Me siento inferior a mi pareja: cómo evitar este odioso sentimiento

El peligro del complejo de inferioridad en una relación de pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Muchos de los problemas en las relaciones de pareja surgen de la falta de equilibrio e igualdad. Y no solo afecta a la pareja, sino que vivir en la desigualdad puede llevarte a sufrir trastornos emocionales o graves problemas de salud mental. Hay que cuidarse, especialmente en el amor y, por eso, no podemos admitir jerarquías en una relación. Si te sientes inferior a tu pareja, es importante que lo soluciones cuanto antes.

¿Tienes complejo de inferioridad respecto a tu pareja?

No todos estamos en plena forma en todos los momentos de la vida. Por eso, a veces tu autoestima te juega malas pasadas y te encuentras con un sentimiento de inferioridad respecto a tu pareja. Porque te ves que a su lado no eres gran cosa, que él es más atractivo, que tiene un trabajo mejor, que tiene éxito social y laboral, que es más inteligente, más divertido, más ingenioso y más interesante que tú. ¿Te ha pasado alguna vez?

Lógicamente, no tienes de qué preocuparte si este sentimiento de inferioridad se limita a esos días de bajón en los que todo te sale mal, pierdes la esperanza y no encuentras el sentido a la vida. Todos pasamos por momentos puntuales en los que no nos valoramos lo suficiente y estamos desesperanzados y sin ilusiones. Pero hablamos de momentos puntuales, no de un complejo de inferioridad que se mantiene en el tiempo.

En el fondo sabes que nadie es más que nadie, pero no puedes evitar admirar a tu pareja por aquello que tiene o que crees que tiene que es precisamente de lo que tú careces o crees que careces. Te gustaría ser el alma de las fiestas como le pasa a tu pareja, te gustaría tener un buen trabajo como tiene tu pareja, te gustaría ir por la vida con esa seguridad de la que hace gala, te gustaría poder tener una conversación de cualquier tema.

En definitiva, te gustaría ser igual que tu pareja y, ¿acaso no lo eres? Por supuesto que no. Eres diferente a tu pareja, piensa qué aburrida sería vuestra vida si fuerais iguales. Ahora bien, que no seas igual que tu pareja no quiere decir que seas inferior. ¿Te gustaría tener algunas cualidades de esas que admiras en tu pareja? De acuerdo, puedes inspirarte en él para mejorar algunos aspectos, pero no tienes por qué ser como él.

Por qué te sientes inferior a tu pareja

Sin duda, es un problema que te sientas inferior a tu pareja porque se rompe el equilibrio necesario para vivir una relación saludable. Es posible que tu complejo de inferioridad te lleve a una relación tóxica en la que seas muy infeliz y con graves problemas emocionales. Pero espera, que todavía nos queda encontrar los motivos y repartir las responsabilidades.

¿Por qué te sientes inferior a tu pareja? Puede ser una cosa tuya, por supuesto. Puede que seas una persona insegura, con baja autoestima que siempre está comparándose con los demás, incluida tu pareja y, claro, siempre sales perdiendo. También puede ser que tengas tan idealizada a tu pareja que la hayas colocado en un pedestal tan alto al que nunca podrás llegar.

Pero, ¿y si es cosa de tu pareja? Porque puede que te hayas encontrado con una persona narcisista y eso esté afectando a tu autoestima. Fíjate si tu novio te menosprecia sutilmente, si hace referencia a tus supuestos defectos físicos, si te considera intelectualmente inferior a él, si te habla como un maestro o un padre en lugar de como un compañero.

Y tal vez vaya a más. ¿Tu novio te cuestiona abiertamente? Tu comportamiento, tu aspecto, tus decisiones, tus elecciones, tu forma de ser. Puede que también hable con desprecio de tu familia, de tus amigos o de tu trabajo. Puede que tenga una actitud paternalista que te coloca a ti un paso más abajo en su jerarquía. Y puede que entienda las relaciones de pareja como una lucha de poder en la que él tiene que ser el vencedor. Es más frecuente de lo que nos gustaría pensar. Y eso poco a poco va minando la confianza en ti misma.

Las consecuencias de que te veas inferior a tu novio

Cuidado. Porque estás en una relación tóxica que puede tener graves consecuencias para tu salud mental y física. El complejo de inferioridad es algo que debes tratar cuanto antes y mejor si lo haces con un profesional. No tengas reparo en ir a un psicólogo para que te ayude a mejorar tu autoestima y a valorarte más. Y por supuesto, para que detecte si el sentimiento de inferioridad viene de ti o es provocado por tu pareja.

Venga de donde venga ese sentimiento de inferioridad es importante que lo frenes porque es el camino más directo para vivir en una relación de dependencia. La dependencia emocional es una situación desastrosa que te va envolviendo poco a poco como una tela de araña hasta que termina por inmovilizarte. Si te sientes poco capaz, no te atreves a actuar. Si te sientes poca cosa, no te atreves a decidir. Y vas a necesitar a tu pareja para absolutamente todo.

De la dependencia emocional a la depresión va un solo paso. Porque el malestar se va haciendo tan grande que es imposible mirar para otro lado. Y de pronto un día te encuentras como una persona sin valor, sin capacidades y sin fuerzas. No temas, esto se puede arreglar. Esto se puede superar.

Cómo deshacerse del sentimiento de inferioridad respecto a tu pareja

Puede que necesites ayuda profesional para superar ese sentimiento de inferioridad, pero lo primero que deberías hacer sería hablar con tu pareja. ¿Cómo vais de comunicación? ¿Cómo se lo tomará él? Suponiendo que no estés conviviendo con un narcisista patológico, lo lógico es que él también se ofrezca a ayudarte y te valore como te mereces. Que es mucho.

Si tu pareja no se lo toma bien o incluso no se lo toma en serio y te sugiere que tu problema es una tontería, ponte en guardia, porque tal vez no quiera que salgas de tu posición de inferioridad. En este caso, vas a necesitar mucha fuerza para salir de esta situación, una fuerza que se habrá ido reduciendo con el tiempo que has pasado sintiéndote inferior. ¿Estás agotada? Es hora de recuperarte a ti misma.

Mejorar la autoestima es algo que la mayoría de las personas necesitamos en un momento u otro de la vida y es más difícil de lo que parece, ¿verdad? De ahí que sea buena idea acudir a un psicólogo. Pero revisa tu vida, revisa tus logros, revisa tus amistades, revisa por qué te quieren los que te quieren de verdad, revisa las cosas buenas que te han pasado en la vida y verás que cuentas con más recursos emocionales de los que pensabas. ¿Estás lista?

Pues ahora puedes empezar por no compararte. Si te comparas con tu pareja, es posible que también lo hagas con los demás. No te fijes en tu pareja, fíjate en ti, dedica tiempo a conocerte a fondo, a aceptarte tal y como eres y a quererte más y mejor. ¿Has visto cuántas virtudes tienes? Tu familia, tu pareja (si es la pareja que necesitas) y tus amigos podrán recordarte lo maravillosa que eres, por ti misma, sin comparaciones.

Tómatelo con calma, porque modificar un pensamiento irracional como el de que eres inferior a tu pareja lleva su tiempo y su esfuerzo. Pero merece la pena volver a la realidad, darte el valor que mereces y recuperar la confianza en ti misma. Y sobre todo, merece la pena hacer el esfuerzo de vivir en una pareja en igualdad sin guerras y sin jerarquías. Sin sentirte inferior a tu pareja.

Puedes leer más artículos similares a Me siento inferior a mi pareja: cómo evitar este odioso sentimiento, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.