Enamorada de dos hombres a la vez: ¿es posible?

¿Se puede amar a dos personas al mismo tiempo?

Fátima Gallardo
Fátima Gallardo Terapeuta de pareja

¿Es posible estar enamorada de dos hombres a la vez? Esta es una pregunta que nos ha rondado siempre la cabeza. Ya lo decía el cantante y músico Diego 'el Cigala': "Yo no puedo comprender. Cómo se pueden querer a dos mujeres a la vez. Y no estar loco". Si este es tu caso y no sabes si puede ser real o no que se pueda estar enamorada de dos personas a la vez, ¡presta atención! En Diario Femenino te ayudamos para que entiendas muchas cosas que seguro que te estás preguntando en este momento. 

La diferencia entre enamoramiento y amar a alguien

Lo primero que tenemos que aclarar es qué significa para cada uno estar enamorado, ya que el término puede llevar a error en nuestras conclusiones. Es decir, que lo primero que tenemos que hacer es diferenciar qué es estar enamorado y qué es amar. Y, si queremos hilar más fino, podemos añadir también la importancia de saber qué es atraer, gustar, desear… Y todo nos llevaría a distintas conclusiones. Pero por no complicarlo mucho, solo veremos la diferencia entre estar enamorado y amar.

Estar enamorado es una sensación temporal donde sentimos energía, ganas de estar con el otro, donde mostramos lo mejor, donde viven las ganas de conquistar, conocer. Esta sensación es de corta duración y finita

En cambio el amor es esa situación donde la relación está más asentada. Todo va más despacio y nos conocemos más. Hay planes de futuro juntos y compartidos y también ganas de seguir trascendiendo la relación de pareja.

En realidad, esto de estar en una relación tiene distintas etapas, que muchas veces transitamos en un orden y en otras ocasiones en otro. Y en cada etapa nos van a unir unas cosas y en otras etapas otras cuestiones diferentes.

¿Se puede estar enamorado o amar a dos personas a la vez?

Entender la diferencia entre los términos a los que nos referíamos antes es básico porque si la pregunta es "¿se puede estar enamorado de dos personas a la vez?" la respuesta es no y esto es debido a que el enamoramiento tiene tal energía que no nos permite tener dos focos de atención. ¡Pero ojo! Si la pregunta fuese: "¿se pueden amar o querer a dos personas a la vez?" la respuesta es sí. ¡Esto es posible! Aunque hay que tener cuidado porque no todo vale en esta afirmación.

Helen Fisher, que es una antropóloga y bióloga del amor y la atracción norteamericana, nos habla mucho de ello a través de sus estudios sobre la sexualidad humana, la monogamia, el adulterio, el divorcio, la química neuronal del amor romántico y el apego. Y concluye que esto de amar de otra manera es posible.

Además, Fisher sostiene que los humanos han desarrollado tres sistemas en las relaciones:

- Lujuria: refiriéndose al deseo sexual o la libido.

- Atracción romántica: o lo que llamamos amor romántico.

- Apego: se refiere a los sentimientos más profundos de unión y conexión con una pareja a largo plazo.

Por lo tanto, lo que realmente nos explica es que en nuestras relaciones podemos ir de un sistema a otro, empezar por un sistema unas veces y por otros sistemas en otras relaciones y así a lo largo de nuestra vida.  

Otra cosa es el significado que le damos a esta situación que estemos viviendo al creer que nos hemos enamorado o estamos amando a dos personas. Nos podemos mover en varios escenarios que nos tienen que hacer pensar realmente los motivos, las razones y sobre todo las consecuencias de esta situación.

No es lo mismo decir que tenemos una relación principal estable con un acuerdo de ser una pareja monógama y de repente plantear que nos hemos enamorado de otra persona, que no hemos podido evitarlo y esperar a que nuestra pareja lo entienda o que incluso a nosotros nos suene coherente y, por lo tanto, es una situación que en este último caso conlleva engaño y secreto.

