Plantas medicinales (muy efectivas) para eliminar la tos por completo

Remedios naturales para despedirte de la tos

Laura D
Laura D Periodista

Los cambios bruscos de temperatura pueden hacer que el organismo se enfrente a constipados, catarros, irritaciones de garganta y, como no, la conocida y poco querida tos. Esta última suele ser bastante latosa, difícil de quitar, molesta y habitualmente impide llevar una vida completamente normal incluso dejándote descansar poco. 

La tos es un mecanismo de defensa que tiene el cuerpo para despejar las vías respiratorias. Por eso, tanto si estás enfermo como si te encuentras perfectamente es posible que te cueste deshacerte de la tos del todo. Por eso, para ayudarte en el proceso, en Diario Femenino vamos a darte a conocer algunas plantas medicinales muy efectivas para eliminar la tos por completo y, además, otros muchos trucos que te serán muy útiles. ¡Toma nota! 

7 plantas medicinales para olvidarte de la terrible tos

Hay una larga lista de plantas naturales que pueden ayudarte a combatir este síntoma y, entre ellas, existen algunas que no te resultarán difíciles de encontrar. Para hacerte con este tipo de plantas y raíces en diferentes formas (hierba seca, tintura, aceite...) puedes consultar en supermercados, herbolarios, farmacias y parafarmacias. 

1 Jengibre

Gracias a sus propiedades el jengibre puede ayudar a combatir muchísimas dolencias, así como a eliminar síntomas que persisten como la tos. Tiene propiedades antiinflamatorias y expectorantes, por lo que ayuda a relajar las vías respiratorias consiguiendo aliviar la tos seca.

Para ello prepararemos agua hirviendo con un poco de jengibre rallado. Dejaremos que actúe durante 5 minutos y después colaremos. Por últimos podemos añadirle miel o limón al gusto para mejorar el sabor. En este caso, además de mejorar el sabor seguiremos contribuyendo a eliminar la tos puesto que tanto la miel como el limón pueden ayudarnos a aliviar este síntoma.

2 Aquilea

Es posible que hayas oído hablar de ella más de una vez. La aquilea es una planta medicinal que, antiguamente, era utilizada para curar heridas pero en la actualidad, gracias a sus propiedades astringentes y anticatarrales es utilizada para los catarros y la tos. Ayuda a reducir la fiebre (en caso de tenerla) y, a la vez, aumenta las defensas naturales.

¿Cómo podemos tomarla? Como cualquier hierba, podemos hacer una infusión con la alquilea. De hecho, para aliviar la tos es una de las mejores opciones (además de las inhalaciones) aunque también es posible tomarla en tintura, en forma de ungüento o de aceite para masaje. 

3 Flor de saúco

Heridas, golpes, resfriados… Este tipo de dolencias menores pueden ser tratadas con la flor de saúco, tanto en adultos como en niños. Se trata de una planta diurética que combate el estreñimiento y es depurativa pero, además, es antioxidante, expectorante, antiinflamatiria, anticatarral y antivírica. Por todos estos beneficios, la flor de saúco (en jarabe, decocción o tintura) puede ayudarte a reducir la tos y calmarla hasta su total desaparición. 

4 Raíz de malvavisco

Muy conocida y utilizada por ser un gran tratamiento para la tos y las dolencias garganta, esta hierba reduce la irritación que, en muchas ocasiones, es la culpable de la tos. Se puede mezclar con el tomillo para un tratamiento más eficaz y puede tomarse en forma de jarabe o en infusión. Pero, como todas las hierbas medicinales, no conviene abusar de ella porque puede causar efectos secundarios como malestar de estómago. 

5 Tomillo

Por sus componentes, el tomillo es un antibiótico natural que te va a ayudar a rematar resfriados, catarros, infecciones de pecho, irritaciones y la molesta tos que ellos provocan. Prepárate una infusión de esta hierba antiséptica y tómatela dos veces al día (como te hemos dicho unas líneas más arriba, puedes mezclarla con más hierbas). Cada día puedes tomarte dos vasos de la infusión que te recomendamos a continuación, además de lo que te haya prescrito el médico. Se compra en herbolarios o, si sales al campo, puedes encontrarlo de manera natural, pero siempre que te lleves hazlo de manera sostenible.

