Cuando la Navidad es un infierno: tips para no amargarte las fiestas

Consejos para que estos días se pasen rápidos

Tamara Sánchez

Lo normal es ver el mes de diciembre como el mes mágico de la Navidad, donde todo es fiesta, días en familia y buenas intenciones. Ir de compras pensando en las personas que queremos pone la guinda a los buenos sentimientos, y escuchar villancicos nos gusta y nos une. Pero no todo es tan bonito para muchas personas, en ocasiones hay gente que siente la presión de estar alegre, cuando en realidad no lo está. Quizá seas una persona que no te gusta la Navidad y que la encuentras como una temporada difícil, por lo que quieres que pase lo más rápido posible. No te preocupes, existen algunos consejos para que no te amargues en estos días tan especiales.

Tips para no amargarte en Navidad

- Acepta que no a todo el mundo le gusta la Navidad. Esto no significa que seas un Grinch, simplemente debes aceptar tus sentimientos. Si te sientes como si debieras estar feliz, no lo fuerces si no lo sientes. Cuando aceptes tus sentimientos te sentirás mejor porque te quitarás una máscara que los demás te están imponiendo, sin necesidad de conflictos.

- Mira el lado bueno de las cosas. Aunque no te guste la Navidad no tienes por qué estar mal, intenta mirar el lado bueno de las cosas. Disfruta de las luces, de las reuniones en familia, de los regalos, ¡déjate querer!

- Acepta la realidad. Quizá no te guste la Navidad por algún hecho que haya pasado en tu vida y que no puedes cambiar. Quizá eches de menos a alguien y por eso no puedes disfrutarlo del todo. Pero recuerda que no puedes cambiar las cosas que has pasado y estando triste y mal no conseguirás que las cosas vuelvan a ser cómo te gustaría que fuesen.

- No tienes que ser perfecta. Si te sientes agobiada porque irán personas a comer a tu casa y eres la anfitriona, recuerda que no tienes que ser perfecta. Eres una persona que tiene sus límites como todo el mundo, no intentes mostrar quien no eres. Pero que tu gente vaya a tu casa a cenar o a comer es una buena oportunidad para sentirte un poquito mejor contigo misma.

- No estés sola. Aunque tengas el impulso de quedarte sola en Navidad, intenta no hacerlo. Puedes seleccionar las personas con las que quieras pasar estas fechas, pero hazlo. Comparte el tiempo con las personas que te importan y verás cómo te sentirás mucho mejor, ¡casi por arte de magia!