Cosas que solo las personas creativas entenderán

La creatividad es el ingrediente principal de tu éxito

Laura Sánchez

cosas que solo las personas creativas entenderán

No terminas de encajar en ningún lado, la gente te observa con curiosidad, sufres preguntas indiscretas sobre tu estilo de vida y puede que hasta llegue a tus oídos alguna crítica malintencionada. Pero tú sigues adelante con tu proyecto incomprendido, esforzándote por lograr tus metas y por desarrollar aquello en lo que crees y que ya forma parte de ti. Sin duda tienes una personalidad compleja que no todo el mundo comprende y seguramente te sentirás identificada con estas cosas que solo las personas creativas entenderán. Pero no importa lo que digan los demás porque la creatividad es el ingrediente principal del éxito. Y tú vas a conseguirlo.

Las personas creativas sueñan a todas horas

Las personas creativas sueñan despiertas y a todas horas. Puedes encontrártelas con la mirada perdida o caminando sin rumbo sin prestar atención al mundo exterior. Ese momento es solo para ellas y sus sueños, esos sueños que las llevarán al éxito. Así que, por favor, no molesten, que estamos soñando.

¿Con quién hablas?

Sola. Reconoce que alguna vez te has sorprendido hablando sola y no pasa absolutamente nada porque es un ejercicio de lo más saludable. Se trata del diálogo creativo, de exteriorizar el diálogo interior y si no tienes nadie a mano, pues contigo misma. Además, hay momentos en los que necesitas la opinión de una experta y tú eres esa experta en tu proyecto. 

No hay horarios

No tener un horario para desarrollar tu creatividad es un arma de doble filo porque las jornadas pueden llegar a ser interminables. Preferencias aparte, conviene establecer un horario fijo y reservar un tiempo para desconectar pero, ¿quién es capaz de desconectar cuando se está persiguiendo un sueño?

La hiperactividad mental

Hablando de desconectar, de tiempo libre y de relax, las personas creativas lo tienen más difícil. Puede que las veas tiradas en el sofá con los ojos cerrados y sin hacer nada, puede que pienses que se están aburriendo porque llevan varias horas así, pero nada de eso. Lo que están haciendo es pensar y darle vueltas a los mil proyectos que tienen en mente. Porque su mente nunca descansa, ni cuando tienen los ojos cerrados. 

Desorden, ¿dónde?

¿Qué desorden? ¡Si está todo en su sitio! Una de las consecuencias de la hiperactividad mental es el aparente desorden que las personas que no practican la creatividad no pueden entender. No pueden entender cómo encuentras algo entre tanto papel, los post it por toda la pared y esos extraños recordatorios en el espejo del baño. Prohibido tocar nada, prohibido cambiar algo de sitio.

¿Quién pone las reglas?

Las normas no están hechas para las personas creativas. 'Mi vida, mis reglas' suele ser el lema de esas personas que apuestan por la creatividad también a la hora de fabricarse su propia vida. Al margen quedan las convenciones sociales y los estereotipos porque la vida se improvisa. 

Los cambios de humor

Hay que practicar un poco la empatía y ponerse en el lugar de una persona creativa que sufre los vaivenes emocionales de tanta actividad mental. En un momento adorables y al segundo auténticos ogros, es mejor dejarles hablando solos cuando aparece el mal humor. Espera a que se pase su frustración, que no va contigo.

El arte de la procrastinación

Si estás buscando al culpable de que el término 'procrastinación' se haya puesto tan de moda a pesar de su difícil pronunciación, búscalo en una persona creativa. Si bien es cierto que la especie creativa tiene una capacidad de esfuerzo inmensa, también es verdad que suelen esperar para atar cabos hasta última hora. 

Yo creo en ti 

A veces. Otras veces no tanto. Además de cambios de humor, las personas creativas pasan de la euforía al bajón en cuestión de segundos. Creen en ellas mismas, creen en su proyecto y lo defienden a muerte, pero cuando los resultados tardan en verse, se pueden sumir fácilmente en el bloqueo más absoluto.

Mi amiga la soledad

Nadie mejor que las personas creativas para conocer y disfrutar los beneficios de la soledad. Por eso a veces los verás como antisociales que rehuyen el contacto humano para recluirse en su guarida. Es normal, porque con tanto ruido no se piensa bien.

Aprovechando la crisis

Que toda crisis supone una oportunidad lo saben bien las personas creativas, capaces de reinventarse cuando todo se desmorona, capaces de crear algo de la nada y capaces de multiplicar los recursos que tengan aunque sean mínimos.