¿Puedo donar sangre si he fumado o consumido alcohol?

Pautas que debes cumplir sí o sí para hacer una donación

LD

Los centros de donación están llenos de personas que acuden de forma altruista a donar su sangre para quien pueda necesitarla. Además de ser un acto que nos puede definir como personas humanas y solidarias, es también una necesidad y una responsabilidad de todos. Por esta misma razón debemos estar totalmente informados sobre cómo se producen los procesos de donación o qué podemos hacer (o lo que está prohibido) antes de donar sangre.

A la hora de acudir a un centro de donación es normal que te asalten diferentes dudas que necesitan ser resueltas cuanto antes. Por ello, vamos a hablarte de una de las más frecuentes: ¿Puedo donar sangre si he fumado o consumido alcohol? ¿Cómo influyen estos actos en el proceso de sacar sangre? ¡Respondemos a todas tus cuestiones! Aún así, recuerda que siempre puedes consultarle a tu médico todas y cada una de las preguntas que tengas y, de esta manera, no tener absolutamente ninguna excusa para no donar. 

¿Cómo influye el tabaco o el alcohol en la donación?

Son muchas las personas que no dejan de preguntarse sobre si deberían dejar de fumar o de beber antes o después de realizar la donación de sangre. Para explicártelo correctamente y de la manera más clara, es necesario diferenciar justo esos dos momentos: el anterior y el posterior a la donación. ¡Vamos a verlo! 

+ Momento previo a la donación

En primer lugar, en lo que respecta al tabaco, fumar NO influye a la hora de donar. Es decir, puedes acudir a sacarte sangre para quienes más lo necesitan siendo fumador habitual. Por su parte, cuando hablamos de alcohol y donación de sangre, debes saber que es completamente falsa la afirmación que admite que aquel que bebe alcohol jamás podrá donar.

Pero, eso sí, es cierto que se deben esperar unas horas para hacerlo si has bebido. ¿La razón principal? El consumo de bebidas alcohólicas puede contraindicar la donación y, por ello, es importante esperar al menos 24 horas sin tomar ni una gota de estas bebidas para poder realizar este gesto tan altruista como necesario en la sociedad. 

+ Momento posterior a la donación

Después de realizar la donación de sangre, es recomendable esperar unas horas para volver a fumarse un cigarro y para beber alcohol. ¿Cuánto tiempo? Con dos horas será suficiente para recuperarse, de lo contrario sufrirás la posibilidad de tener mareos y de no encontrarte en perfectas condiciones para continuar con tu vida normal. 

¿Debo tener más precauciones tras donar sangre?

Además de lo que te acabamos de contar unas líneas más arriba, debes saber que tras realizar la donación de sangre el personal presente en la unidad fija o móvil donde hayas realizado la donación se preocupará por tu bienestar. Por ello, no te extrañes si te ofrecen algo de comer para que no te marees y puedas seguir con tu día. 

Serán aproximadamente 10 minutos los que estarás sentada y apretándote el brazo con el que has hecho la donación. Una vez que salgas podrás hacer vida normal, aunque debes tener en cuenta que tu cuerpo acaba de expulsar mucha sangre y necesita un período de recuperación. Por lo tanto, tras donar deberías beber bastante agua y estar unos momentos en reposo. Además, como te decíamos antes, es muy recomendable no fumar ni beber hasta pasadas, al menos, dos horas. En cuanto al ejercicio físico intenso, está desaconsejado hasta 24 horas después de la donación. 

En definitiva, si aún no te has animado a donar sangre te aconsejamos que superes ese pequeño miedo del principio y que des un paso hacia delante. Es un maravilloso gesto que te hará sentir bien contigo misma y, sobre todo, puede salvar muchas vidas