7 trucos para hacer reír a alguien

Cuando una persona está triste hay que saber cómo animarla

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo hacer reír a alguien

Seguro que te ha pasado más de una vez que has visto a tu amiga, a tu hermana, a tu madre o a tu novio muy tristes y te has quedado sin saber cómo consolar a esa persona. Dando por sentado que no tienen ningún problema grave, sino que simplemente es esa tristeza o bajón que a veces nos invade sin ningún motivo concreto, hemos pensado que lo mejor en estos casos es sacarle una sonrisa. Y tenemos algunos trucos para hacer reír a alguien, ¿te animas a ponerlos en práctica?

Originales trucos para hacer reír a alguien

No es fácil sacarle a una persona triste una carcajada, como mucho le sacas una sonrisa con mucho esfuerzo. Y la verdad es que no todos somos cómicos profesionales y cuesta mucho hacer reír a alguien. Pero tenemos algunos trucos y por intentarlo no perdemos nada.

1. Ríete de ti misma

Probablemente la persona que tienes al lado no tiene el ánimo como para reírse de sí misma, pero tú sí que puedes hacerlo. No reírte de esa persona, sino de ti. Cuéntale alguno de tus últimos desastres para que vea cómo relativizas con humor.

2. Ponle una serie de risa

Que generalmente nos enganchemos a dramones no quiere decir que no haya películas o series cómicas muy buenas con las que esa persona triste no podrá evitar soltar una carcajada o, al menos, relajar la tensión.

3. Envía un Whatsapp divertido

También puedes hacer reír a alguien en la distancia, que para algo están las nuevas tecnologías. Si le envías un Whatsapp divertido o algún meme que encuentras en Internet seguro que consigues que se olvide un poco de su pena.

Los beneficios del sentido del humor: cómo hacer reír a alguien

4. Haz un fotomontaje gracioso

Seguimos con nuevas tecnologías y busca en tu teléfono móvil porque seguro que tienes alguna aplicación para retocar fotos. Podéis haceros un selfie y transformar vuestros rostros hasta que no pueda parar de reír.

5. Los chistes hacen reír... ¡casi siempre!

Reconocemos que hay personas que no valen para contar chistes. ¿Eres tú una de ellas? Si es así, no hace falta que se lo cuentes, busca en Internet alguno o incluso ponle en el móvil un monólogo de humor.

6. Reír y hacer el ridículo

Puedes animar a esa persona a hacer el ridículo juntas. Como si no os viera nadie, así que lo ideal es hacerlo en casa, pero podéis bailar o cantar a pleno pulmón para liberar el mal ánimo.

7. Cuenta una anécdota absurda

Seguro que tienes escondida alguna anécdota ridícula de cuando ibas al Instituto o a la Universidad; o tal vez te pasó algo surrealista ayer cuando ibas a la compra. No dudes en ponerle un poco de teatro y deja que sus ganas de estar mejor hagan el resto.

Y tú, ¿cuál es tu truco para hacer reír a alguien?