Los 10 ladrones de energía según Dalai Lama

Alziur nos da las claves para cambiar nuestra vida

Lidia Nieto

Por la noche recargamos energía cuando nos vamos a dormir y, al día siguiente, si hemos tenido un sueño reparador, nos encontramos con la batería al 100%  Pero a lo largo del día hay ciertas situaciones, circunstancias e, incluso, personas que nos van chupando esa energía.

Si quieres protegerte y saber cuáles son esos agentes externos y propios que te están robando tu energía, atenta a la explicación que nos da Alziur sobre los 10 ladrones de energía según Dalai Lama. 

Conoce a esos ladrones que te roban la energía y sé más optimista 

Si conoces cuálles son los ladrones de energía que te están quitando toda tu fuerza, podrás sacar lo mejor de ti cada día y superar los baches que se te pongan en tu camino; también podrás enfrentarte a las situaciones que se nos presentan a diario, poder ser más optimista, tener una mentalidad más positiva y enfrentarte a todo con buenas vibraciones. ¿Preparada para descubrirlos?  

1 La gente tóxica

2 Las deudas

Es muy agobiante saber que debes dinero a alguien, pero en este caso la solución es muy sencilla y depende de ti totalmente: paga tus deudas. Merece la pena para tu conciencia y para liberarte de esa presión que a veces genera el dinero

3 Incumplir promesas 

Prometer es sencillo y siempre lo hacemos con la mejor intención, pero luego cumplir esas promesas no es tan fácil porque, a veces, se presentan inconvenientes y nos rendimos. Por eso es muy importante pensar las cosas antes de prometer nada, ser muy conscientes con lo que digamos y, sobre todo, con lo que prometemos, porque nos podemos convertir en personas de no fiar. Y no solo es muy importante lo que prometemos a los demás, también lo que nos prometemos a nosotros mismos para no tener la sensación de que dejamos todo a medias, que no tenemos fuerza de voluntad y de que somos unos fracasados. Si no estás seguro de que vas a cumplir algo, no lo prometas; y si lo dices, hay que llegar hasta el final... ¡cueste lo que cueste! 

4 Dejar de hacer cosas que te gustan  

Hay muchas personas que se pasan el día en un trabajo que no es lo que ellos habían querido o soñado, pero tampoco se plantean cambiar porque ese "trabajo" les reporta una tranquilidad y una seguridad. Pero ya que nos pasamos mucho tiempo haciendo cosas que no nos gustan, por qué no invertir tiempo en aquello que sí nos llena y que nos hace felices.  

5  La falta de descanso

Tómate tu tiempo para descansar cuando lo creas conveniente, porque descansar es muy importante para recargar las pilas. ¿Y cuándo hay que actuar? ¡Siempre! Muchas veces dejamos las cosas para otro día porque creemos que ese no es el momento adecuado. El momento adecuado es ahora. 

6  El desorden 

Tanto en lo material como en los espiritual... ¡pon orden en tu vida! Todos cargamos con nuesetra mochila del pasado, pero en ciertos momentos hay que sacar todo lo que hay en esa mochila y que nos impide caminar y abandonarlo para proseguir nuestro camino. 

7 Abandonarse y no cuidarse 

Hay que disfrutar de la vida, hay que cuidarnos desde ya y hay que hacerlo en todos los sentidos, por ejemplo, hay que darnos caprichos en la hora de la comida, pero también hay que comer sano; hay que hacer ejercicio, hay que cuidar la mente y tenemos que llevarlo a cabo desde ya y no cuando sea demasido tarde. Debemos prestar mucha más atención a uno mismo y no abandonarse, porque eso pasa factura.

8 Evitar enfrentarse a cada situación 

Cuando uno se equivoca, tiene que afrontar los errores. Nada de dejar las cosas pasar, hay que apechugar con lo que uno hace y con lo que uno cree y, sobre todo, hay que plantar cara a las situaciones y no esperar a que se solucionen por sí solas. 

9 No aceptar 

10 La ausencia de perdón  

El odio o la rabia está muy presente en nuestro día a día. ¿Nos sirve de algo? Hay que perdonar y evitar esa sensación de rabia. Por ejemplo, un amigo te ha hecho algo que te ha generado un gran dolor. ¿No crees que podrías perdonar y olvidar de corazón ese incidente? También puedes cortar por lo sano y perdonar en la distancia. A nosotros nos gustan que nos perdonen, ¿verdad? A los demás también. 

Siendo conscientes de cuáles son los ladrones de energía, podremos cambiar nuestra vida a mejor. 

Puedes leer más artículos similares a Los 10 ladrones de energía según Dalai Lama, en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.