Soñar con perder el tren: atenta a las oportunidades que se escapan

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los medios de transporte o incluso los viajes son protagonistas habituales de los sueños y tienen interpretaciones muy útiles. Es el caso de soñar con perder el tren, un sueño que habla claramente de pérdida de oportunidades pero con una interpretación que puede ser muy alentadora. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar con perder el tren.

No te preocupes al perder el tren de tus sueños

Puede que te parezca un sueño horrible, de mal augurio o incluso una pesadilla. En efecto, perder el tren no deja de ser una oportunidad perdida tanto en tu vida real como en tu vida onírica, pero reflexiona porque no se trata de un drama. El significado de este sueño en el que pierdes el tren es claramente negativo, pero puedes darle la vuelta fácilmente.

Pierdes el tren, o pierdes el avión o pierdes el autobús. Da igual, porque al llegar tarde acabas de perder la oportunidad. ¿De qué? De hacer el mejor viaje de tu vida, de encontrarte con tu pareja, de volver a ver a tus amigos de hace tiempo, de reunirte con tu familia o de llegar puntual a tu trabajo. Todas esas cosas y más pueden ocurrir cuando pierdes el tren.

No te dejes llevar por la tristeza ante el significado negativo de este sueño en el que pierdes el tren. Piensa en lo importante. Los trenes pasan continuamente, otro tren vendrá y podrás subirte en él. Tal vez este nuevo tren tenga otro destino diferente del que tenías planteado en un principio. Y tal vez ese destino diferente te haga más feliz, te guste más y lo disfrutes más.

El sentido de este sueño no es que te quedes lamentándote por las oportunidades perdidas. Todos perdemos oportunidades en la vida, pero logramos atrapar otras, las siguientes, como el siguiente tren que pasará y tú estarás allí lista y con todas tus fuerzas para subirte y llegar al punto exacto al que quieres llegar.