El tiempo que debes llevar brackets: cuidados útiles para tus dientes

Qué son los brackets y cuándo podrás quitártelos

Beatriz Martínez

¿Te han puesto brackets y tienes miles de dudas sobre ellos? ¿Sabes para qué sirven exactamente? La ortodoncia se aplica a quienes necesitan corregir una mordedura deficiente, además de para corregir problemas de madíbula. Se trata de uno de los tratamientos más usados hoy en día, sin embargo hay muchas cuestiones que hay que resolver al respecto. Una de ellas es el tiempo que debes llevar los brackets, así como algunos cuidados útiles para tus dientes antes y después de este tratamiento. Presta mucha atención, no dejes de leer porque los brackets dejarán de tener secretos para ti. ¡Mira, mira! 

¿Qué son los brackets y para que se utilizan?

Los brackets se utilizan, principalmente, para corregir una mordedura deficiente, es decir, para evitar que los dientes estén amontonados o torcidos. Los brackets son, por lo tanto, un tratamiento específico de ortodoncia y, como ya sabes, consiste en poner unos cuadrados de pequeño tamaño pegados a los dientes y unirlos a través de un hilo. Este tipo de ortodoncia se suele poner entre los 8 y 14 años, que es cuando se observan anomalías en la mordida. No obstante, es un tratamiento que se puede poner a cualquier edad.

En cuanto al tipo de brackets que existen, están los metálicos o convencionales, los transparentes (cerámicos, zafiro), los autoligables y los linguales. Será el especialista quien te indique los más adecuados para ti.

Como te decíamos antes, los brackets se usan sobre todo para solucionar posibles deficiencias en la mordida, sin embargo, cabe señalar que corregir la mordida y la posición de los dientes será necesario para evitar caries, enfermedades de las encías, desgastes del esmalte dental y problemas de mandíbula.

Si me pongo brackets, ¿cuánto tiempo voy a tener que llevarlos?

He aquí la pregunta que se hace todo el mundo cuando le dan la noticia de que se tiene que poner brackets. Dar respuesta a esta cuestión no es fácil, el tiempo de uso de los brackets va a depender del motivo por el que se ponen, de cómo en concreto estén los dientes y de cómo vayan evolucionando una vez se inicie el tratamiento.

Lo más común es que entre los 12 o 24 meses el problema esté solucionado y los brackets se puedan quitar con total confianza. Recuerda que será el dentista quien te indique cuándo tus dientes están preparados para abandonar los brackets.

La duración de los brackets según cada caso de ortodoncia

Veamos un poco más en detalle el tiempo de uso de los brackets según cada caso de ortodoncia.

- Cuando se trate de dientes poco apiñados en los que la mordida apenas se ve afectada, el tratamiento puede estar completo en unos 6 u 8 meses.

- En los casos en los que los dientes estén bastante amontonados, el tratamiento con brackets puede llegar a exceder de los 2 años. No obstante, se debe evaluar de vez en cuando para ver si se está logrando el objetivo deseado.

- Cuando se trate de dientes incluidos, también llamados dientes retenidos, es decir las piezas que no han salido pero que están dentro del hueso, el tratamiento puede alargarse más del año, dependiendo de las piezas en concreto a tratar.

¿Cuándo empezaré a notar los resultados de los brackets?

Una vez que tenemos resuelta la duda del cuánto tiempo se tienen que llevar los brackets, es hora de ver esta otra, ¿cuándo se empiezan a ver los resultados? Los expertos hablan que ya desde el primer mes se puede notar una gran mejoría en la posición de los dientes así como en la mordida y la posición del arco.

Si quieres ir dándote cuenta del proceso de ajuste de tus dientes, una buena idea es hacer una foto de los dientes antes de ponerse los brackets, al mes de tenerlos, a mitad del tratamiento, justo antes de quitártelos y una vez te los has quitado. ¡Verás cómo se nota la diferencia!

¿Cómo cuidar los brackets y los dientes mientras dure el tratamiento?

Para que el tratamiento de brackets de el resultado esperado hay que seguir una serie de cuidados:

+ Extrema y cuida la higiene todo lo que te sea posible. Lava los dientes y los brackets y lleva una buena rutina de cepillado después de cada comida. Usa enjuague bucal al menos una vez al día.

+ El cepillo que uses ha de ser de calidad, flexible y blando, es decir, uno especial que se adapte a la ortodoncia y con el que puedas llegar a limpiar todos los huecos que quedan entre dientes y brackets.

+ Si así te lo recomienda tu dentista, utiliza un cepillo interdental. Te será de gran ayuda para quitar restos de comida de la cavidad bucal donde no puede llegar el cepillo convencional.

Después del tratamiento con brackets, ¿qué cuidados debo seguir?

Al finalizar tu tratamiento con brackets verás que tus dientes están sanos, bien alineados y súper bellos. Para que sigan así siempre y no vuelvan a la tendencia de antes de apiñarse unos encima de otros, tendrás que llevar unos retenedores. Los retenedores son una especie de posicionadores que hacen que los dientes sigan en el lugar que han quedado tras llevar brackets durante un tiempo.

En cuanto a la higiene, podrás comer los mismos alimentos que antes de usar brackets, pero recuerda que deben ser lo más saludables posibles y que debes seguir con la misma rutina de cepillado de dientes después de cada comida. Incluye en esa rutina el enjuague y el hijo dental. 

¡Misión cumplida! Ahora ya sabes cuánto tiempo tendrás que llevar los brackets y los cuidados que has de seguir antes y después del tratamiento.

Puedes leer más artículos similares a El tiempo que debes llevar brackets: cuidados útiles para tus dientes, en la categoría de Higiene en Diario Femenino.