El inquietante significado de soñar que tu ex muere

Los amores que pierdes en sueños

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Podemos revivir nuestro historial sentimental en sueños y siempre resultan experiencias oníricas inquietantes que nos complican un poco más el día a día. Uno de esos malos despertares se produce después de soñar que un ex muere, porque a la desazón de tener un amor pasado hasta en sueños se le une el miedo a que se trate de una premonición de muerte. Pero nada de eso. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar que tu ex muere. ¡Te sorprenderá mucho!

Las razones por las que sueñas que tu ex muere

Te despiertas con sentimiento de culpa y temiendo que el sueño se haga realidad. Porque aun en el caso de que odies a tu exnovio, desde luego no le deseas la muerte, ¿verdad? Ante todo mucha calma, porque ya sabemos que los sueños con la muerte de una persona no son premonitorios y tampoco significa que le desees ningún mal. Ahora bien, se trata de un sueño del que puedes aprender muchas cosas.

+ Por ejemplo, que tal vez no has superado tu ruptura o tu antigua relación. Soñar que tu ex muere ocurre cuando estás empezando una relación y en el fondo temes que tus errores pasados se interpongan en tu presente y en tu futuro. ¿Y si aún no le has olvidado del todo? Tranquila, porque no tienes por qué olvidar a un ex, tan solo superarle.

+ El hecho de que en tu sueño muera parece indicar tu necesidad de pasar página de verdad, de empezar una nueva etapa sentimental libre del recuerdo de tu ex. ¿Estás lista? Eso no te lo dice este sueño, pero está claro que estás dispuesta a conseguirlo. Para que tu pasado sentimental no afecte a tu presente no es necesario que tu ex muera pero, ¿estás segura de que está todo hablado? ¿Están todas las heridas cerradas?

+ No está de más que te plantees durante un momento cuáles son tus sentimientos reales acerca de tu relación pasada, pero no te quedes ahí y avanza. Avanza porque la muerte en sueños no deja de ser una especie de renacer y eso es lo que le estás permitiendo a tu ex, que haga una nueva vida, que renazca, que entierre el pasado y pueda vivir su presente. Y eso es precisamente lo que debes hacer tú también.