Libros de autoayuda para superar la ansiedad, ¿funcionan?

No es un psicólogo, un manual de autoayuda es una herramienta de reflexión

Laura Sánchez

Libros de autoayuda para la ansiedad

Sabemos que superar la ansiedad no es fácil, que se necesita recorrer un largo camino hasta aprender a manejar esa ansiedad que nos impide ser felices. Pero a lo largo del camino nos vamos encontrando multitud de recursos que nos pueden ayudar a conseguirlo. Sin embargo, no todos los recursos funcionan igual. Lo que es adecuado para unas personas puede no resultar en otras. Y una de esas ayudas para la ansiedad más polémicas son los libros de autoayuda.

¿Son eficaces los libros de autoayuda para la ansiedad?

En el mercado encontramos infinidad de títulos que hacen que parezca muy fácil superar la ansiedad. Esta supone la primera crítica a esos libros de autoayuda que nos gritan desde las librerías que nosotras mismas, con la ayuda de ese libro, podemos liberarnos de la ansiedad. Y resulta que la ansiedad no se supera con leer un libro.

De entre esos manuales de autoayuda existen libros más adecuados que otros, pero todo dependerá de cómo se entienda el libro. Es decir, cada persona puede interpretar lo que se dice en el libro de una manera diferente y, al no tener un terapeuta al lado que nos vaya indicando si vamos por el camino correcto, poco podremos hacer si interpretamos el mensaje erróneamente.

Esto no significa que debamos descartar los libros de autoayuda como método de apoyo en el tratamiento de la ansiedad, sino que lo que no debemos descartar en ningún caso es la terapia psicológica. Los libros de autoayuda pueden ayudarnos con la ansiedad, pero nos ayudarían mucho más si el libro que escojamos viene recomendado por nuestro terapeuta que es, al fin y al cabo, quien más sabe de nuestro problema de ansiedad.

Para qué sirven los libros de autoayuda para la ansiedad

Si los libros de autoayuda siguen levantando suspicacias entre ciertos sectores médicos y en los propios afectados por la ansiedad es por dos motivos. El principal motivo es que, muy frecuentemente, nos encontramos con libros que son verdaderas estafas, que juegan con el equilibrio emocional de las personas y cuyo único objetivo es que el autor se lucre. Es por eso que conviene que el libro de autoayuda que nos vaya a servir de apoyo en nuestra recuperación sea recomendado por un profesional.

El segundo motivo de sospecha es la poca utilidad que se aprecia en la mayoría de los casos. Pero aquí debemos romper una lanza en favor de estos libros de autoayuda. Su escasa efectividad es debido a al concepto erróneo que tenemos de estos libros. Un libro de autoayuda no es un psicólogo, ni tampoco un tratamiento para la ansiedad, ni un remedio para calmar los nervios. Un libro de autoayuda en una herramienta de reflexión.

Como más vamos a sacar provecho de un libro de autoayuda es si nos lo tomamos como una guía que nos ayude a identificar las claves de nuestro problema de ansiedad. Además, también podemos encontrar en los libros de autoayuda palabras de aliento en las que apoyarnos cuando creemos que todo está perdido. Solo por eso, merece la pena refugiarse en los libros de autoayuda, eso sí, sin pensar en ningún momento que ahí está el secreto de nuestra recuperación.