Soñar con ardillas: ¡actívate!

Qué significan los animales en tus sueños

Laura Sánchez

El significado de soñar con ardillas

¿Alguna vez has visto una ardilla? Puede que la hayas visto en la televisión, en algún libro, en el campo o en tus sueños y en todos esos lugares te habrás dado cuenta de que son animales rápidos, inteligentes y muy activos. Con esto puedes hacerte una idea de la interpretación que te espera cuando sueñas con ardillas, pero hay más. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar con ardillas.

Por qué sueñas con ardillas

Hay gente que tiene una ardilla como mascota, del mismo modo que otros tienen un perro o un gato, pero no es lo más frecuente. Una ardilla suele vivir en los bosques o en los grandes parques en libertad, buscándose la vida, procurándose el alimento y el cobijo que necesita y corriendo de un lado a otro sin tomarse apenas un descanso. En efecto, las ardillas son animales muy activos.

+ Para entender el significado de este sueño tienes que atender a las emociones que te transmite. Por un lado, puede que te sientas dentro de esa ardilla, identificada con ella porque no paras, porque vas rápido, porque apenas tienes tiempo para nada y ya te has acostumbrado a ese vertiginoso ritmo de vida. Ahora piensa un poco más, ¿soñar con la ardilla te agobia?

+ Porque tal vez el estrés te esté pasando factura y ha llegado el momento de desconectar. Pero por otro lado, este sueño con ardillas también puede aparecer en momentos totalmente diferentes al mencionado en el punto anterior. No es que vayas corriendo, es que estás estancada, bloqueada, paralizada y no puedes moverte. Te gustaría hacer como la ardilla, activarte, correr, poner en marcha tus proyectos. Pero no puedes, ¿verdad?

+ Si te sientes así, si sientes que te gustaría parecerte un poco más a esa ardilla rápida, audaz, inteligente, incansable y vitalista, no lo dudes. Aprovecha tu sueño porque los animales pueden transmitirte toda la energía que necesitas. El resto, la ilusión, las ganas y la alegría lo pones tú nada más despertar.