¿Puedo donar sangre si me acabo de vacunar? El tiempo que debes esperar

El tipo de vacuna marcará el momento en el que puedes realizar una donación

LD

Tanto si eres donante habitual como si es la primera vez que vas a dar un paso tan altruista como donar tu sangre, es normal que te asalten diferentes dudas. ¿Podré donar si tengo un tatuaje? ¿Y si tengo un piercing? ¿Puedo donar sangre si me acabo de vacunar? Te preguntarás. ¡Tran[email protected]! Esta última pregunta tiene una respuesta muy clara y concreta, y en Diario Femenino vamos a intentar que te informes de todo para que sepas si es posible hacerlo o no así como el tiempo que debes esperar. ¡Toma nota! 

Las vacunas y la donación de sangre: ¿son compatibles?

La respuesta a esta pregunta dependerá, sobre todo, del tipo de vacuna que te hayas puesto. En el caso de la vacuna de la gripe, una de las más comunes en los meses de otoño y de invierno, no vas a tener ningún problema, igual que ocurre con las antialérgicas. Con este tipo de vacunas puedes acudir a donar sangre con total tranquilidad. 

Sin embargo, si hablamos de otro tipo de vacunas la cosa cambia. Es el caso, por ejemplo, de la vacuna de la hepatitis, con la que tendrás que esperar como mínimo una semana para asistir a un centro o un hospital de donación. Para otras vacunas, como la de la varicela o la de la rubeola, el tiempo de exclusión para donar sangre será de un mes. 

Como ves, cada tipo de vacuna tiene un tiempo de espera concreto así que lo mejor es que consultes con el médico cualquier pregunta que tengas. De esta manera, él o ella te confirmará cuál es el tiempo de espera en el caso de tu vacuna. Además, te recomendamos que cuando te decidas a ir a donar informes de esa vacuna aunque haya pasado el tiempo correspondiente de espera. 

¿Cuál es el proceso de donación?

Si no has acudido nunca a donar debes saber que no te llevará mucho tiempo realizar el proceso, pero conlleva un procedimiento concreto. Esto no debe echarte para atrás puesto que, en total, no te llevará más de media hora. ¿Qué es eso cuando puedes estar salvado la vida de tres personas? Así que si tienes pensado ir a donar sangre, te contamos los pasos que vas a seguir: 

+ Documento informativo

Al llegar al lugar de donación se te entregará un documento con información genérica que debes saber sobre la donación. Léelo con atención.

+ Cuestionario

Posteriormente deberás identificarte y rellenar un cuestionario sobre tus hábitos y últimas rutinas. Esta información pretende ser un primer filtro tanto por tu seguridad como por la del paciente que recibirá la sangre. Sin embargo no es el único, aunque debes tomártelo con seriedad y sinceridad. Además, la información es confidencial y el personal que la trata es serio y profesional, por lo que no te deberás sentir juzgada por nada de lo que pongas. 

+ La entrevista y las pruebas

El siguiente paso (y previo ya a la donación en sí misma) es una pequeña entrevista realizada por un sanitario mientras te toma la tensión y te realiza la prueba de la hemoglobina. Esta consiste en un pequeño pinchazo en el dedo con una especie de boli, con el que extraerán una gota de sangre y con ella te medirán los niveles de hierro.

+ Extracción

El personal te indicará que te sientes en una camilla y te pinchará con una aguja conectada a una bolsa con líquido anticoagulante y conservantes. Mientras donas te dirán que no pares de apretar el puño y muchos de ellos te preguntarán si prefieres mirar a algún sitio, hablar para distraerte… Durante el proceso te preguntarán si te encuentras bien o te mareas. No seas valiente, sé sincera en todo momento.

+ Tiempo de recuperación

Por último, tras terminar de donar e incorporarte lentamente, te entregarán un pequeño refresco para reponer líquidos y te ofrecerán algo de comer mientras esperas unos minutos para recuperarte.