Pensamiento suicida por ansiedad: buscamos otra solución

¡Siempre hay alternativas!

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Terminar con el sufrimiento. Es lo único en lo que puede pensar una persona que lleva conviviendo una larga temporada con los trastornos de ansiedad. Evidentemente, hay mil soluciones para terminar con la ansiedad, pero no siempre recibes el apoyo que necesitas o no consigues dar con el tratamiento más adecuado.

Aunque el suicidio está más relacionado con la depresión, la ansiedad también puede generar pensamientos suicidas, como única alternativa para escapar de esa realidad distorsionada, catastrófica y terrible que percibes con la ansiedad. Lo más importante es prevenir los pensamientos suicidas. Porque siempre hay otra solución.

De la ansiedad al suicidio

No puedes más. Llevas tanto tiempo sumida en ese estado de agitación, con los nervios como inseparables compañeros, la angustia, la presión en el pecho, ese dolor de cabeza que nunca se va. Y el miedo, sobre todo, el miedo a que todo salga mal. Incluso ese miedo a morir. Tal vez es lo mejor. Acabar con todo y dejar de sufrir.

Estos pensamientos suicidas, estas ganas de morir para que poner fin al sufrimiento por la ansiedad es más frecuente de lo que pensamos y se entiende mejor si se analizan algunas de las consecuencias de sufrir alguno de los trastornos de ansiedad durante mucho tiempo. Porque la realidad desaparece para dejar paso a una agonía.

Hay muchas personas que por no haber buscado ayuda o por no haberla encontrado, llegan a una situación insostenible. Los problemas de ansiedad pueden descontrolar tu vida hasta el punto de hacerte perder trabajo, amigos y familia. Así que no es extraño, que en algún momento no puedas más y decidas terminar con todo. Pero podemos asegurarte que el suicido no es la mejor salida para tu ansiedad.

Recuperar las ganas de vivir

Tal vez te estés preguntado qué sentido tiene vivir en ese estado, en una vida que no eres capaz de controlar, que ni siquiera eres dueña de tus pensamientos, porque están dominados por los nervios, la preocupación y la angustia. Efectivamente, no tiene ningún sentido vivir así. Por eso vamos a seguir adelante luchando contra la ansiedad.

En este punto, seguramente no tengas fuerzas para seguir luchando. ¿Ya lo has intentado todo? Seguro que no. El tratamiento psicológico para la ansiedad te proporciona las herramientas que necesitas para ver la luz y alejar tus pensamientos suicidas. Y los grupos de apoyo te permiten conocer personas que han estado en tu situación, que te comprenden a la perfección y que han conseguido superar la ansiedad. Que han conseguido recuperar las ganas de vivir.

Tú también puedes hacerlo. Tú también puedes recuperar la ilusión y las ganas de hacer cosas, de hablar con la gente, de abrazar, de reírte, de caminar, de leer. Todo eso puede volver a tu vida en cuanto aprendas a manejar la ansiedad. Si hasta ahora no lo has conseguido, no te desanimes, puede que no hayas dado con el tratamiento adecuado. Pero si lo intentas una vez más seguro que lo conseguirás.

Puedes leer más artículos similares a Pensamiento suicida por ansiedad: buscamos otra solución, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.