Sangrado después de ponerse un óvulo vaginal, ¿es normal?

Causas por las que sangras al ponerte un óvulo a causa de una infección

Laura D
Laura D Periodista

Aproximadamente el 75% de las mujeres en edad reproductiva (de los 14 a los 50 años) han sufrido alguna vez una infección vaginal. La candidiasis es más común de lo que pensamos, y se produce por la pérdida del equilibrio entre bacterias y levaduras en el sistema reproductivo. Entre los síntomas más comunes que podemos sentir cuando la tenemos se encuentra el picor extremo, la sensación de ardor en la vagina, malestar al tener relaciones, cambio en el flujo vaginal, enrojecimiento o sarpullido…

Para tratar la candidiasis es común que el médico te recomiende el uso de los óvulos vaginales. Sin embargo, es posible que tras uno o dos días con este tratamiento nos encontremos un pequeño o gran sangrado. Es entonces cuando te preguntas: ¿es normal el sangrado después de ponerse un óvulo vaginal? ¿Debes preocuparte? ¿Por qué ocurre? ¡Tranquila! En Diario Femenino vamos a resolver todas tus preguntas. 

¿Qué son los óvulos vaginales? 

Como decíamos, el medicamento más recomendado ante una infección son los óvulos vaginales. Se trata de una especie de supositorios que se introducen en la vagina con el objetivo de que liberen la sustancia que tienen en el interior de la misma y curen, en este caso, la infección. 

Es muy recomendable adquirir estos óvulos con receta pues, además de que los compraremos por un precio más barato, estaremos asegurándonos de que el médico nos receta exactamente lo que necesitamos y no lo que suponemos que necesitamos. Una vez los tengas, debes conservarlos en un lugar fresco y seco, y tomarte tu tiempo para ponértelos (sobre todo si es la primera vez). Después, solo necesitas seguir el tratamiento tal y como nos han indicado. 

Óvulos vaginales y sangrado, ¿a qué se puede deber?

Vayamos por partes. Lo primero que debemos poner sobre la mesa es el tipo de sangrado que tenemos, pues no es lo mismo manchar con un sangrado rosado a una mancha de sangre roja y abundante. Tampoco es igual que te ocurra durante un día a que se repita durante varios días. Así que, en este caso, para entenderlo mejor dividiremos la respuesta entre los tipos de sangrado y las causas. 

+ Si el sangrado que nos encontramos es rosado y escaso

No hay registros formales que aseguren que el óvulo puede causar un sangrado. Eso sí, a causa de la inflamación que provoca la infección muchas mujeres pueden llegar a notar un ligero sangrado. Pero el flujo rosado solamente será causa de la infección propiamente dicha y no del óvulo vaginal. 

Por otra parte, otra de las causas para este tipo de sangrado ligero podría ser el haber provocado alguna pequeña herida al insertarte el propio óvulo. O, si la vagina está muy seca, la propia disolución del óvulo puede llegar a lesionar de forma minúscula las paredes vaginales. En estos casos el sangrado es ligero y suele durar un par de días como mucho, así que se recomienda seguir con el tratamiento salvo que vaya a más. 

+ Si el tratamiento coincide con la regla

Si has alargado el tratamiento o si justo al empezarlo tienes la regla, entonces el sangrado es normal porque es síntoma de que estás comenzando con la menstruación. En este caso es importante que verifiques que se trata de eso observando el tipo de sangrado, tus síntomas y, obviamente, tu calendario menstrual. Si es así, es recomendable suspender el tratamiento hasta que hayas terminado el período

+ Si el sangrado se vuelve rojizo y aumenta en cantidad

Si ves que el sangrado se vuelve más y más intenso (o desde un principio comienza con un rojo muy vivo) y aumenta en cantidad, entonces sí es recomendable que acudas a tu ginecólogo cuanto antes. De esta manera será un profesional quien te de un diagnóstico rápido y correcto. 

 

En cualquier caso, sea como sea, lo ideal es que acudas a tu médico de cabecera o a tu ginecólogo ya que ellos serán quienes mejor puedan resolver todas tus preguntas. ¡Seguro que te ayudan!