Ansiedad por culpa de mi suegra: cuando tu familia política es tóxica

Cómo gestionar el malestar emocional que te provoca la madre de tu pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

Es cierto que te casas con la persona de la que estás enamorada, pero esa persona llega en un pack indivisible con su familia al igual que tú lo haces con la tuya. Eso provoca infinidad de conflictos familiares y los más habituales son entre suegra y nuera. Llevarte mal con tu suegra puede dar pie a infinidad de bromas y chistes, pero lo cierto es que la familia política puede llegar a ser muy muy tóxica y esto se trata de un problema importante. Porque puedes sufrir ansiedad por culpa de tu suegra. Y porque además, una relación difícil con la suegra puede ser motivo de divorcio.

Por qué tu suegra te produce ansiedad

Pero antes de romper tu relación de pareja, antes de que la idea del divorcio se te pase por la cabeza, vas a sufrir todo un infierno a causa de tu familia política. Si te ha tocado en suerte una suegra entrometida que no permite que su hijo tenga su propia vida, también te habrá tocado a ti ser el centro de todas sus críticas.

La ansiedad surge por muchos motivos, pero uno de ellos son las relaciones familiares difíciles o tóxicas. Tu suegra te cuestiona como esposa y como madre, te menosprecia porque no eres suficiente para su hijo y te hunde la autoestima porque nunca estarás a la altura de sus expectativas. Resulta tentador decirte que no dejes que te influya lo que tu suegra diga o piense de ti, pero no es tan fácil.

Y aquí entra en juego tu marido. Porque una cosa es que tú estés segura de ti misma y otra cosa es que cada vez que te encuentres con tu suegra en una comida familiar o cada tarde si os ayuda con los niños, el encuentro se convierta en una batalla campal. Eso desgasta emocional y psicológicamente y corres el riesgo de sufrir un trastorno de ansiedad.

No eres tú la que tendría que sufrir los zarpazos de tu suegra y en eso tu marido no puede quedarse en modo espectador. La relación con tu suegra podría ser cordial si tu suegra estuviera dispuesta. Por el bien familiar, por el bien común, por el bien de tus hijos que son sus nietos. Pero tú sola no puedes cambiar las dinámicas relacionales que tu suegra impone. ¿Qué puedes hacer?

Cómo gestionar la ansiedad por culpa de la suegra

Tu salud es lo primero. Y si la relación con tu suegra te está afectando hasta el punto de estar desbordada por la ansiedad, tendrás que tomar medidas. Es fundamental poner límites y decir NO, pero eso ya lo sabes. Lo que no sabes es cómo hacerlo, sobre todo si tienes hijos y tu suegra tiene que ayudaros con los niños. Además, tal vez ya has probado a poner límites, a dejarle las cosas claras a tu suegra y no ha funcionado en absoluto.

En estos casos en los que la relación entre suegra y nuera se vuelve insoportable, tu pareja no puede quedarse en tierra de nadie. No es que tenga que ponerse de tu parte o de parte de su madre, es que tiene que mediar, tiene que ser él el que ponga los límites a su madre y tiene que ser él el que la haga entender que no se trata de a quién quieres más, sino que todos tienen cabida en esta familia.

No descartes ir a un psicólogo para tratar tu ansiedad aunque sepas que la causante es tu suegra. La ansiedad es un motivo de peso para pedir ayuda sea cual sea la causa. Y tampoco descartes la terapia de pareja para que tu marido sea consciente de su papel en este conflicto. Tu salud mental está en juego, tu matrimonio está en juego y el único que puede hacer algo para mejorar esta situación es el hijo de tu suegra.

Puedes leer más artículos similares a Ansiedad por culpa de mi suegra: cuando tu familia política es tóxica, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.