Ansiedad para todos por la vuelta al cole

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Ansiedad por la vuelta al cole

El verano llega a su fin y el aire se enrarece. No, aún no está cerca el otoño, así que no se trata de algo climático. La vuelta al colegio planea sobre toda la familia como una sombra oscura que genera una ansiedad difícil de frenar. Podemos estar tranquilas porque esa ansiedad desaparecerá al final del periodo de adaptación. Ansiedad para todos por la vuelta al cole.

Ansiedad en los padres por la vuelta al cole

Si ya has superado la depresión postvacacional y los nervios típicos de la reincorporación al trabajo tras un verano estupendo, ahora es el momento de enfrentarte a otro momento de ansiedad, con los nervios a punto de estallar y con la preocupación de no saber si vas a poder hacerlo. Claro que puedes. Se trata de la vuelta al cole de tus hijos que, aunque deberían ser ellos los más afectados, los daños colaterales alcanzan a toda la familia.

La ansiedad por la vuelta al cole que se genera en los padres es fundamentalmente de tipo económico. La duda es cómo hacer frente a todos los gastos. Estamos hablando de adquirir libros, material escolar, ropa, formalizar matrículas...en un breve espacio de tiempo. La clave está en la organización y en la previsión. La vuelta al cole no es una sorpresa y no te puede pillar desprevenida porque ocurre cada año en las mismas fechas.

Lo mejor para evitar los agobios económicos de la vuelta al cole es reservar un dinero cada mes para ese fin. Si lo haces durante todo el año, seguramente la próxima vuelta al cole dormirás más tranquila. Y recuerda que tal vez debáis ajustar vuestros horarios de trabajo para poder atender sin tanto caos a vuestros niños en este nuevo curso.

Ansiedad en los niños por la vuelta al cole 

Si para los padres la vuelta al cole es un momento de ansiedad por el dinero, en los niños la ansiedad es de otra índole. Los nervios por empezar un nuevo curso seguramente más difícil que el anterior, por encontrarse con sus compañeros, por tratar de ser el más popular o, simplemente pasar desapercibo, por recuperar el ritmo perdido durante el verano...

Son muchas las preocupaciones que llenan la mente de los más pequeños cuando se acerca la vuelta al cole. Al igual que ocurre con la vuelta al trabajo de los mayores, los expertos recomiendan empezar la adaptación a los horarios unos días antes, empezando a acostarlos más temprano y no dejarlos dormir todo el tiempo que quieran. Tampoco está de más que en estos últimos día retomen la actividad intelectual haciendo cuadernos de ejercicios con un horario determinado.

Los nervios de la vuelta al cole son inevitables, pero podemos reducir la ansiedad de los niños a base de seguridad y protección. Si dotamos a nuestros niños de la suficiente seguridad en sí mismos, podrán afrontar la vuelta al cole sin miedos y tal vez incluso les haga ilusión retomar la actividad normal.