10 cosas que vas aprendiendo de la vida cuando cumples 30

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Una de las cosas fundamentales para ser felices es el desarrollo personal, ese trabajo que hace que te conozcas a ti misma, que mantengas la autoestima en buen estado y que aprendas de tus errores. Estas son algunas cosas que vas aprendiendo de la vida cuando cumples 30 años. Porque la experiencia es un grado.

Lo que aprendes cuando cumples 30 años

Que no te asuste ir cumpliendo años porque la experiencia no solo trae arrugas, sino también, y sobre todo, sabiduría. Ser una mujer independiente y segura de sí misma no se consigue de la noche de la noche a la mañana, pero a los 30 seguro que ya estás cerca de conseguirlo porque has aprendido algunas cosas.

1 Que la vida son dos días. Y así casi sin darte ni cuenta pasas de la adolescencia a ser una mujer adulta con demasiadas responsabilidades y sin un minuto que perder.

2 Que no hay príncipes azules. Te damos de plazo hasta que cumplas 30 para darte cuenta de que no existe el príncipe azul. Aunque cuanto antes encajes esta verdad, mejor te irá.

3 Que las amigas van primero. Puede que en la veintena te hayas enganchado de algún novio y te hayas quedado abducida por él. La treintena es el momento en el que te das cuenta de la importancia de tus amigas, de que tus amigas siempre deben ir primero que cualquier ligue de turno.

4 Que el amor no es para siempre. El amor no es para siempre ni tampoco es como en las películas. El amor es una jungla en la que aún estás aprendiendo a sobrevivir.

5 Que el éxito depende de ti. No queremos ponernos en plan manual de autoayuda, pero a los 30 ya sabes o deberías saber que el éxito depende de ti misma y, sobre todo, que el éxito en la vida lo defines tú.

6 Que hay personas que te quieren mal. No hablamos solo de parejas tóxicas, sino de personas tóxicas que se encuentran en tu entorno más cercano y que son el principal obstáculo para tu felicidad. 30 años son suficientes para aprender a distinguir a esas personas.

7 Que el trabajo estable es un mito. Seguramente habrás oído hablar a tus padres de esa cosa llamada 'trabajo estable' que te garantizaba un sueldo digno y para toda la vida. No lo busques más, no existe, es un mito como el del príncipe azul.

8 Que no por mucho madrugar amanece más temprano. Puede que te hayas pasado la veintena pegándote unos madrugones de escándalo para ir a trabajar y luego a estudiar. Bien, relájate, descansa, porque los médicos recomiendan dormir al menos 8 horas diarias y porque madrugar no te lleva a la felicidad.

9 Que no hay mal que cien años dure. Vale, has cumplido 30 no 100 años, pero a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que tienes la fuerza suficiente como para salir de las situaciones más lamentables.

10 Que siempre debes tener un sueño. Son los sueños los que te mantienen en pie, los que te hacen seguir adelante y los que te animan a ser feliz. Que nunca te falte un sueño por el que luchar.

Puedes leer más artículos similares a 10 cosas que vas aprendiendo de la vida cuando cumples 30, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.