Cómo tener un sueño lúcido esta misma noche (paso a paso para lograrlo)

¿Es posible controlar los sueños?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

A veces es difícil separar la realidad de un sueño. A veces soñamos despiertos y otras veces nos mantenemos conscientes cuando soñamos. Menudo lío, ¿verdad? Todo esto viene a cuenta de los sueños lúcidos, un tipo de sueños de los que mucha gente habla mientras el resto se queda con la duda de si es un superpoder o una fantasía. Esta vez, en nuestro diccionario de sueños, te vamos a contar cómo puedes tener un sueño lúcido esta misma noche, para que tú tengas el control de lo que sueñas. Toma nota del paso a paso para conseguirlo.

Qué es un sueño lúcido

Los sueños lúcidos son esos sueños en los que estás consciente y en los que además puedes intervenir. Seguro que te ha pasado más de una vez que estabas soñando con algo, cualquier cosa, pero eras consciente de que estabas soñando. No estabas despierta del todo, pero sí sabías que se trataba de un sueño. Es algo habitual que produce cierta sensación de inquietud, porque no deja de ser una experiencia a la que no le encuentras explicación.

Menos frecuente es eso de intervenir en el sueño, de modificar el sueño a tu antojo, pero las personas que tienen sueños lúcidos afirman que pueden hacerlo. Imagínate que estás teniendo una pesadilla y quieres dejar de sentir miedo o terror. Si es un sueño lúcido, puedes modificar lo que está ocurriendo en el sueño. Si estás atrapada, te puedes liberar. Si te persiguen, puedes hacer desaparecer a tus perseguidores. Si estás en un callejón oscuro, puedes hacer que se haga de día y que el callejón se convierta en una calle transitada.

Y también puedes intervenir en otro tipo de sueños para que sean más agradables. O para atraer a las personas que quieres. Si estás soñando que estás en la playa y quieres compañía, puedes hacer que tu pareja aparezca a tu lado en el mar. Incluso puedes hacer que te visiten en sueños familiares fallecidos para tranquilizar tu corazón. En teoría, si tienes sueños lúcidos puedes soñar lo que quieras pero, ¿cómo se consiguen los sueños lúcidos?

Cómo tener sueños lúcidos paso a paso

Tal vez no lo consigas esta misma noche si nunca has experimentado un sueño lúcido, pero con la práctica lo conseguirás. Recuerda que este tipo de sueños tiene dos aspectos importantes: ser consciente de que estás soñando y la posibilidad de intervenir en el sueño.

+ Primer paso: ser consciente de lo que sueñas

El primer paso es hacerte más consciente de que estás soñando. Para lograrlo, es importante que durante el día te hagas la pregunta de si estás dormida o estás despierta. Pregúntatelo muchas veces, aunque es evidente que estarás despierta. Pero es para que la pregunta se te quede en la cabeza y puedas hacértela también mientras sueñas. Es el objetivo primero: que cuando estés soñando seas capaz de preguntarte si estás dormida o estás despierta.

+ Segundo paso: tratar de recordar tu sueño

El segundo paso es convencerte de que recordarás el sueño, ya sabes que no siempre ocurre. ¿Cómo hacerlo? Cuando te metas en la cama lista ya para dormir, cierra los ojos y repítete a ti misma: recordaré mi sueño. Repítelo muchas veces, puedes hacerlo incluso hasta que te duermas, a modo de contar ovejitas para conciliar el sueño.

+ Tercer paso: despertarte en mitad del sueño

El tercer paso es conseguir despertarte en medio del sueño. Con calma, tal vez no lo consigas el primer día. Así que pon la alarma dos horas antes de lo habitual para que te despierte en mitad de un sueño. No te levantes de la cama ni abras los ojos, tan solo apaga la alarma, recuerda lo que estabas soñando y trata de volver a ese sueño. ¿Dónde lo habías dejado? Vuelve a ese mismo punto.

+ Cuarto y último paso: intervenir en tu sueño

En ese momento en el que estás recordando lo que estabas soñando, fijándote en todos los detalles, piensa también en cómo te gustaría volver a ese sueño y qué te gustaría cambiar del sueño. Adéntrate en el sueño y toma las riendas, si te gustaría que el agua del río estuviera limpia para poder nadar, visualízalo y verás cómo consigues zambullirte en él.

Otros trucos para conseguir tener sueños lúcidos

Es importante que cuides especialmente la higiene del sueño y las condiciones en las que te vas a la cama. Procura llegar a la cama relajada, toma un baño caliente un rato antes y métete en sábanas limpias. Si en tu habitación se oyen ruidos de la calle o de vecinos, será más difícil que logres tener sueños lúcidos y lo mismo ocurre si tienes alguna luz. Necesitas oscuridad total para este tipo de experiencias oníricas.

Pero prueba, practica y convéncete a ti misma de que puedes lograrlo. Puedes controlar lo que sueñas, puedes modificarlo a tu antojo y despertar con una mejor sensación. Puedes correr, puedes vencer, puedes reír, puedes descansar, puedes estar rodeada de tus mejores amigos, puedes sentir la felicidad plena o puedes incluso volar, que es la máxima aspiración porque equivale a la libertad. Así que, ¿qué pierdes por intentar tener un sueño lúcido esta misma noche?