Vientre hinchado después de comer: causas y soluciones rápidas

Di adiós a la hinchazón abdominal con estos consejos

Laura D

Causas del vientre hinchado

Seguro que más de una vez has acabado de comer y no solo estás llena, sino también pesada. Sientes el estómago hinchado y no te encuentras bien pero tampoco lo relacionas con nada que hayas comido, pues te pasa bastante a menudo.

La barriga hinchada es algo más común de lo que parece, y son muchas las personas que han padecido esta dolencia en más de una ocasión. Te contamos todo sobre el vientre hinchado después de comer, sus causas y soluciones más rápidas. ¡Toma nota! 

5 causas de la hinchazón abdominal después de comer

1 Causa: Comer muy deprisa

No nos damos cuenta, la comida está rica y tenemos prisa (o llevamos la prisa en el cuerpo). ¡Comemos demasiado deprisa! El estómago tarda unos 20 minutos en tener sensación de saciedad y si no le damos tiempo, cuando nos lo quiera indicar habremos comido demasiado. Nos habremos empachado

Por otra parte, al comer tan rápido tragamos mucho más aire y no mezclamos bien los alimentos con la saliva. Y por esta razón los alimentos llegan casi intactos a nuestro sistema digestivo, lo que hace que estemos más hinchados después a causa de los gases

+ Solución

Por suerte existe una solución rápida y sencilla, aunque nos cueste un poco aplicarla. El proceso será el siguiente: comeremos despacio, es decir, masticaremos bien cada bocado para que nuestra saliva sea la que realmente empiece el proceso de la digestión. Tragaremos y saborearemos la comida. Además, al principio quizás tengas que medirte el tardar esos 20 minutos en comer, hasta que te acostumbres al ritmo que debes llevar.

Notarás que te sacias antes, porque das tiempo al estómago a indicarte que está lleno. Así reducirás la ingesta de alimentos de más. Ponte, además, la comida que vayas a comer en un plato para que tú seas consciente de lo que vas a ingerir y no pierdas la cantidad.

Hinchazón abdominal

2 Causa: intolerancia a algún alimento o proteína

Cada vez es más común ser intolerante, por ejemplo, a la lactosa o al gluten. Eso provoca digestiones muy pesadas. Pero, sin llegar a ser intolerante, hay a ciertas personas que les resulta muy pesado comer determinados alimentos, como por ejemplo la lechuga, o les cuesta hacer la digestión con el ajo.  Todas estas pequeñas intolerancias hacen que estemos muy hinchados, retengamos líquidos, tengamos dolores de cabeza…

+ Solución

Observar cuando nos pasa y con qué alimentos nos ayudará a conocer un poco mejor nuestro cuerpo y a eliminar de nuestra dieta aquellos que no nos sienten bien. También es importante acudir al médico y contarle lo que nos sucede por si tuviera que hacernos pruebas de intolerancia.

3 Causa: Mucho gas

Nos encanta beber refrescos con gas o mezclarlos con alcohol. Sin embargo, olvidamos que estos son los más azucarados, suman calorías e llenan la tripa de gases. 

+ Solución

El remedio más rápido y efectivo es también el más sencillo: elimina esos refrescos de tu dieta. Haciendo este simple gesto te sentirás muchísimo mejor desde el primer momento que comiences. Intenta sustituirlos por otras bebidas, como zumos o refrescos sin gas. 

4 Causa: Ritmo muy sedentario

El ritmo diario de oficina y los fines de semana de sofá y película después de comer pueden hacernos llevar una vida muy sedentaria. Si a esto le sumamos que, los días que descansamos, bebemos más y comemos más cantidad (sobre todo si sales por ahí o te juntas con familia y amigos) el resultado es un estómago hinchado que no nos deja ni movernos. 

+ Solución

Debes acostumbrarte a hacer más ejercicio entre semana, como por ejemplo una hora, o dar un agradable paseo durante los fines de semana. Te sentirás mucho mejor al momento. Además, si la hinchazón abdominal es causada por los gases, moverte te ayudará a eliminarlos rápidamente. 

5 Causa: La dieta

Lo que comemos es importante e influye en nuestra salud. Por eso, comer a base de fritos y salsas no es bueno, pero tampoco lo es hacerlo a base de alimentos refinados. Todo esto favorece la aparición de gases en el abdomen causados por la pérdida de fuerza digestiva.

+ Solución

Transforma tu dieta introduciendo poco a poco algunos alimentos integrales. Esto no significa que te pases al otro extremo radicalmente, sino que dotes de mayor diversidad de alimentos, vitaminas, minerales y fibra a tu organismo.