Ansiedad por culpa de mi pareja: cómo detectarlo y pararlo ahora mismo

Cómo saber si estás inmersa en una relación tóxica que te causa malestar emocional

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

Nos hemos acostumbrado a escuchar que el amor duele y no es cierto, pero nos lo creemos igual. Por eso no le damos importancia a ese malestar emocional que sentimos en nuestra relación de pareja, pensamos que es el precio a pagar por el amor. Y el amor verdadero es gratuito y generoso, no tienes que pagar nada por él. Es posible que tus problemas de ansiedad sean por culpa de tu pareja. ¿Lo estabas pensando? Pues descubre cómo detectarlo y pararlo YA.

Cómo saber si tu pareja es la causa de tu ansiedad

Tampoco vamos a repartir culpas, aunque algunas veces el culpable tiene nombre y apellidos y está tan cerca de ti que se acuesta contigo cada noche. Tu pareja puede ser la causa de tu ansiedad y, de hecho, es una de las causas más frecuentes para sufrir un trastorno de este tipo. No es raro que esa ansiedad provocada por tu pareja te lleve a la depresión, así que será mejor detectarlo cuanto antes.

+ Tu pareja se niega a hablar del estado de la relación, no te escucha cuando le comentas cómo te sientes o cuando algo te molesta. Es más, te dice algo así como que no tiene ni tiempo ni ganas de atender a tus tonterías.

+ Tu pareja crea, intencionadamente o no, un clima de inseguridad en la relación. No termina de definirse, no se compromete, es ambiguo y en ningún momento expresa sus sentimientos ni lo que le gustaría tener contigo en un futuro. Vuestra relación está en manos de la incertidumbre.

+ Tu pareja miente, lo que no quiere decir que te esté siendo infiel. Miente en cosas importantes y en cosas sin importancia. Y otras veces no miente, simplemente oculta datos de sus actividades diarias. Insistimos en que esto no tiene por qué ser una señal de infidelidad, pero está tratando de mantener el misterio y la duda.

+ Tu pareja no te valora. Siempre te recuerda lo que haces mal, nunca señala lo positivo o lo que le gusta de ti. Si además te trata con desprecio como si no estuvieras a su altura, cuidado, porque la ansiedad será el menor de tus problemas.

Cómo frenar la ansiedad que te provoca tu pareja

Si te reconoces en estas situaciones y estás sufriendo un problema de ansiedad, ya tienes la causa: tu pareja. Ahora te pasarás un tiempo intentando buscar el por qué o los motivos, si tu pareja lo hace intencionadamente o no se da cuenta, si tu pareja es un narcisista patológico o es que no lo sabe hacer de otra manera, si tu pareja, en fin, quiere volverte loca o es que entendéis las relaciones de diferentes maneras.

Cuando sientas malestar emocional en tu relación, cuando veas que la comunicación no es posible, que no puedes hablar con tu pareja de lo que te preocupa, no intentes buscar las respuestas por tu cuenta. Pide ayuda, acude a un psicólogo porque la ansiedad es un problema importante que tienes que frenar cuanto antes. Antes de que se convierta en una depresión.

Este tipo de situaciones sentimentales suelen acabar contigo reducida a la mínima expresión. Sin fuerzas, sin ganas, sin motivación, sin ilusión y sin autoestima. Y el mayor peligro es la dependencia que puedes crear de esa pareja que está intentando (no sabemos si de forma consciente o no) dejarte en un segundo plano, amordazada y atada para que él se sienta poderoso, seguro y con el control de la relación.

¿Y no sería tu pareja el que debería ir al psicólogo? Por supuesto que sí pero, ¿está dispuesto a ir? Seguramente él no vea ningún problema en la relación y te achaque a ti tus problemas de ansiedad, porque (según él) eres débil o demasiado sensible. ¿Puedes contar con él para ir a terapia de pareja?

Si no es así, solo te queda una opción, la más dolorosa y la más triste. Pero tu salud mental está en juego, no te la juegues por amor porque el amor de verdad nunca te pondría en esta situación.

Puedes leer más artículos similares a Ansiedad por culpa de mi pareja: cómo detectarlo y pararlo ahora mismo, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.