Agrizoofobia: qué es el miedo a los animales salvajes y cómo superarlo

El pánico excesivo a los animales que viven en libertad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los animales son muchas veces objeto de fobia. Existen fobias específicas hacia algún animal en concreto y también existe una fobia más general hacia todo tipo de animales como es la zoofobia. En el caso de la agrizoofobia el estímulo son los animales salvajes, lo que no deja de ser un trastorno raro debido a la escasa presencia de estos animales en nuestra vida diaria. Si quieres saber más sobre la agrizoofobia o miedo a los animales salvajes, te lo contamos en nuestro diccionario de fobias. ¿Qué es? ¿Cómo superarlo? ¡[email protected]!

Qué es la agrizoofobia

La agrizoofobia es el miedo irracional a los animales salvajes. Remarcamos "irracional" y añadimos "desmedido" porque en realidad tener cierto miedo a un tigre, a un león o a un elefante, por ejemplo, es un miedo adaptativo que responde a una respuesta normal de nuestro organismo. Pero la situación de encontrarte con un animal salvaje no es habitual, ¿verdad?

No estamos hablando de la fobia a los perros o incluso a los gatos. Estamos hablando de un trastorno fóbico cuyo estímulo no está a la orden del día. No es frecuente encontrarte con un cocodrilo por la calle, sin embargo puedes verlo en un documental de la televisión y sufrir todos los síntomas de las fobias.

Síntomas de la agrizoofobia

Los síntomas de esta fobia son los mismos que los de la ansiedad. Ante la sola mención de un animal salvaje, tu mente y tu cuerpo se ponen en guardia para reaccionar frente al peligro. Un peligro que estaría motivado en la vida real, pero que pasa a ser irracional cuando lo que tienes delante es una imagen en una revista o en un televisor.

Como sea, la reacción es la misma que con cualquier otra fobia. En primer lugar está la conducta de evitación, algo que en el caso de los animales salvajes se puede lograr con facilidad. Pero si no consigues evitar esa visión del estímulo, del animal salvaje, es cuando tu cuerpo reacciona con mareos, sudoración excesiva, taquicardia, dificultad para respirar y puedes llegar a sufrir un ataque de pánico.

Causas de la agrizoofobia

Como ves, se trata de una fobia bastante curiosa. Es normal tener miedo a un animal salvaje pero, ¿alguna vez te has encontrado con uno en la vida real? Puede que sí, puede que en el pasado tuvieras un encontronazo en un bosque con un lobo o con algún animal salvaje y lo vivieras con una gran carga emocional negativa. Es una situación que podría explicar el desarrollo de la fobia por experiencia traumática.

Pero en el caso de la agrizoofobia se trata más bien de un temor que surge en tu mente y no en tu realidad. Sufrir un trastorno de ansiedad hace que los miedos se multipliquen y surjan de los estímulos más inesperados. Aquí encontramos otra causa habitual de los trastornos fóbicos.

Tratamiento de la agrizoofobia

Y nos preguntamos, ¿es necesario un tratamiento de la agrizoofobia? Al fin y al cabo, el estímulo que desencadena el miedo no es habitual y puedes pasar toda la vida con esta fobia a los animales salvajes sin que te resulte limitante o incapacitante. Como mucho, tendrás que evitar la visita a un zoológico.

Pero aun así, aunque la agrizoofobia no limite tu vida, sí debes buscar un tratamiento ya que sufrir una fobia es en sí mismo un síntoma de que algo no va bien. La terapia cognitivo conductual es la más eficaz para vencer una fobia, con su trabajo previo para transformar los pensamientos que te llevará a poder modificar esa conducta que realizas por miedo.

Todas las fobias se pueden superar y todas necesitan un tratamiento psicológico para hacerlo. Además se suele recomendar la práctica habitual de técnicas de relajación con el objetivo de reducir el alto grado de ansiedad con el que viven las personas fóbicas.