Llagas en la lengua: remedios caseros para curarlas

El bicarbonato, la sal o el limón pueden eliminar las molestas llagas de la lengua

María Cerrato de la Fuente

Las llagas en la lengua son incómodas y muy dolorosas. Cuando aparecen, determinadas acciones rutinarias de nuestra vida, como hablar o comer, se vuelven un suplicio por el roce de estas heridas con los dientes, un roce que muchas veces acaba inflamando más la úlcera.

Las llagas en la lengua pueden aparecer por múltiples factores, como mordeduras accidentales, virus, alergias, estrés emocional, desequilibrios hormonales, carencia de determinadas vitaminas, alimentos especialmente calientes, picantes, salados o ácidos, por el consumo de determinados fármacos o por una higiene bucal insuficiente. Además, lo normal es que no desaparezcan hasta pasados, al menos, 10 días, aunque en ocasiones pueden llegar a permanecer alojadas en nuestra boca durante más tiempo.

En la farmacia existen varios tratamientos para acabar con estas dolorosas heridas, pero, si no quieres optar por los medicamentos y prefieres una solución más natural y económica, queremos darte los 10 remedios caseros para curar las llagas de la lengua.

10 remedios caseros para curar las llagas de la lengua

+ Bicarbonato: es un remedio antiinflamatorio, que alivia las molestias ocasionadas por las llagas en la lengua y reduce la hinchazón; además, te ayuda a mantener el PH de la boca equilibrado. Solo tienes que formar una pasta mezclando una cucharadita de bicarbonato con agua y aplicarla en la llaga con pequeños toquecitos. Deja que actúe durante 5 ó 10 minutos y enjuágate con agua.

+ Infusión de manzanilla o caléndula: ambas flores tienen propiedades calmantes, reparadoras y antibacterianas. La manzanilla y la caléndula son ideales para combatir las llagas de la lengua. El tratamiento consiste en hervir el equivalente a un vaso de agua, agregar una cucharada pequeña de flores de caléndula o manzanilla y, después de 2 ó 3 minutos, retirar del fuego y dejar reposar. Cuando la infusión esté templada, debes hacer gárgaras con ella.

+ Leche de magnesia: aplica la leche de magnesia con una gasa sobre la llaga y verás cómo, poco a poco, va remitiendo la inflamación y desapareciendo.

+ Cúrcuma: se trata de una especia con propiedades antisépticas perfecta para poner fin a las molestias de las llagas y disminuir su hinchazón. Mezcla media cucharadita de cúrcuma en polvo con una cucharada de miel y aplica la mezcla sobre la llaga con el dedo o una gasa. Deja actuar 4 ó 5 minutos y enjuaga con agua tibia.

+ Enjuagues con agua tibia y sal: la sal todo lo cura. Posee propiedades antisépticas, por ello nada mejor y más económico que tratar las molestas llagas en la lengua con este remedio que todos tenemos en casa. Echa tres cucharadas de sal a un litro de agua y caliéntalo un poco para que la sal se disuelva. Después enjuágate y haz gárgaras con el agua 3 ó 4 veces al día.

+ Hielo: el frío del hielo aliviará el dolor y bajará la inflamación de la llaga. Envuelve el cubito en un trapo fino y aplícalo sobre la herida

+ Yogur natural: el yogur hará desaparecer las llagas de la lengua, ya que contiene microorganismos bacterianos vivos (sin azúcar).

+ Zumo de limón: probablemente sea el remedio que más escueza de todos los que te hemos propuesto, pero también es uno de los más efectivos a la hora de eliminar las llagas. Aplica el zumo del limón sobre el afta y notarás sus efectos.

+ Gel de aloe vera: es cicatrizante y antiséptico. Aplica un poco de gel en una gasa y  ponla sobre la llaga o también puedes preparar un enjuague bucal con el aloe disuelto en agua.

+ Semillas de ciprés: cicatrizan, curan y regeneran el tejido dañado. Hierve 10 semillas y haz gárgaras 2 o 3 veces al día.

Si las llagas persisten o aparecen de forma recurrente, deberás consultar a tu médico.

Puedes leer más artículos similares a Llagas en la lengua: remedios caseros para curarlas, en la categoría de Dolor en Diario Femenino.