¿Eres una persona altamente sensibles (PAS)? Sus 9 características

¿Qué significa ser una persona altamente sensible?

El término de Personas Altamente Sensibles (PAS) fue acuñado por la doctora Elaine Aron en la década de los ‘90. Autora del libro “La persona altamente sensible” que fue y sigue siendo un gran éxito, Aron describe en él el concepto de PAS

Define a estas personas como altamente empáticas e intuitivas, con una gran capacidad para conectar con las personas. Según la autora, entre el 15 y el 20% de la población general sería PAS.

Pero, ¿qué más sabemos sobre las PAS? ¿Cuáles son otras de sus características y cómo podemos relacionarnos y entenderlas mejor?

9 características de las personas altamente sensibles

¿Cómo es una persona altamente sensible? Os dejamos 9 de sus características:

1 Sienten con mayor intensidad

Una de las características de las personas altamente sensibles es, como su propio nombre indica, la intensidad a la hora de sentir. Esta mayor sensibilidad les lleva, además, a ser personas más intuitivas. En este sentido, Ted Zeff, autor de “The Highly Sensitive Person’s Survival Guide”, afirma que se trata de personas muy intuitivas, que llegan al fondo de las cosas para llegar a descubrirlo todo.

2 Son reactivas emocionalmente

Si bien es cierto que todas las personas reaccionamos a los eventos y a las situaciones que vivimos, tanto de forma emocional como cognitiva y conductual, las PAS reaccionan de forma aún más intensa. Esto les lleva a ser más empáticas y a preocuparse más por los demás.

3 Son muy observadoras

Otro rasgo que las caracteriza es la facilidad para observar el entorno y para darse cuenta de aquellas cosas que a otra persona le pasarían desapercibidas. Así, se fijan mucho en los detalles, observan y analizan con mayor facilidad que el resto, y son capaces de percibir matices casi imperceptibles para otros (y, además, de forma más rápida).

4 Son propensas a la ansiedad o a la depresión

Ser PAS no solo implica aspectos positivos; así, estas personas pueden ser más propensas a sufrir ansiedad o depresión cuando viven situaciones complicadas. Por otro lado, es importante saber que las experiencias traumáticas en la infancia pueden afectarles más que al resto y propiciar que su sistema nervioso esté más reactivo y, por lo tanto, aumenta la probabilidad de padecer ansiedad.

5 Son hipersensibles a los sonidos o al caos

Aunque no siempre, lo cierto es que muchas personas altamente sensibles pueden ser hipersensibles a los sonidos fuertes o desagradables. De esta forma, este tipo de sonidos pueden molestarles más, porque su umbral de sensibilidad es más bajo

También pueden ser más sensibles al caos y al desorden, por ejemplo, y, además, pueden fatigarse antes en situaciones estimulantes o en actividades que requieran un alto nivel de activación.

6 Son intuitivas

La intuición se define como aquella habilidad que nos permite conocer, comprender o percibir algo del entorno de forma clara e inmediata, sin que intervenga la razón. Todas las personas somos intuitivas, en menor o menor grado. Pero las personas altamente sensibles tienen la intuición especialmente desarrollada

En línea con lo ya comentado, además de ser grandes observadoras, son capaces de percibir con rapidez los detalles y matices del entorno y, a partir de ello, generan hipótesis o afirmaciones sin que medie la razón.

7 Lloran y ríen con facilidad

Otra de las características de las PAS es su facilidad para llorar o reír. Al sentir las emociones de forma más intensa, están más cerca de “desbordarse” emocionalmente, ya sea a través de la risa o del llanto.

Esto se debe al hecho de que, con frecuencia, tienen las emociones a flor de piel. El llorar o el reír, en realidad, les permite liberar esas emociones y destensarse.

8 Se involucran mucho en las cosas

Las personas altamente sensibles, en general, tienden a involucrarse mucho en las cosas que les importan. Viven la vida con intensidad y esto tiene mucho que ver con su manera de vincularse con el mundo, las personas, las cosas… 

Las personas que no son PAS pueden involucrarse mucho con las cosas, es cierto, pero no lo hacen con tanta frecuencia ni facilidad, en comparación con una PAS.