6 Eucalipto

Además de las infusiones, los vapores de eucalipto son muy buenos para rematar los síntomas del resfriado y la tos seca. Cuenta con propiedades antibacterianas y ayuda a reforzar las defensas naturales de nuestro organismo. El proceso es muy sencillo: pon a hervir agua en una olla con hojas de eucalipto y, con cuidado de no quemarte, inhala los vapores para limpiar tus vías respiratorias.

7 Regaliz

Es una planta herbácea anti-inflamatoria y expectorante que puede ingerirse en polvo, en tintura o incluso chupando un palo de regaliz. También se puede hervir durante 15 minutos para posteriormente colarlo y añadirlo a una mezcla de miel y limón. Tradicionalmente se ha utilizado para fortalecer músculos y huesos, así como para calmar la sed y la tos.

Otros remedios caseros para combatir la tos

Las hierbas medicinales pueden ser grandes aliadas sin ayuda de antibióticos y químicos. Sin embargo, como bien se han encargado de transmitirnos madres y abuelas, existen otros remedios o trucos caseros que puedes aplicar en tu día a día y que te resultarán eficaces para eliminar la tos. Estos son algunos de ellos: 

+ Miel y limón

La mezcla de miel y limón no solo calma la garganta y disminuye la tos, también puede ayudar a combatir la afonía. Para prepararlo solo debes mezclar 3 cucharadas de miel y 2 de zumo de limón, meterlo al microondas unos segundos y remover bien. Después, puedes ingerirlo a cucharadas y hacerlo por la noche antes de irte a dormir. ¡Notarás los avances enseguida! 

+ Bebe agua

Aparentemente puede parecer que este remedio no te va a ayudar mucho, pero beber agua es esencial para aliviar la tos. El agua ayuda a ablandar la mucosidad para poder eliminarla de una forma más sencilla y, además, mantendrá húmedas las membranas de las vías respiratorias. Aunque debes tener en cuenta que, si tomas cualquier infusión que te hemos contado líneas más arriba, también estas bebiendo agua. 

+ Paño caliente

Este remedio casero también es un gran aliado para eliminar la afonía. Colócate un paño caliente alrededor de la garganta y espera unos minutos. De hecho, puedes intentar hacerlo cuando estés aplicando cualquiera de los otros remedios que te estamos contando. 

+ Humidifica el ambiente

Un ambiente seco contribuye a resecar las vías respiratorias así como al aumento de la tos, por lo que es importante contar con cierta humedad en el ambiente. Para conseguirlo, un humidificador te puede ayudar mucho. 

Algunos remedios caseros para eliminar la tos

+ El ungüento

El ungüento es uno de esos remedios considerados de toda la vida que seguro que habrás escuchado más de una vez. Consiste en aplicarse mentol, eucalipto y ungüentos que lleven estos componentes en el pecho, la garganta y/o la espalda antes de dormir. 

+ Despeja tus vías respiratorias

Como te hemos contado, la tos es una defensa de nuestro cuerpo para despejar las vías respiratorias, por lo que debemos preocuparnos de limpiarlas (cuando esté a nuestro alcance). Realizar baños y lavados con agua de mar o simplemente con agua dulce nos ayudará bastante.

+ Duerme bien

Dormir y descansar es básico para recuperarse de todo, pero la tos es uno de esos síntomas que más te impiden dormir. Aplica algún remedio casero de los que te acabaos de contar antes de acostarte e intenta no dormir en una posición demasiado horizontal (unos cojines debajo de la almohada pueden ayudarte). De esta manera evitarás que la tos te ataque por la noche y no te deje descansar. 

 

Con alguno de estos remedios caseros y plantas medicinales lograrás decir adiós a esa molesta tos que tanto limita tu vida. ¡Seguro que lo consigues! Y tú, ¿conoces algún que otro remedio más?