Dieta post Navidad para adelgazar y desintoxicar tras los excesos

Es el momento de replantearnos los buenos hábitos alimenticios

Beatriz Martínez
Revisado por Paola Cóser, Nutricionista, el

Llega el día de Reyes, se terminan las navidades y ahí que estás tú otra vez con esos kilos de más que tan poco te gustan y esos remordimientos que no te dejan ni a sol ni a sombra. Hacer dieta o no hacerla, es la cuestión.

Debes tener en cuenta que en las fiestas es normal el aumento del consumo de alimentos ricos en grasa y carbohidratos de mala calidad, además de un aumento de bebidas más calóricas. Si bien es importante el autocuidado alimenticio en esta época, cuidando la porción de comida y teniendo opciones más saludables en la medida de lo posible, es probable que quieras hacer una dieta tras la Navidad.

Una dieta post Navidad para adelgazar y, sobre todo, desintoxicar tras los excesos, puede ser un error si no se hace correctamente. ¿La razón? Puede llevar a una alimentación restrictiva generando desorden desde el punto de vista fisiológico, una inadecuada conducta alimentaria y una mala relación con la comida. 

¿Qué puedes hacer? ¿Cómo hacer bien una dieta después de Navidad? En Diario Femenino te lo contamos. 

Cómo volver a mis hábitos alimenticios después de Navidad

Durante las navidades y las muchas celebraciones que hay no decimos que no a nada, y eso quiere decir que no nos privamos de nada: comidas copiosas, alimentos grasos, dulces, bebidas a base de alcohol... y claro, cuando todo esto termina y volvemos a la realidad y a la rutina, nuestros vaqueros, que no se abrochan ni a la de tres, nos dicen que igual nos hemos pasado un poco. ¡No hay problema que valga ni tampoco dramas!

¿Sabías que, según la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, durante las Navidad podemos llegar a engordar entre 2 y 5 kilosLo ideal es no obsesionarse con los kilos. Al final los kilos son solo una referencia que no indica nuestro estado de salud. Lo que sí te ayudará a saber si estás sana, es la elección de alimentos que haces cada día y las porciones que comes, teniendo en cuenta tus sensaciones de hambre y saciedad. 

No es necesario volver algo restrictivo para buscar ese objetivo de salud y bienestar. No hay que comenzar cualquier dieta 'rara' que nos dice que solo podemos comer un alimento o que debemos estar en ayunas tantas horas, eso no va con nosotras, ¿verdad? Mejor optemos por algo que sí funciona y que además es muy saludable para nuestro organismo. Dicho esto, vamos a ver qué podemos poner en práctica para mejorar ese bienestar que hemos perdido en las fiestas.

1 Bebe abundante agua cada día

¿Sabes lo que puedes hacer para acordarte de que tienes que beber agua? Puedes poner tu botella o tu vaso en un lugar de la casa o de la ofi por el que pases varias veces al día. Por ejemplo, si estás en casa, lo dejas sobre la mesa de la cocina y, cada vez que vayas o pases por allí, bebes un poco. Estar perfectamente bien hidratados es el primer paso para ayudar a recuperar las funciones de nuestro organismo, como la sensación de saciedad, mejorar la función intestinal y evitar sentirnos fatigadas.

2 Toma alimentos ricos en fibra

Los alimentos ricos en fibra son los que nos van a ayudar a lograr nuestro objetivo. ¿Qué cuales son esos alimentos? Pues verduras como la lechuga, las espinacas o las acelgas. Zanahorias, espárragos, calabaza, patatas, brócoli, judías verdes, legumbres... y que además puedes cocinar de formas riquísimas. Y, como complemento para tomar entre horas, nuestras aliadas las infusiones

Puedes elegir infusiones o té como boldo, té verde, diente de león, cola de caballo, jengibre, etc., al tomarlas templadas te darán más sensación de saciedad, además de ayudarte a mantener hidratada y de ayudar al proceso inflamatorio, que se da luego de pasar varias semanas teniendo exceso de comidas y una inadecuada selección de alimentos. 

3 Ojo al desayuno, ¡no te lo saltes!

Si tienes el hábito de desayunar, continua con el mismo. Lo mejor es que no intentes pasar a un ayuno intermitente radical, ya que esto genera en la mayoría de los casos malestar en tu organismo. 

El desayuno ideal es que tenga un poder saciante, así que no te olvides de elegir un pan integral rico en fibras, muesli y/o una fruta, algo de proteína (queso, huevo, yogur o leche) y, por último, algún tipo de grasa de buena calidad como AOVE, o frutos secos o semillas. 

