7 señales obvias de que estás a la defensiva

Si saltas a la mínima puede que estés a la defensiva

Laura Sánchez

Conoce las señales de que estás a la defensiva

La forma en la que nos relacionamos con los demás dice mucho de nuestro estado emocional. Hay épocas en la vida en las que ser feliz parece algo demasiado lejano y por diferentes problemas actuamos como si todo fuera una amenaza. ¿Estás a la defensiva? Si últimamente todo te molesta, si estás perdiendo amistades, si tu relación de pareja se desmorona o las discusiones en familia son de lo más habituales, atenta a las señales de que estás a la defensiva.

Señales que indican que estás a la defensiva

Algunas personas viven con una coraza permanente que mantiene alejados a los demás, pero la mayoría de las personas atravesamos épocas en las que estamos más sensibles o más inseguras y nos ponemos a la defensiva.

Puede ser por un desengaño amoroso, por traumas infantiles, por heridas sin curar, por estrés, por problemas de ansiedad o, simplemente porque la relación con la otra persona no es buena.

Cuando estás a la defensiva

1. Cuando estás a la defensiva interpretas las palabras de forma negativa

Seguro que te ha pasado más de una vez, que te encuentras a alguien y te dice: "qué bien te veo". Y tú inmediatamente piensas que o te está mintiendo y tienes un aspecto horrible o que es una crítica porque tu vida es tan fácil que no tienes ningún problema.

2. Las situaciones también se interpretan a la defensiva

Y no solo las palabras, las situaciones también las interpretas de forma negativa. Si te invitan a cenar te sale cierto complejo de inferioridad, si te ceden el asiento en el autobús te sientes demasiado vieja o si tu pareja te llama para ver qué tal estás crees que está invadiendo tu intimidad.

3. Cuidado con el sarcasmo

Estar a la defensiva es una actitud de la que no te das ni cuenta, pero atenta si en tu vida diaria utilizas demasiado el sarcasmo. No lo confundas con sentido del humor o con ingenio, especialmente si ese sarcasmo lo utilizas para lanzar hachazos más o menos sutiles contra los demás.

4. No necesitas explicaciones

Las personas que están a la defensiva no necesitan explicaciones, prefieren interpretar lo sucedido a su manera y con esa interpretación se quedan. No hay comunicación, no hay posibilidad de perdón o de una explicación porque ya saben perfectamente lo que ha ocurrido.

5. Confundir debatir con discutir

Uno de los mayores peligros de las personas que están a la defensiva es en la comunicación. No hablamos únicamente de la pareja, sino de cualquier tipo de relación. Si para ti no existe el debate, si cualquier intercambio de opiniones termina en una discusión airada, es posible que estés a la defensiva.

Cómo saber si estás a la defensiva: las señales

6. Algo personal

Estar a la defensiva te perjudica tanto a ti como a los demás. Una de las señales más evidentes es que todo te lo tomas como algo personal, con la sensación de que todo el mundo te está atacando o que el universo conspira contra ti.

7. Las críticas cuando estás a la defensiva

¿Cómo llevas las críticas? Si estás a la defensiva es posible que cualquier comentario que te hagan sobre mejorar tu rendimiento en el trabajo o incluso si alguien de tu entorno te comenta que te ve irascible, te caiga como un jarro de agua fría y termine en un enfado monumental.

Y tú, ¿estás a la defensiva?