en modo descanso pero no parado, que nunca se para. Nuestro cerebro nunca descansa. Si nos desvelamos un poco al final de esa fase REM es cuando podemos recordar el sueño.

Un sueño que suele desvanecerse a la mañana siguiente. Porque volveremos a dormirnos, volveremos a tener otro sueño y no es seguro que de este segundo sueño nos acordemos. Lo que sí es seguro que si no apuntamos al momento lo que hemos soñado, se esfumará. ¿Por qué? Porque, como decimos, el cerebro está en modo descanso y el hipotálamo está ocupado trabajando en otras cosas.

El hipotálamo y el recuerdo de los sueños

Hemos llegado al hipotálamo, un lugar muy interesante de nuestro cerebro que es el que se ocupa de procesar nuestra memoria a corto y a largo plazo. El hipotálamo está en plena faena mientras dormimos y se ocupa de eliminar la información del día que no interesa recordar, aunque a la hora de seleccionar esos recuerdos no tenga los mismos criterios que nosotros mismos.

Así que cuando nos despertamos justo cuando estamos teniendo un sueño, lo podemos recordar, pero no cuando nos despertamos, ya que para entonces el hipotálamo lo ha seleccionado como recuerdo a eliminar por formar parte de nuestra actividad onírica y no de nuestra vida real.

Y si recordamos algún sueño a la mañana siguiente o incluso esos sueños repetitivos que no conseguimos olvidar y que nos tienen dándole vueltas a su interpretación durante varios días, es porque ese sueño contiene una información importante o una gran carga emocional que podemos aprovechar. Es entonces cuando llega la hora de entender su interpretación.

¿Y tú? ¿Recuerdas a menudo lo que has soñado o cuando despiertas ya se te ha olvidado? Cuéntanos tus experiencias oníricas y te ayudaremos a interpretarlas. ¡No pierdas la oportunidad de conocer el mensaje que te envían tus sueños!

Puedes leer más artículos similares a Por qué algunas veces no recuerdo lo que he soñado (y otras veces sí), en la categoría de Significado de los sueños en Diario Femenino.