Así se interpreta cada color en los mandalas: significados armoniosos

Descubre qué dice de tu estado de ánimo el mandala que pintas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si te gusta pintar mandalas ya conocerás los beneficios de esta técnica aparentemente tan simple que es capaz de conectar con tu interior a través de los colores. Si las formas de los mandalas son importantes, tanto o más son los colores que eliges, ya que representan tus emociones. Esas emociones que tienes guardadas salen a la luz al pintar uno de estos dibujos. ¿Quieres saber cómo se interpreta cada color en los mandalas? En Diario Femenino te contamos cuáles son los significados más importantes y armoniosos de cada tonalidad. ¡Toma nota!

Qué significan los colores en los mandalas

Profesores, psicólogos y coaches recomiendan colorear mandalas para evaluar según sus posibilidades el estado de ánimo de la persona que los pinta. Aquí te descubrimos algunos de los significados de los colores que aparecen en tus mandalas.

+ Azul: es un color ambivalente que puede representar un estado de ánimo positivo repleto de confianza y calma interior, pero al mismo tiempo puede estar alertando de cierta tristeza y melancolía que se ha instalado en tu ánimo.

+ Rojo: una explosión de energía es lo que te está pidiendo tu interior. Apasionarte, por alguien o por algo, intensidad, arrebato y euforia. Pero cuidado, que si el color rojo de los mandalas invita a la acción, tal vez se trate de una expresión de agresividad o peligro.

+ Verde: el color de la naturaleza en los mandalas habla de curación, tal vez es el momento de sanar esas heridas emocionales. El verde es un color en equilibrio y sin estridencias en tu interior. ¿O tal vez estás buscando un gramo de esperanza en tu vida?

+ Amarillo: es el color de la luz, como cuando estás recuperándote de un trastorno emocional. Es también el color de la inteligencia, de la alegría y de las relaciones sociales. ¿Estás ya lista para poner un toque de amarillo en tu vida?

+ Violeta: el color violeta, morado o púrpura representa tanto la magia como la sexualidad. ¿Ya sabes cómo sacar toda la magia que llevas dentro o tal vez se trata de ese deseo que crece y crece dentro de ti? En cualquier caso, el violeta en los mandalas transmite una sensación de poder que notarás enseguida.

+ Naranja: este color tan estimulante y tan lleno de energía también representa la confianza en ti misma. El color naranja en los mandalas te da seguridad, mejora tu autoestima y, de paso, aumenta tu creatividad.

+ Negro: que algunas zonas del mandala estén pintadas de negro debería alertarte de tus miedos, esos que te tienen paralizada y no te dejan continuar. Aunque tal vez lo que buscas es un toque de misterio y un tiempo en soledad.

+ Marrón: el color de la tierra en los mandalas no es muy vistoso, pero eso no le quita la fuerza y la robustez a tus valores que, al fin y al cabo, es lo que estás intentando expresar con él.

+ Gris: este color no es uno de los más alentadores para pintar un mandala. Dudas, indecisión, bloqueo mental, falta de ilusiones... En definitiva, es el color de la pasividad y de la falta de energía.

+ Dorado: este color de oro representa un estado superior de consciencia. Lo utilizan mucho las personas altamente sensibles en sus mejores días porque indica lucidez, sabiduría y amor por uno mismo.

+ Rosa: ¿Te sientes agradecida? Al menos así lo muestra el rosa en el mandala. Agradecida a la vida por todo lo que te da cada día, por tus amigos, por el amor que das y que recibes. Y, sobre todo, por la calma y el sosiego.

Cuéntanos de qué colores pintas tus mandalas y sabrás qué emociones tienes que trabajar para ser más feliz.