4 ¿Y para la cena? ¿Qué me puedo preparar para perder peso después de las navidades?

En primer lugar, intenta cenar lo más temprano posible, comienza con adelantar 1 hora la cena, de esta manera las digestiones son mejores y tu cuerpo descansa mejor, algo muy importante para estar con energía al día siguiente y no comer de más. En las cenas puedes incluir una proteína de origen animal o vegetal y siempre acompañada con verduras, ensaladas, sopas o cremas. 

5 Incluye en tu dieta post Navidad frutas y verduras de temporada

¿Te has dado cuenta que en todos los consejos que llevamos hasta ahora hemos nombrado varias veces las frutas y las verdura? Son otro elemento clave para una dieta post-Navidad de éxito. Vale que un día acompañes tus platos de una patata frita, pero que siempre siempre haya algo de verdura y una pieza de fruta para tomar entre horas o como postre. ¡Tu estómago te lo agradecerá!

6 Los alimentos de tu dieta deben ser variados

No vale comer siempre lo mismo. Si te gustan las infusiones adelante, pero cambia de vez en cuando. Lo mismo debes hacer con los alimentos principales, un día carne, otro pescado; un día huevo cocido, otro tortilla; un día calabaza, otro calabacín y zanahorias... Cada grupo o tipo de alimento tiene muchas propiedades maravillosas para tu organismo, ¡no te pierdas ninguna!

7 Y como alimentos a evitar tenemos...

Los tipos de alimentos que siempre es ideal reducir en frecuencia de consumo y en cantidades de porciones: 
  • Bollería industrial.
  • Azúcares.
  • Grasas saturadas.
  • Fritos.
  • Precocinados.
  • Harinas refinadas.
  • Refrescos, en especial los que tienen mucha azúcar.
  • Carnes procesadas entre los que se incluyen los embutidos y la comida basura
  • Alcohol

Recuerda que durante el resto del año todos estos alimentos son para tomar solo de vez en cuando.

8 ¿Cuántas comidas diarias necesitas?

Cuidado con caer en las trampas de las dietas milagro que nos prometen perder no se cuántos kilos casi de un día para otro. Y mucho ojo también con errores de principiante como comer mucho en las navidades y casi nada durante las semanas de después.

La frecuencia de comidas pueden variar según tu ritmo del día, puedes hacer entre 3 a 5 comidas, lo más importante es que te conozcas lo suficiente ya que llegar a una alimentación restrictiva de comer menos de lo habitual puede ser un disparador a los atracones. 

Lo suyo es desayunar, tomar algo a media mañana, comer, merendar y, para acabar el día, una cena ligera que, por cierto, no debe ser muy pegada a la hora de irse a dormir para que puedas hacer bien la digestión.

9 Ejercicio semanal, que tampoco te falte en tu plan

¿Qué más podemos hacer para recuperar la energía, la vitalidad y poder estar en forma? Pues lo que ya te sabes de sobra, incluir el deporte en nuestro calendario semanal. No tienes por qué salir a correr todos los días sino te gusta, mejor opta por un ejercicio o deporte que sí sea de tu agrado y que hagas a modo de entretenimiento, ¡será un rato solo para ti!

Tips extra para que tu dieta post-Navidad sea todo un éxito

Y para terminar, unos consejos extra que seguro te ayudan y te sirven de motivación:

+ Se constate, de nada te vale empezar un día y dejarlo al siguiente.

+ Piensa que no eres la única, los excesos son parte de las fiestas así que prácticamente todo el mundo necesita volver a planificar su alimentación.

+ Comer sano no quiere decir aburrido, solo tienes que dedicarle tiempo y echarle una pizca de imaginación.

+ Volver a estar en forma no es algo que sucede de un día para otro, pero volviendo a comer sano sentirás más vitalidad, bienestar y tu cuerpo te lo agradecerá.

+ Los alimentos que incluyas en tu dieta que tengan nutrientes esenciales para que tengas la máxima energía.

+ Cambia los rebozados por los platos elaborados en el horno y/o a la plancha.

+ No te pases con los lácteos. Sí, pero con uno o dos al día es suficiente.

+ Ordena tu despensa y tu nevera, haz una lista de la compra y no vayas al súper con hambre pues acabarás comprando lo que no debes.

+ Si te comes un día un dulce o una hamburguesa, ¡no te sientas culpable! es parte de un plan de alimentación.

Ya tienes listo tu plan de alimentación post-Navidad, ¿lista para empezar?

Puedes leer más artículos similares a Dieta post Navidad para adelgazar y desintoxicar tras los excesos, en la categoría de Adelgazar en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: