¿Soy una persona hipocondríaca? Averígualo con este test

¿Te angustia mucho tu estado de salud?

Tamara Sánchez

¿Soy una persona hipocondríaca? Averígualo con este test

Actualmente, estamos muy concienciados acerca de la importancia de adoptar hábitos saludables desde la infancia, para que el sedentarismo, una dieta incorrecta o el exceso en el consumo de sustancias tóxicas como el alcohol o el tabaco, no nos pasen factura a largo plazo. Y es que, en cuanto a temas de salud se refiere, no se trata únicamente de vivir más tiempo, sino también de tener calidad de vida. La clave está en llegar a la tercera edad en las mejores condiciones físicas y psíquicas posibles.

Sin embargo, una cosa es que pongamos lo máximo de nuestra parte para cuidarnos y sentirnos bien con nosotros mismos y otra muy diferente es que vivamos obsesionados con la posibilidad de ponernos enfermos. Es normal que queramos consultar a un médico cuando tenemos razones de peso para hacerlo, pero no es normal que cada vez que sufrimos un dolor de cabeza pensemos que tenemos un tumor cerebral, por ejemplo.

Si sueles tener pensamientos de este tipo a menudo y la menor molestia te parece el síntoma de una grave enfermedad, lo más probable es que seas una persona hipocondríaca. No obstante, para estar 100% seguro de ello tendrás que responder a este test. ¿Te animas a hacerlo?

Test para saber si eres una persona hipocondríaca

Test para saber si eres un persona hipocondríaca

Realizar este test es muy sencillo. Tan solo tendrás que leer detenidamente las preguntas y responder con la opción que más se adecúe a tus sentimientos o pensamientos. Cuando hayas contestado a todas, suma los resultados, comprueba qué letra tienes en mayor proporción (A, B o C) y averigua si realmente eres una persona hipocondríaca o no. ¡Adelante!

1. Cuando en una conversación con tus amigas empiezan a hablar sobre enfermedades, ¿tú cómo reaccionas?

A Me pongo muy nerviosa y me entra ansiedad. Comienzo a sudar y no puedo ni hablar.

B Suelo sentirme bastante incómoda. No es un tema de conversación sobre el que me guste hablar.

C En el caso de que pueda aportar algo, participo con total normalidad.

2. Cada vez que percibes alguna anormalidad o molestia en tu cuerpo (te mareas, te encuentras un bulto, te empieza a dolor la cabeza…) piensas que…

A Algo malo pasa, seguro que estoy enfermando.

B Esto que me pasa no es normal, tengo que ir al médico cuanto antes.

C No será nada importante, seguro que en un rato se me termina pasando.

3. ¿Cuánto tiempo transcurre desde que notas una molestia moderada en tu cuerpo (por ejemplo dolor de cabeza, dolor de estómago, mareo…) hasta que acudes al médico?

A Si tengo la oportunidad voy en el mismo día, y en el caso de que no me den cita, acudo a Urgencias.

B Poco, voy al día siguiente.

C A lo largo de la misma semana o, en el caso de que no pueda o no haya cita, a la semana siguiente.

4. ¿De 0 a 10, siendo el 5 el grado medio, qué nivel de ansiedad experimentas cada vez que tienes que ir a recoger una prueba médica?

A 9-10.

B Entre 7 y 8.

C Un 5 o menos, lo normal.

5. Si tienes alguna molestia, ¿cuántas veces al día piensas en ello?

A Todo el tiempo, incluso por la noche no puedo dormir pensándolo.

B Varias veces al día. A no ser que esté distraiga con otras tareas, me resulta inevitable ponerme a pensar en lo que podría pasarme.

C Prácticamente no me acuerdo en todo el día de que la tengo.

6. ¿Sueles consultar en Internet el diagnóstico que te han dado sobre la patología que sufres?

A Por supuesto, lo hago siempre. Busco muchísima información y no paro hasta que creo saberlo casi todo.

B A veces busco algo de información para estar más preparada y afrontar mejor los síntomas.

C Para nada, nunca lo hago.

7. Cuando tienes un problema de salud, ¿a cuántos médicos sueles consultar para que te den un diagnóstico?

A Normalmente consulto a tres o más médicos. Si no lo hago no me quedo tranquila. Además, sus diagnósticos deben coincidir porque sino suelo acudir a alguno más.

B Habitualmente a dos por contrastar informaciones y quedarme más tranquila.

C Con un solo médico es suficiente. Normalmente me fío de su criterio.

8. Cuando un médico solicita hacerte una prueba para descartar un posible enfermedad, ¿tú qué haces?

A Me da tanto miedo que me diagnostiquen algo malo que la mayoría de las veces ni me la hago.

B Me la hago, pero me da pánico por si algo va mal y no puedo dejar de pensar en ello.

C Me la hago sin problema.

9. ¿Qué te suele decir tu entorno sobre tu actitud frente a las enfermedades?

A Que soy una hipocondríaca y una pesada pensando todo el tiempo en enfermedades.

B Que soy un poco intensa y difícil de aguantar cuando me encuentro mal por cualquier motivo.

C Que soy muy pasota respecto a mi cuerpo.

10. Si te enteras de que alguien cercano a tu entorno sufre una enfermedad, ¿tú cómo reaccionas?

A Me obsesiono tanto con el tema que hasta yo misma me empiezo a encontrar mal y comienzo a sentir los síntomas de esa misma enfermedad.

B Cada vez que me acuerdo de esa persona pienso en que algo similar me puede ocurrir también a mí.

C Siento mucha pena por el sufrimiento de esa persona.

11. Cuando tienes una molestia o síntoma, ¿cuántas veces al día te lo chequeas, tocas o miras?

A Estoy todo el día pendiente de si cambia de color, crece el bulto, aparecen más manchas… 

B Chequeo varias veces al día para ver si ha cambiado algo desde la última vez que lo miré.

C Ni siquiera me acuerdo de que lo tengo a no ser que me pique o me duela mucho.

12. ¿Con qué frecuencia utilizas Internet u otros medios para autodiagnosticarte?

A Muchísimo.

B Bastante.

C Nunca.

Respuestas del test para averiguar si eres hipocondríaca

Cómo saber si estoy obsesionada con las enfermedades

+ Mayoría de A: Aunque es cierto que este test no sirve de diagnóstico, sí es una clara evidencia de que tienes todos los síntomas de ser una persona hipocondríaca. ¡Vivir así es una auténtica tortura! Siempre que tienes una mínima molestia en tu cuerpo, piensas que se trata de algo malo y que te vas a morir por ello. Tu ansiedad y preocupación ante las enfermedades te hace pasarlo terriblemente mal tanto a ti como a los que te rodean. Lo más recomendable es que acudas a un profesional que te ayude a manejar y controlar este tipo de pensamientos negativos. ¡Mucho ánimo!

+ Mayoría de B: En ocasiones, te preocupas demasiado por las pequeñas molestias o leves enfermedades que padeces. Si has acudido al médico y él te ha dicho que no es nada grave, no deberías darle tantas vueltas al tema. No deberías paralizar tu vida por tener un pequeño resfriado. ¡Cambia de actitud!

+ Mayoría de C: Has demostrado que saber enfrentarte perfectamente a las enfermedades y que no te asustan para nada los cambios o pequeñas molestias en tu cuerpo. No obstante, ¡mucho ojo! Tan malo es obsesionarse con la salud como pasar olímpicamente de tu cuerpo. Es importante que a cada síntoma y enfermedad le des la importancia que merece y no debes pasar por alto acudir a un especialista cuando realmente lo necesites.

¿Y tú? ¿Eres una persona hipocondríaca?