¿Cuánto tiempo tarda en curarse una lumbalgia?

Causas, remedios y prevención del dolor de espalda por lumbago

L. D

Cuando hablamos de lumbago nos referimos a ese dolor que se extiende por la baja espalda y que puede llegar a ser algo difuso. Realmente podemos conocerlo con muchos términos: este que te acabamos de decir, dolor de espalda, lumbalgia, dolor lumbar… 

Es una molestia muy característica que se siente en la parte baja de la espalda y proviene de la columna vertebral, los músculos, los nervios… Esta patología puede aparecer a través de numerosas causas, y es importante ponerle un remedio efectivo a tiempo. Es una dolencia bastante molesta, pero ¿cuánto tiempo tarda en curarse una lumbalgia? Te contamos cuáles son sus principales causas, remedios y prevención.

Causas de la lumbalgia

Una dolencia como la lumbalgia no tiene una razón o causa concreta de su aparición. Es a partir de los 30 años cuando las personas son más propensas a sufrirla, sobre todo si contamos con que existen muchos movimientos, actividades o enfermedades que pueden dar lugar a ese dolor en la espalda.

Entre las más habituales podemos encontrar los movimientos involuntarios, haber dormido en una mala postura, sentarse en mala posición o incluso levantar objetos con mucho peso. Tampoco hay que descartar hacer ejercicio en exceso, una de las causas principales de este dolor. 

La lumbalgia también puede deberse a otros factores, algunos de ellos muchos más graves pero algo menos comunes. Entre ellas se pueden encontrar la osteoporosis, los espasmos musculares, la hernia de disco, infecciones en la columna vertebral, trastornos durante el embarazo o afecciones arrítmicas. 

En cualquier caso, y antes de realizar cualquier diagnóstico, es recomendable acudir al médico y que sea él mismo quien te diga la causa principal de tu lumbalgia

¿Cuánto puedo tardar en pasar la lumbalgia?

Cuando estamos sufriendo ese dolor lo único que pensamos es en cómo aliviarlo. ¡Tranquila! Por norma general no suele durar mucho aunque, como en todo, depende del tipo de persona. En este proceso debemos distinguir dos etapas:

-Primera etapa: La primera dura entre 4 días y una semana, etapa en la que alcanzamos el máximo punto de dolor y después disminuye significativamente. Sin embargo, no llega a desaparecer.

-Segunda etapa: La segunda etapa empieza a partir de la semana y puede extenderse hasta las 4 semanas. En esta sentimos una mejora sustancial aunque no nos hemos recuperado del todo. Si va más allá de ese tiempo debemos acudir al médico para que determine por qué no hemos rematado del todo y qué solución ponerle para conseguir mejorar.

Remedios para tratar la lumbalgia

Para tratar la lumbalgia debes cambiar algunos rasgos de tu forma de vida, sobre todo si deseas ponerle remedio de una manera rápida y muy eficaz. Debes saber que, en un primer momento, debes guardar algo de reposo para aliviar el dolor. Sin embargo, si no tienes otros síntomas como fiebre o debilidad, después de las primeras 72 horas olvídate del reposo absoluto. Algunos remedios para tratar esta dolencia son:

+ Ejercitar la musculatura

Realiza algo de ejercicio físico después de los primeros momentos de esa dolencia. De esta manera, podrás ayudar a que tus músculos hagan su trabajo, se estiren y se contraigan para que la molestia vaya desapareciendo poco a poco.

+ Evita coger peso 

Durante el tiempo que dure la dolencia debes evitar a toda costa coger peso de más. Esto solo haría que la lumbalgia se agravase con el paso del tiempo... ¡Y no queremos eso! Así que, durante unos días, trata de cuidar mucho la zona. 

+ Dormir sobre un buen colchón 

Puede que la lumbalgia haya sido debida a dormir en mala postura, o sobre una superficie que está dañando la espalda. Te recomendamos que revises tu colchón, y si puedes cambiarlo por otro que se amolde a tu espalda mucho mejor. 

+ Cuidado con los zapatos

Durante unos días evita ponerte esos tacones que tanto te gustan. La altura está dañando tu espalda, así que será mejor que los guardes en el armario durante unos días. Apuesta por otro tipo de calzado, y ya verás como el alivio será inmediato. 

+ Masajes aromáticos

Es recomendable darse algunos masajes para calmar la zona, pero ¡cuidado! Debes tener en cuenta que la zona está dañada, así que será mejor que esos masajes te los realice un especialista, como un médico o un fisioterapeuta

+ Cambio del agua caliente a fría

Aplicar calor sobre la zona es esencial, sobre todo en los primeros momentos en los que aparece la lumbalgia. Es recomendable aplicarse baños de frío-calor con hielos para volver a recuperar la zona. 

¿Cómo puedo prevenir la lumbalgia?

Una vez que has pasado los dolores de la lumbalgia, es normal que no quieras saber ni oír hablar de ella. Para que no vuelva a aparecer debes tener en cuenta algunas actividades que haces a diario, y que seguro que pueden estar dañando tu espalda. 

-Haz más ejercicio: Evita a toda costa el sedentarismo. Puedes ponerte la meta de caminar un número de pasos todos los días, o realizar dos veces por semana una actividad como baile o bici.

-Cuida tu postura: Debemos educar al cuerpo para que se encuentre en una postura correcta mientras estamos sentados. Mantener la espalda recta (y no en curva como solemos estar acostumbrados) y los hombros en línea nos ayudará en este proceso.

-Coge peso de forma adecuada: No fuerces la espalda a la hora de coger cualquier objeto. Así, debemos flexionar las rodillas para cogerlo y no lo cargaremos directamente en la espalda ni doblaremos por la cintura solamente.

-Ejercicios de espalda diarios: Si somos propensas a tener dolores de espalda, podemos consultar a nuestro médico algunos ejercicios diarios o semanales para fortalecer los músculos de esta o que nos ayuden a estirarla.

-El peso de tu bolso: En las mujeres suele pasar que llevamos mucho peso en el bolso (o cargamos con el portátil a diario). Este desequilibrio de llevar un peso a un lado más que otro puede propiciar la aparición de dolores de espalda por lo que deberíamos intentar llevar el peso repartido.

-La postura para los viajes: Si viajamos –ya sea en coche, tren o avión- debemos preocuparnos de levantarnos cada poco tiempo a estirar las piernas, pasear durante 5-10 minutos será suficiente para ello.