TOC y perfeccionismo no son lo mismo: estas son sus diferencias

¿Eres perfeccionista o tienes un Trastorno Obsesivo Compulsivo?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Diferencias entre TOC y perfeccionismo

¿Eres perfeccionista hasta la obsesión? Hay algunas diferencias entre TOC y perfeccionismo, aunque a veces la línea que separa ambos problemas es muy muy delgada. Porque no hay ninguna duda: un exceso de perfeccionismo es un auténtico problema que puede llegar a ser limitante. Y qué decir del Trastorno Obsesivo Compulsivo, que puede condicionar tu vida hasta el delirio.

Cómo es una persona con Trastorno Obsesivo Compulsivo

Una persona con Trastorno Obsesivo Compulsivo es una persona enferma. Vive sujeta a los pensamientos u obsesiones que la llevan a adoptar comportamientos repetitivos o compulsiones que no puede evitar. La ansiedad llena su vida por completo y todo se centra en evitar un supuesto peligro.

Cuando hablamos de TOC nos viene a la mente enseguida esa "manía" o "costumbre" de volver sobre tus pasos antes de subir al ascensor para comprobar si has cerrado la puerta con llave. Te ha pasado, ¿verdad? O ese pensamiento intrusivo que no te abandona en todo el día pensando si habrás apagado la luz o no. Pero eso no es un trastorno, es inseguridad mezclada con ansiedad que no tiene por qué ir a más.

El Trastorno Obsesivo Compulsivo tiene muchos riesgos porque la persona vive en un estado de ansiedad y angustia permanente. Solo encuentra alivio momentáneo en ese comportamiento repetitivo. Cuantas más veces lo haga, más aliviado se sentirá, con lo que no nos cuesta mucho imaginar hasta qué punto puede llegar a limitar la vida de esa persona.

Un TOC habitual es el de limpieza y orden. La persona con este TOC no puede evitar lavarse las manos continuamente cada vez que toca algo o a alguien. O no puede evitar ordenar las cosas de forma obsesiva. Ahí es donde se puede confundir este trastorno mental con el perfeccionismo.

Cómo es una persona perfeccionista

Así es una persona perfeccionista

Porque tener el armario ordenado por colores, tamaño o uso puede delatar a una persona perfeccionista. Una persona que busca la excelencia en todo, exigente consigo misma y con los demás. Una persona que está convencida de que las cosas siempre se pueden hacer mejor y que nunca llega a estar satisfecha del resultado. Pero es loable el intento, ¿o es un problema?

El exceso de perfeccionismo no es una enfermedad, como en el caso del Trastorno Obsesivo Compulsivo, pero sí es un problema. Y en ocasiones se necesita psicoterapia para bajar los estándares vitales, ya que la ansiedad (otra vez la ansiedad) de vivir continuamente bajo la presión de estar exigiéndose más y más puede llegar a ser muy limitante.

Las principales diferencias entre perfeccionismo y TOC

TOC y perfeccionismo: diferencias

Encontramos así una de las semejanzas entre TOC y perfeccionismo que es la ansiedad. Una ansiedad que es precisamente la clave para empezar a tratar ambos problemas. Pero vayamos con las diferencias.

La principal diferencia es que el TOC es una enfermedad y el perfeccionismo no, lo que no quiere decir que no deba tratarse. El carácter patológico es lo que distingue a una persona perfeccionista de una persona con TOC. Y si nos adentramos un poco más encontramos grados diferentes en las obsesiones y compulsiones.

Porque una persona perfeccionista también es una persona obsesiva. Tiene obsesión por ser mejor o hacer las cosas mejor. Pero el grado de obsesión es menor, los pensamientos son menos concretos, más generales y no llevan a esa persona a esa conducta impulsiva que caracteriza las compulsiones del TOC.

El perfeccionista no ordena las cosas por impulso, sino porque cree que es la mejor forma de hacerlo. En el TOC no hay razonamiento lógico, tan solo el impulso generado por la obsesión. Tiene que ordenar las cosas porque es la única forma de sentirse seguro en su universo. Un universo en orden.

¡Ayuda! Cómo saber si tengo TOC

Señales para detectar si sufres de TOC

Como habéis podido comprobar la línea que separa la perfección del Trastorno Obsesivo Compulsivo es muy fina y a veces es muy complicado delimitar cuando se ha sobrepasado y el 'problema' se ha convertido en 'enfermedad'. Ahora bien, existen algunas señales que pueden ayudarte a saber si tienes TOC. En caso de que te sientes [email protected] con ellas, debes acudir a un profesional lo antes posible para ponerle solución: 

+ Sientes que vas a colapsar en cualquier momento: vives con el miedo de hacer algo imperdonable. 

+ Revisas todo una y otra vez (si has cerrado la puerta, si has apagado el gas...)

+ Tienes rituales para hacer las cosas: si algo no sale como esperas, vuelves a hacerlo de nuevo.

+ Tienes pensamientos violentos involuntariamente: aunque te angustia mucho tener este tipo de pensamientos, por más que quieres sacarlos de tu mente, no lo consigues. 

+ Te obsesionas con pensamientos negativos o catastrofistas.

¿Y tú? ¿Eres demasiado perfeccionista? ¿Crees que podrías sufrir Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios y recuerda que en nuestra categoría 'ansiedad' podrás encontrar más artículos que te ayuden a superar de una vez por todas esa obsesión que no te deja vivir. ¡Puedes ponerle solución!