Beneficios y precauciones importantes de la yuca como planta medicinal

Todo lo que la yuca puede aportar a tu organismo

Laura D
Laura D Periodista

Cuando hablamos de dietas variadas y naturales nos referimos a que existen multitud de alimentos que pueden ayudarnos a ampliar nuestro rango de platos. Solo necesitamos dar una oportunidad a nuevos sabores. Por ejemplo, si buscamos aumentar nuestros hidratos en la dieta, la hortaliza de la que te vamos a hablar hoy es perfecta.

Se trata de la yuca, un alimento muy presente en los platos de América Central. su tolerancia a la sequía y a los suelos pobres hacen de ella un alimento esencial para las zonas que cuentan con escasos recursos. Además, su facilidad de producción y la cantidad de beneficios que se pueden obtener de este producto lo convierten en un complemento para introducir en la dieta. 

La yuca, también conocida por el nombre de mandioca, está cargada de fibra, hierro y calcio, además de tener múltiples propiedades como contar con un bajo contenido en grasas y de dotar de mucha energía a quien la consume. ¿Quieres saber cuáles son los beneficios y precauciones importantes de la yuca como planta medicinal? ¡Muy atenta! 

10 propiedades imprescindibles de la yuca

1 Es digestiva

Ya no es que la yuca sea fácil de digerir, que también, sino que a la vez regula nuestro aparato digestivo y ayuda a prevenir problemas estomacales. Además, nos libera de las digestiones pesadas y facilita la absorción de nutrientes y la desaparición de los gases. Por si esto fuera poco, la yuca también cuenta con un efecto saciante, perfecto para las personas a dieta que necesitan reducir la cantidad de comida ingerida.

2 Es antioxidante y depurativa

Por una parte, la yuca facilita el drenaje linfático, reduce el ácido úrico y evita la retención de líquidos y la formación de trombos. Por otra, gracias a la cantidad de resveratrol (un compuesto muy presente también en el vino tinto) que contiene aporta propiedades que ayudan a la juventud de la piel, tiene efectos cardioprotectores, mejora la circulación de la sangre y reduce el colesterol.

3 Fuente de proteínas

Si buscamos una gran cantidad de proteínas para introducir en nuestra dieta, la yuca (junto la patata) puede ayudarnos a ello. Además, es baja en grasas, por lo que nos echará una mano si queremos reducir nuestro peso de una manera saludable.

4 Cuenta con un efecto antiinflamatorio

Muy beneficioso para personas que tienen, por ejemplo, artrosis. La yuca cuenta con un magnífico efecto antiinflamatorio que ayuda a reducir ese tipo de dolores, además de problemas musculares, de tendones y óseos.

5 Es rica en ácido fólico

Aunque estaremos acostumbradas a oír que es buenísimo para las mujeres embarazadas o que están en período de lactancia, lo cierto es que el ácido fólico es necesario a cualquier edad. Nos ayuda a proteger las células sanas, previene la anemia, controla la hipertensión y los síntomas de la menopausia…

6 Apta para celíacos

Al no contener gluten y ser un producto vegetal, la yuca es apta para personas celíacas. Un alimento completo y sano para incluir en la dieta de dichas personas.

7 Regula el metabolismo

Es fuente de vitaminas del grupo B y minerales. Aquí encontramos la razón por la que nos ayuda a regular el metabolismo. Este tipo de vitaminas son las encargadas de mantenerlo equilibrado, controlándolo y conociéndonos será más sencillo, por ejemplo, bajar de peso.

8 Refuerza el sistema inmunitario

Gracias a la cantidad de vitamina C con la que cuenta la yuca podemos encontrarnos más protegidas a la hora de enfrentarnos a infecciones o microorganismos, pues nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico.

9 Cuenta con gran cantidad de calcio y fibra

Destacamos tres pilares en la yuca: el hierro, el calcio y la fibra. En primer lugar, para asegurarnos una salud fuerte y ayudarnos a evitar la anemia. En segundo lugar para un crecimiento sano y fuerte de nuestros huesos y, por último, con una dosis de fibra lo suficientemente alta para eliminar toxinas y residuos y evitar el estreñimiento. Con este valor nutricional se entiende que sea un alimento muy recomendado para deportistas y niños.

10 Buena para la piel

Además de todas las propiedades y usos de los que hemos hablado para el interior de nuestro cuerpo, la yuca también nos ayuda a cuidar el exterior. Sus hojas y su raíz pueden echarnos una mano a la hora de tratar abrasiones, quemaduras e irritaciones en la piel

Lo que no debes hacer nunca con la yuca

La yuca tiene una gran cantidad de beneficios pero también hay que tener cuidado con cómo se consume porque puede tener ciertas contraindicaciones. Por ejemplo, un consumo muy elevado acompañado de alimentos calóricos puede ocasionar un gran aumento de peso. Además, es importante pelarla y cocinarla siempre porque contiene ciertas toxinas perjudiciales para la salud que desaparecen al cocinarla.

¿Por qué sucede esto? Esta hortaliza tiene unas sustancias llamadas glucósidos cianogénicos que cuando se consumen de forma cruda se descomponen en ácido cianhídrico que, a su vez, da lugar a cianuro y acetona. Cuando esto sucede nuestro cuerpo empieza a experimentar ciertos síntomas. Primero leves por intoxicación, como mareos, dolor de cabeza y trastornos del sueño. Cuando esta es más grave o alargada en el tiempo se convierten en hormigueo, debilidad o problemas para ver y enfocar. Podremos evitar todo este proceso si cocinamos la yuca de manera adecuada, eliminando así sus componentes tóxicos.

Receta para triunfar con la yuca y aprovechar sus beneficios

La yuca cuenta con una versatilidad increíble que nos permite cocinarla, freírla, rebozarla, hacerla harina… Y servirla como poste, sopa o acompañamiento al lado de alimentos ricos en proteínas, para contar con una comida equilibrada. A continuación te dejamos una receta para presentarla en una reunión familiar o con amigos a modo de entrante. Es muy fácil de cocinar, te llevará apenas media hora y triunfarás gracias a su sabor, originalidad y sencillez.

Ingredientes (para 6 personas) 

- Medio kilo de yuca

- 4 tazas de agua

- 1 cucharada de sal

- Aceite para freír

Para la salsa:

- 4 cucharadas de aceite de oliva

- Dos cucharadas de perejil picado

- 2 dientes de ajo

- Un chorrito de agua

- 2 cucharadas de jugo de limón

- Una pizca de sal

Pasos para elaborar este rico plato con yuca

Lo primero que debes hacer es cortar la yuca en pequeños palitos, como si se tratase de patatas fritas. Después de ello, deberás coger un recipiente y añadir agua, una pizca de sal y la yuca para dejarla reposar durante, al menos, 40 minutos. 

Después debes sacarla del agua y escurrirla con ayuda del papel de cocina, de tal forma que absorba todo el agua sobrante. A continuación, calienta el aceite hasta que esté perfecto para freír y ve introduciendo los palitos de yuca poco a poco. Termina sacándolos y dejándolos reposar en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante y así no queden demasiado grasientos. 

¿Cómo puedes hacer la salsa? ¡Muy fácil! Echa en un bol el aceite de oliva, el agua, el perejil picado, los dientes de ajo y el jugo de limón. Bate todo a una velocidad media y ve añadiendo la sal al gusto hasta conseguir el sabor que quieras. 

 

¡Listo! Ahora solo queda que disfrutes de la yuca y de todas las propiedades con las que cuenta.