9 Tienen muy desarrollada la empatía

La empatía es la capacidad para ponernos en el lugar del otro y las personas altamente sensibles tienen una empatía muy desarrollada. No les cuesta en absoluto conectar con los demás, emocionarse con sus historias, sentir compasión, conectar con el dolor y el sufrimiento ajeno (entenderlo, vivirlo...), etc.

Esta “hiper” empatía a veces puede resultarles abrumadora, porque al empatizar tanto con el otro, van “cargando” su mochila emocional y eso a veces les puede desbordar. Sin embargo, si aprenden a modelar ese “exceso” de empatía, puede resultarles muy útil para entender a los demás y vincularse de forma profunda con las personas. Esto puede resultar muy beneficioso en profesiones como la medicina o la psicología, donde el trato con el paciente resulta primordial.

Cómo relacionarse y entender mejor a una persona PAS

¿Cómo tratar a una persona PAS? Tampoco es que las PAS deban tratarse de una forma “específica”, pero sí es cierto que hay algunas ideas clave que nos pueden ayudar a conectar más con las personas de estas características

+ Prioriza su descanso

Las personas altamente sensibles necesitan, en general, descansar más. Esto se debe al hecho de que tienen un sistema nervioso más desarrollado, que reacciona con más intensidad a los estímulos; por ello, al sentir tanto las cosas, se irritan y se cansan con mayor facilidad. Es por ello que será importante tener en cuenta que deben descansar más.

+ Respeta sus ritmos

En línea con el punto anterior, otra idea a tener en cuenta es el respeto de los ritmos de una persona PAS. Respetar sus ritmos implica escuchar qué necesitan y adaptarnos a ello (siempre de forma conjunta con la otra persona, que también deberá adaptarse a nosotros).

+ Cuida la comunicación

Cuidar la comunicación con una persona PAS implica dirigirnos a ellas de forma pausada y tranquila, ya que muchas veces los ruidos les molestan. No hace falta hablar bajito, simplemente, moderar el tono y el volumen de la voz.

+ Empatiza con ellas

Las personas PAS se sienten muy agradecidas cuando alguien empatiza con ellas, porque es precisamente lo que hacen más con los demás; empatizar. Además, muchas veces, al sentirse tan abrumadas por las cosas, necesitan “desahogarse”, soltar… 

+ No presiones

Intenta no agobiar en exceso a la persona PAS proponiéndole mil planes a toda velocidad; como decíamos en un punto anterior, será importante respetar sus ritmos, sus descansos… 

Tampoco es buena idea presionarlas con que tomen decisiones rápido o con que expliquen sus cosas íntimas de forma prematura. Quizás a una persona que no es PAS todo esto no le afectaría, pero a alguien que se abruma tan fácilmente le puede agobiar mucho.

+ La importancia de la flexibilidad

Estas ideas clave pueden servirte de guía, aunque no debemos enfocarlas como algo a aplicar de forma estricta. Además, entendemos que las relaciones siempre deben ser equilibradas y las dos partes deben “negociar” cómo desean ser tratadas

También es importante que todos los miembros de la relación (ya sea de pareja o un grupo) se sientan libres de expresar sus necesidades, sean o no, PAS.

Y tú, ¿te sientes identificada con estas características? ¿Crees que podrías ser una persona altamente sensible? ¿Cómo te afectan las cosas?

Ser PAS no es algo bueno o malo; sencillamente, es una manera de ser, de funcionar y de sentir. Conocer los puntos fuertes y débiles de este tipo de personas te permitirá conocerte mejor a ti misma (si eres tú la PAS) o bien conectar y entender mejor a las personas PAS. 

“La sensibilidad levanta una barrera que no puede salvar la inteligencia.”
-Azorín-
 

Referencias bibliográficas:

  • Aron, E. (2996). El don de la sensibilidad. Obelisco.
  • Pardo, R. (2018). Personas altamente sensibles. Desclée de Brouwer.

Puedes leer más artículos similares a ¿Eres una persona altamente sensibles (PAS)? Sus 9 características, en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: