Menstruación escasa: qué significa y cuándo debes preocuparte

Si tienes la regla escasa lo ideal es que acudas al ginecólogo/a

Una menstruación escasa es un período en el cual la duración del flujo de sangre es de dos días o menos o la cantidad del flujo de sangre es inferior a 80 ml. El término médico para referirse a esto es de "hipomenorrea" y cuando la regla tarda más de 35 días en aparecer se le denomina "oligomenorrea" –cuando la regla tarda en aparecer menos de 35 días se puede considerar normal-. ¿A qué se debe que la regla sea escasa? ¿Existe motivo de preocupación? ¡Te lo contamos!

Ciclo menstrual: ¿qué deberías saber?

Como te decíamos, un periodo o menstruación se considera normal o regular si abarca de cuatro a siete días. El periodo usualmente ocurre cada 28 días, sin embargo, los ciclos menstruales se consideran normales siempre que oscilen entre 21 y 35 días. Cuando se salgan de ese parámetro pasan a ser irregulares.

En todo caso, ya sea que tus ciclos son regulares o irregulares, es aconsejable que anotes cuándo te viene la regla en un calendario o una aplicación móvil para que tengas constancia de los días y de cuánto te dura. Así podrás llevar un buen control y detectar a tiempo cuando se produzca un cambio significativo en la cantidad o la regularidad.

Recuerda que si tu periodo es normal no cambiará así como así, pero que es normal que un mes notes más dolor o molestia y que otro en cambio apenas si te sientas mal. Por otro lado, hay que tener en cuenta los síntomas premenstruales: cansancio, calambres, apetito desmesurado por el dulce o lo salado, cambios de humor… ya que muchas veces son más molestos que la propia regla en sí. Eso sí, te recordamos que no hay que normalizar el dolor menstrual. Si te duele, debes acudir a un ginecólogo para que examine tu caso.

Cómo se produce el sangrado vaginal

Los coágulos de sangre pueden variar en una mujer y en otra. Donde unas chicas presentan un sangrado abundante, sobre todo en los dos primeros días, en otras en cambio se muestra mucho más escaso o menos duradero en el tiempo.

Durante la regla el organismo femenino trata de separar una parte de la mucosa uterina innecesaria y retirarla. La protaglandina (sustancias similares a las hormonas) desencadenan las contracciones uterinas. Estas contracciones causan espasmos en los vasos sanguíneos, por lo que todo el revestimiento uterino innecesario se desprende. Los vasos sanguíneos se contraen en el vientre y se dilatan, mientras que las prostaglandinas se producen.

Como resultado, los vasos empiezan a sangrar y se arroja la capa superior del revestimiento del útero. Gracias a las contracciones uterinas la sangre y los tejidos mucosos salen expulsados al exterior del organismo femenino a través de la vagina.

¿A qué se debe la regla escasa? Principales causas 

Cada mujer menstrúa diferente, pero si tienes reglas demasiado escasas o te duran muy poco puedes acudir a tu ginecólogo para saber si estás dentro de lo considerado normal. Aunque si te acaba de venir la regla o estás en la premenopausia no debe haber motivo de preocupación puesto que en un caso es porque la regla se está estableciendo y en el otro es porque poco a poco se retirará y esto hace que los periodos sean más irregulares de lo normal. ¿Qué más motivos puede haber para que una regla sea escasa, ligera o poco abundante en el sangrado?

+ Estrés o un ritmo de vida muy acelerado

Sí, resulta que el estrés, estar sometida a mucha presión en el trabajo o ir con tanta prisa de acá para allá con los nervios encima puede hacer que la regla se desajuste haciendo que sea menos abundante de lo que en verdad debería ser. Y no digamos ya cuando te dan una mala noticia como un despido o un problema familiar o de salud ¡eso es algo que afecta a cualquiera!

+ Cambios bruscos de peso

Subir o bajar rápidamente de peso puede hacer que el periodo pase de ser regular a irregular y de abundante o normal a escaso o ligero. También es causa de ello cambios bruscos en la actividad física, la alimentación o los hábitos de sueño.

+ Uso de anticonceptivos

Los anticonceptivos (incluida la píldora del día después) tienen cierta influencia sobre el periodo o menstruación. No solo lo regula las reglas, también pueden hacer que sean menos abundantes en cuanto al sangrado.

+ Toma de ciertos medicamentos

Si estás tomando medicamentos por problemas en la tiroides u hormonales lee el prospecto pues puede ser que ahí des con la razón de por qué ahora tus sangrados son más ligeros que en los meses anteriores.

+ Problemas de infertilidad

En ocasiones, las mujeres que están en edad reproductiva y tienen reglas escasas deben lidiar con problemas de infertilidad. Con frecuencia, estas mujeres tienen trastornos de equilibrio de lípidos en el organismo, acné, disminución de la libido y manchas rojas en el cuerpo. Las reglas se vuelven escasas y es necesario acudir al médico para iniciar un tratamiento eficaz.

Otros problemas de salud comunes que pueden causar irregularidades en el periodo

Detrás de una regla anormal puede haber estos otros problemas de salud. En todo caso será necesario realizar análisis de sangre y cultivos vaginales para buscar infecciones o trastornos que pueden afectar al sistema reproductor femenino. Por eso es importante que prestes atención a los posibles síntomas y que lleves un apunte con los días de la regla o los meses en los que no te viene.

+ Endometriosis. La endometriosis se produce cuando el tejido endometrial que recubre el útero no se desprende del todo con cada nueva regla. Dicho tejido endometrial queda adherido a los ovarios, a las trompas de Falopio o en el área entre el útero y el recto causando dolores y calambres.

+ Pólipos uterinos o fibroma. Se trata de crecimientos benignos en el forro del útero que pueden causar hemorragia abundante o escasa y dolor durante los periodos además de malestar al ejercer presión en la vejiga o el recto.

+ Síndrome de ovario poliquístico. Es más común de lo que parece y además de afectar a los periodos puede ser un problema a la hora de concebir. Los ovarios producen grandes cantidades de la hormona masculina andrógeno por lo que se crean sacos llenos de líquido (quistes) en los ovarios. Una patología que se asocia mucho con la obesidad, la infertilidad o el excesivo crecimiento del pelo.

+ Enfermedad pélvica inflamatoria. Es una infección bacteriana que perjudica al sistema reproductivo femenino. Las bacterias se extienden hacia el útero y el tracto genital superior afectando también a la regularidad de las menstruaciones.

+ Insuficiencia ovárica prematura. Suele ocurrir en mujeres que padecen cáncer menores de los 40 años y es un claro síntoma de que los ovarios no funcionan correctamente.

En cualquier caso, si notas que tu menstruación es escasa y quieres saber qué significa o cuándo debes preocuparte, lo ideal es que consultes con tu ginecólogo/a ante cualquier duda. El/la especialista será quien se encargue de hacer las pruebas oportunas y así poder descartar o confirmar de qué se trata, comenzando cuanto antes el tratamiento que se te indique según sea tu caso.

Puedes leer más artículos similares a Menstruación escasa: qué significa y cuándo debes preocuparte, en la categoría de Menstruación en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: