Los peligros de ser hipocondríaca

Los peligros de ser hipocondríaca

Es natural tener miedo a la enfermedad; nadie quiere ponerse enfermo ni sufrir dolor, así que una cierta preocupación por nuestro estado de salud es lógica. Pero cuando el temor a ponerte enfermo domina toda tu vida y cuando ves en cada molestia corporal un síntoma de una enfermedad grave, es que eres una persona hipocondríaca. Y los riesgos de la hipocondría son muchos y afectan a todos los ámbitos de la vida.

El enfermo imaginario

Que la salud es uno de nuestros bienes más preciados es algo que sabemos bien; y que en ocasiones deberíamos tomarnos más en serio nuestra salud y evitar algunos de los hábitos perjudiciales y tormentos a los que sometemos a nuestro organismo. Las personas hipocondríacas no es que sean bien conscientes de la importancia de la salud, sino que les crea una preocupación excesiva.

Y es que las personas hipocondríacas tienen comportamientos obsesivos dominados por la aprensión y son más proclives a padecer trastornos como la ansiedad y la depresión. La hipocondríaca cree que ese dolor de cabeza con el que se ha levantado es síntoma evidente de un tumor cerebral, o que el resfriado que arrastra desde hace unos días refleja un cáncer de pulmón.

La angustia consume a las personas hipocondríacas por su convencimiento a estar sufriendo alguna enfermedad grave, mientras las personas que tienen a su alrededor ni le dan importancia ni se lo toman en serio. Pero esa atención constante y obsesiva a las señales que emite el cuerpo lleva a la persona hipocondríaca a alejarse un tanto de la sociedad, sumida en la incomprensión que produce su situación.

Riesgos de la hipocondría

Es muy frecuente relativizar el problema que tienen las personas hipocondríacas. Sin embargo, la hipocondría puede afectar, y mucho, a su vida. El miedo irracional genera ansiedad y un sinfín de fobias, además de limitar bastante las actividades diarias para evitar posibles riesgos. Esa es la gran contradicción de las personas hipocondríacas, que en su obsesión por evitar la enfermedad, no se dan cuenta que ya tienen una: la hipocondría.

También afecta la hipocondría al ámbito laboral, ya que debido a sus frecuentes y variados síntomas, estas personas pasan una gran cantidad de tiempo en situación de baja laboral. Por no hablar de los problemas de pareja que se pueden ocasionar; si la convivencia en circunstancias normales ya es difícil, convivir con una persona hipocondríaca puede convertirse en un verdadero sufrimiento.

La hipocondría es una enfermedad en sí misma que necesita de un tratamiento psicológico para que desaparezca. Lo que ocurre es que es muy difícil diagnosticar a un hipocondríaco, cuando además se ve alentado por las particularidades de la vida moderna. Hoy en día, cualquier persona puede identificar los síntomas de una enfermedad, hacerse un autodiagnóstico y, llegado el caso, automedicarse sin salir de casa. Todo ello gracias a Internet.

Laura Sánchez  •  jueves, 21 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x