Soñar con perros pequeños

Este sueño habla de lealtad, amistad y soledad

Laura Sánchez

Qué significa soñar con perros pequeños

Son frecuentes los sueños con animales de todo tipo, desde los adorables gatitos hasta los feroces leones, y todos tienen su interpretación. Si tienes una mascota o te gustan mucho los animales, los ensoñaciones de este tipo suelen ser frecuentes. Soñar con perros pequeños es un sueño que habla de tu necesidad de dar cariño, pero también de lealtad, de amistad y de soledad. En nuestro diccionario de sueños te contamos qué significa soñar con perros pequeños.

¿Qué hay detrás de soñar con perros pequeños? 

Estás en tu casa y te encuentras en tu sofá a dos cachorrillos adorables que te miran con esa intensidad con la que solo pueden mirar los perros. Te enamoras de ellos al instante y la sensación de felicidad es inmediata porque ahora tienes dos perros pequeños a los que cuidar y mimar y con los que podrás olvidarte de la soledad. Tus mejores amigos están ya contigo.

1 Para entender el significado de este sueño con perros pequeños hay que tener en cuenta el simbolismo de estos animales. Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre y la mascota preferida, junto con el gato, por su capacidad para dar cariño, por su lealtad y por la compañía. Pero cuidado, porque tener un par de perritos también es una gran responsabilidad. De ahí que haya que pensar bien antes de traer uno a casa si le vamos a poder cuidar como se merece. 

2 Que en tus sueños aparezcan desde cachorros indica que estás lista para aceptar más responsabilidades en la vida. Tal vez se trata de formar una familia o tal vez quieres parar tu ritmo frenético por otro más estable. Pero sabes que estás preparada para dar cariño y para recibirlo. ¿Y si ahora estás más abierta al amor? Puede que sea el momento de tener una pareja. Este sueño te manda una invitación para que des el siguiente paso y te atrevas a recibir los cambios que puedan llegar en tu vida. 

3 Los perros pequeños que sueñas también hablan de proyectos en mente. Ese tipo de ideas que surgen casi sin querer y que tendrás que ir desarrollando poco a poco, cuidándolas como a tus mascotas, trabajando con ellas, responsabilizándote de todo el proceso. El final es el éxito, cuando ese proyecto sale adelante, cuando esos cachorros se convierten en perros que te apoyan y te acompañan todo el camino.

Ahora que has tenido este sueño es momento de hacerle caso y atreverse a seguir adelante, ¿no crees?