En esta situación las preguntas que nos pueden ayudar a entenderlo un poco mejor es si de manera consciente o inconsciente hemos provocado esa situación o preguntarnos si nuestra relación de pareja principal iba bien y sobre todo si al tener esta relación hemos hecho daño a nuestra pareja, y si podíamos haberlo hecho diferente…

Suena difícil de entender pero tenemos que reflexionar que en estos casos existe cierto grado de voluntariedad para provocar o de continuar ciertos tipos de encuentros. Desde la psicología se asegura que podemos decir que no somos físicamente monógamos, pero si podemos serlo emocionalmente. Piensa… ¿cuál ha sido tu caso?

Siguiendo con esta idea es clave entender la idea de que el amor, y no solo el amor, sino todo lo que deseamos, no siempre hay que "actuarlo", no siempre hay que hacerlo realidad. Hay veces que podemos elegir, mal que nos pese. No es lo mismo desear que actuar ese deseo. No es lo mismo pensar que tal persona es guapa, que terminar quedando o escribiéndonos, aunque como un juego, con esa persona.

Ejercicio para entender mejor si amamos a dos personas a la vez

Un ejercicio muy práctico con algunas reflexiones, que nos puede ayudar a saber si realmente nosotras o nuestra pareja siente como real esa posibilidad de querer a dos personas a la vez es el siguiente…

+ Una primera parte donde nos tenemos que preguntar lo siguiente: ¿cómo está nuestra relación de pareja principal? ¿Necesita algún cuidado? ¿Tenemos alguna carencia?

+ Y nosotras, ¿cómo estamos? ¿Nos encontramos bien, sentimos alguna carencia?

+ En mi actual relación, ¿qué acuerdos hay sobre la monogamia o otras relaciones ?

+ Otra clave es que la persona que dice amar a dos personas pueda entender y admitir que su pareja también ame a otras dos personas.

Según sean nuestras respuestas, esto nos puede ayudar a entender mejor el motivo y sobre todo poder diferenciarlo o no de una situación típica de infidelidad, ya que entonces estaríamos hablando de otra cosa.

El amor en todas sus formas: ¿entonces, te has enamorado de otro?

Debemos admitir que la realidad es que lo que más nos pesa son las creencias y conceptos que tenemos entorno a esta conclusión de amar a dos personas a la vez. Es decir, nuestras creencias sobre el modelo romántico que tenemos porque nos han enseñado que el amor de pareja es único, requiere exclusividad y es finito, cuando realmente en nuestro día a día vemos que existen muchas formas de amar.

¿A qué nos referimos? Lo vemos con el amor a nuestros hijos, que admitámoslo o no es diferente, y no por ello mejor o peor. O el amor a nuestros padres, donde seguramente nos sintamos más cercanos a uno de ellos y no por ello el otro progenitor es de segunda categoría.

Por lo tanto, es como creer que los sentimientos son lógicos y se pudieran controlar. Tenemos ideas locas como que un amor es mejor que otro o la idea de una exclusividad que en muchos casos damos por sentada. Cuando a día de hoy en terapia se recomienda que sea un tema a tratar de forma explícita y clara por las parejas.

Realmente lo complicado es trabajar la relación y el deseo para poder seguir eligiendo a nuestra pareja y no dejarnos llevar por la novedad, sobre todo si lo que hemos elegido es una relación monógama y así lo hemos pactado.

Otra cosa que hay que tener presente son los acuerdos de las parejas para abrir la relación con otras personas como una relación abierta y a los vínculos emocionales como las parejas poliamorosas, que día a día, son más cuestionadas en las relaciones.

Cuéntanos… ¿alguna vez te has enamorado de dos personas? ¿Crees que es posible? Déjanos tu opinión en los comentarios. Estaremos encantadas de leerte.

Referencias bibliográficas: 

  • Fisher, H. (1994) Anatomía Del Amor: Historia Natural De la Monogamia, El Adulterio y El Divorcio. Barcelona: Anagrama.
  • Fisher, H. (2004). Por qué amamos: Naturaleza y Química del Amor Romántico. Santa Fe e Bogotá: Taurus Pensamiento.

Puedes leer más artículos similares a Enamorada de dos hombres a la vez: ¿es posible?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: