Trucos para adelgazar después de los excesos de Navidad

Consejos postnavideños para perder los kilos de más ganados en las fiestas

A no ser que estuvieras a dieta durante Navidad, lo más probable es que hayas aumentado unos kilitos tras los excesos de estas fechas. Las comidas copiosas, los dulces e incluso el alcohol han hecho efecto en nuestro cuerpo, pero en fin, ¡que nos quiten lo bailado! Si hemos aumentado de peso seguro que es porque hemos disfrutado muchísimo durante las vacaciones invernales. Sin embargo, ahora toca volver a la realidad y parar un poco, porque hay que reconocer que no es muy saludable comer siempre así. ¿Excesos? Sí, pero los justos.

En Diario Femenino te damos algunos trucos para adelgazar después de los excesos de Navidad. ¡Apunta!

11 claves para perder peso tras la Navidad

El mismo Día de Reyes empieza ya el remordimiento de esos kilitos que has cogido durante la Navidad. Que si las cenas con los compañeros, que si con los amigos, que si las cenas de Nochebuena o Nochevieja, las comidas de Navidad y Año Nuevo, un poquito de turrón o un mazapán a media tarde, y no nos olvidemos del Roscón de Reyes, el dulce que más engorda de todos los que comemos durante estos días.

Todos esos excesos se pagan cuando llega el 6 de enero y se empieza a pensar ya en el día que comenzaremos a hacer un poco de dieta para volver a nuestro peso ideal. Pero tranquila, a menos que de verdad tengas un problema de sobrepeso, en cuyo caso lo ideal es que consultes con un nutricionista profesional, en realidad los kilos de más tras las Navidades son más fáciles de eliminar de lo que imaginamos. Lo importante es volver a una alimentación equilibrada y saludable, además de cuidar un poco nuestro hígado para desintoxicarlo un poco. Toma nota de estas claves para recuperar tu peso tras las Navidades.

1 Adiós a los dulces navideños

Si todavía tienes una buena despensa de dulces de Navidad en casa, haz una fiesta con amigos (si tienen niños, mejor), donde deshacerte de todo para que puedas comenzar tu vida post vacacional sin tantas tentaciones. En vez de tirarlo, compártelo, así será mucho más fácil.

2 Ponte un reto sin frituras

Las frituras aumentan mucho de peso, además de que cargan en exceso el hígado, por lo que si las eliminas de tu alimentación un tiempo (uno o dos meses) tu cuerpo te lo agradecerá. Prueba nuevas formas de cocinado (horno, plancha, vapor...) y si tienes antojos, busca recetas con las que sustituirlos. Por ejemplo, en vez de papas fritas, haz chips de patata, batata o camote, zanahoria, calabacín o remolacha o betabel. Solo tienes que ponerlos en el horno con algunas especias, un chorrito de aceite de oliva y ya está. ¡Son deliciosos!

3 Sustituye los refrescos y el alcohol por bebidas naturales de frutas

Lo ideal es que tomes agua natural y muy de vez en cuando una bebida de fruta, pero siempre será mejor un jugo natural que un refresco. Usa en tus licuados de frutas una fruta madura que aporte suficiente azúcar (plátano maduro, melón, sandía) y otras de menor índice glucémico para contrarrestar (cítricos, ciruelas, cerezas, peras...). También puedes preparar aguas aromatizadas con frutas y verduras mucho más saludables.

4 Agua con limón en ayunas

Toma un vaso de agua tibia con zumo de limón en ayunas, 15 minutos antes de desayunar. Esto te ayudará a eliminar toxinas.

5 Zumos detox

Desayuna con un jugo detox al menos durante una o dos semanas: piña y jengibre, jugo verde (puede ser de espinacas, apio y manzana), naranja y fresa... Hay muchas combinaciones a elegir. Es importante que no añadas azúcar o si lo necesitas, puedes añadir una cucharadita de miel, de azúcar de coco o estevia. También puedes añadir unos dátiles en sustitución del azúcar, lo que hará de tu jugo una bebida mucho más saludable.

6 Fuera hidratos

Elimina un porcentaje de hidratos de carbono y aumenta proteínas, vitaminas y minerales. Esto significa no abusar de pastas y panes y comer carnes y pescados magros con una buena guarnición de verduras todos los días. Y si te apetecen los hidratos, elige hidratos más saludables como la batata o el camote, lentejas, frijoles, repollo, brócoli, coliflor y las harinas de grano entero (arroz integral, avena, pastas integrales...)

7 Bebe agua

Es la mejor manera de eliminar toxinas acumuladas durante las fiestas de Navidad. Bebé entre un litro y medio a dos litros de agua al día (contando el resto de líquidos que tomas), dependiendo de tu capacidad, recuerda que tampoco se trata de hacer trabajar en exceso los riñones.

8 Infusiones para adelgazar tras la Navidad

Toma un té de manzanilla, anís y poleo menta después de cada comida. Esto te ayudará a hacer mejor la digestión.

9 Haz ejercicio

Acaba de empezar el año, así que es el mejor momento para empezar con mucha motivación una buena rutina de ejercicios. Te ayudará a sentirte activa, olvidarte de la ansiedad por la comida y bajar de peso. De entre todos los ejercicios o deportes que se pueden elegir, lo mejor para empezar a bajar peso son los movimientos aeróbicos, entre los que se encuentran nadar, andar a paso rápido o correr. ¡A moverse! 

Lo más importante de todo es que para empezar la dieta hagas cinco comidas diarias a base de ensaladas, verduras, yogures desnatados, productos sin grasas, etc.

11 Fuera grasas

No comas grasas saturadas que se acumulan directamente en el cuerpo como tejido adiposo. Este tipo de grasas se encuentran presentes en la bollería industrial, la parte grasa de las carnes, los fritos, etc., por lo que evita en la medida de lo posible consumirlas o, si lo haces, con moderación.

¿Te han sido de utilidad estos consejos para adelgazar después de Navidad? Déjanos tus comentarios, ¡te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Trucos para adelgazar después de los excesos de Navidad, en la categoría de Adelgazar en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: