Que el lenguaje corporal no arruine tu entrevista de trabajo

7 gestos que pueden arruinar una entrevista de trabajo

Lidia Nieto

7 gestos que pueden arruinar una entrevista de trabajo

Llega el gran día: la entrevista de trabajo a la vista. Tienes todo preparado: el traje que vas a ponerte, el peinado que llevarás, las respuestas que darás cuando te digan que destacarías de ti y hasta has impreso un currícululm vitae para llevarlo en papel. Pero, ¿has practicado qué harás con tus manos en la entrevista de trabajo? ¿cómo saludarás a la persona que te va a realizar la entrevista? ¿Te acordarás de no cruzar los brazos? El lenguaje corporal transmite mucha información de ti, por eso hay que cuidar pequeños detalles como los descritos anteriormente si no quieres arruinar esta entrevista de trabajo que tanto estabas esperando. 

El poder del lenguaje corporal en una entrevista de trabajo 

¿Sabías que tu lenguaje corporal también expresa emociones? Si estás triste, si estás contenta o si eres un flan que intenta no tambalearse mucho. Atenta a ciertos gestos que solemos realizar sin darnos cuenta y que pueden llevarte al éxito o al fracaso en una entrevista de trabajo. 

Evitar el contacto visual

El hecho de tener la mirada perdida durante una entrevista de trabajo hace que la otra persona se lleve una imagen poco acertada de ti, pensando que eres de poco fiar. Consejo: practica con algún amigo o conocido. 

Mostrarse inquieto

Es algo muy típico, y es que el estrés que nos genera enfrentarnos a una entrevista de trabajo hace que nos mostremos inquietos y hagamos movimientos con las manos, dedos, cabeza o piernas. Tocarse el pelo, la nariz u otro tipos de gestos indican inseguridad. Consejo: cruza tus manos y colócalas delante de ti mientras no estés hablando, así evitarás movimientos espontáneos. 

entrevista de trabajo

No sonreír

¿Qué piensas cuando algún desconocido por la calle te sonríe? Te quedas con buen sabor de boca, ¿verdad? Aplica esto a una entrevista de trabajo y sonríe la primera vez que veas a la persona que te va a entrevistar, también durante el desarrollo de vuestra conversación y al final. Te ayudará a reducir el estrés y la ansiedad ante este momento. De lo contrario, pensará que eres infeliz y poco sociable. 

Débil apretón de manos 

Un débil apretón de manos genera sensaciones negativas en el otro, como poco entusiasmo por el puesto y cierta desconfianza y conformismo. Antes del gran día, aprieta la mano de algún familiar y practica para que no sea muy flojo, pero tampoco demasiado fuerte, y cuando lo hagas, ¡mira a los ojos de la otra persona siempre!

gestos en una entrevista de trabajo

Encorvarse

¿Quieres transmitir que eres una mujer fuerte y poderosa? ¡Ojo a tu postura! Los entrevistadores se fijan mucho en este detalle de encorvarse porque es muy característico de gente débil y con autoestima bajaConsejo: cuidado cuando te sientes. Sitúa tu espalda contra el respaldo de la silla y el culete bien para atrás.¡La entrevista ya puede comenzar, tú ya estás preparada! 

Cruzar los brazos

La angustia que se crea por saber cuál será el resultado de este proceso de selección hace que muchas veces el entrevistado cruce los brazos, adoptando una actitud defensiva, ¿pero si no te están atacando? Consejo: coloca una mano encima de la mesa y, la otra, en tu regazo, pero siempre que sea vea. ¡Nunca escondas las manos!  

Asentamiento de la cabeza continuados

Durante las entrevistas de trabajo es difícil controlar los movimientos de nuestra cabeza y tendemos a moverla haciendo el gesto de sí. ¿Sabes qué significa este acción? Que buscas y necesitas la aprobación del otro. También que no te estás entendiendo bien lo que te están contando o que ni siquiera estás escuchando. Consejo: controla este gesto e intenta solo asentir con tu cabeza un par de veces para transmitir el mensaje de que te ha quedado todo claro. 

Cómo dar una buena impresión en una entrevista de trabajo 

buena impresión en una entrevista de trabajo

¿Qué hacer entonces? Aquí tienes cuatro simples consejos que te garantizarán una buena impresión en tu próxima entrevista de trabajo:

+ Cuando entres en tu "futura empresa", mantén una postura recta y erguida. Esto hará que los demás te vean como una persona con autoestima, segura y con capacidad para desempañar tareas de alta responsabilidad, si fuese el caso. 

+ Muestra sentimientos y emociones. Si el entrevistador te cuenta algo divertido, no te quedes parada y estática, refleja que ese comentario te ha parecido agradable. 

+ Escucha con atención. Realiza pequeños movimientos (no puedes parecer un bloque todo el rato), mira a los ojos del entrevistador, haz un resumen de lo que te ha dicho o pregunta dudas que tengas de vez en cuando (tampoco es cuestión de abusar) para mostrar que estás activa en la conversación y que te estás enterando de todo lo que te dice o cuenta. 

+ Deja una buena impresión. Al terminar, no tengas prisa en salir de la sala. Coge tus pertenencias con tranquilidad, da la mano a la otra persona y sonríe antes de decir adiós. El recuerdo que dejes será muy positivo.