Cómo afecta cada fase de la luna al sueño: la increíble influencia lunar

La calidad del sueño según el ciclo lunar

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Buscamos dormir bien, descansar, acabar con las noches en vela y con esas mañanas en las que te levantas más cansada de lo que te acostaste. ¿Es imposible? Para mejorar la calidad del sueño hay que atender a muchos factores, pero lo más importante es mantener una higiene del sueño impecable. Sin embargo, algunas cosas se escapan de nuestro control. Son los factores externos que hacen que durmamos mejor o peor y uno de ellos es la luna. ¿Sabes cómo afecta cada fase de la luna al sueño? En Diario Femenino te contamos todo sobre la influencia lunar.

La influencia de la luna en el sueño

Si la luna afecta a las mareas, a los cultivos y al comportamiento de algunos animales y personas, es lógico pensar que también afecta a nuestro sueño. O a la calidad del sueño. Según en qué fase de la luna dormiremos más o menos, más profundamente o más ligero, tendremos sueños más agradables o más agitados.

Porque nuestros biorritmos también se adaptan al ritmo astronómico. No somos ajenos a la actividad terrestre ni a la lunar y si lo notamos durante el día, también lo podemos notar durante la noche. Es cierto que la luna influye en nuestra forma de dormir y eso a pesar de todos los condicionantes externos y modernos que también influyen como la electricidad, las nuevas tecnologías, los horarios de trabajo o el ruido ambiental.

Las fases lunares y el sueño

Todo influye, hasta la luna, y si nuestro objetivo es obtener un mayor descanso nocturno, debemos prepararnos para la influencia que cada fase lunar tiene en nuestros sueños.

+ Luna nueva

La luna nueva, que marca de alguna manera el principio del ciclo lunar, es el momento ideal para los nuevos comienzos. El sueño en esta fase puede ser inquieto, pero está lleno de ilusión y esperanza por lo que vendrá. Las noches se llenan de historias que empiezan, ya habrá tiempo de poner un punto y final y esto lo puedes utilizar en tu vida laboral, en tu vida social y en tu vida amorosa.

Que sigas el ciclo lunar y tu organismo se prepare para comenzar de nuevo influye en la calidad de tu sueño que será más ligero pero del que despertarás dispuesta a todo, con energía. Seguramente el tipo de sueños que tengas en esta fase estén relacionados con semillas, con frutas, con bebés o embarazos, todo aquello que representa un inicio.

+ Luna creciente

Algo se mueve durante la luna creciente. Todo eso que se inició en la fase anterior ha pasado de su periodo de gestación a convertirse en una realidad que tienes que trabajar día a día. Tu sueño en luna creciente es más profundo, ya que necesitas descansar más para trabajar al máximo en ese proyecto que ya se está desarrollando.

Es también la fase en la que la luna está más iluminada, se ve mejor, transmite su propia luz. Aprovecha esa iluminación para descubrir más de ti misma, de tus objetivos y de tus reacciones, para descubrirte también a través de tus sueños que en este caso serán una especie de guía, con velas o manos que te indican el camino.

Esta fase exige esfuerzo, dedicación, atención y concentración, por lo que tu organismo te procura una mejor calidad del sueño, para que recuperes todas las fuerzas por la noche. Pocas pesadillas tendrás durante la luna creciente, más bien son sueños motivadores que te impulsan a seguir adelante.

+ Luna llena

La luna llena, tan inspiradora de relatos e historias apasionantes impacta negativamente en la calidad del sueño. Tardas más en dormirte y te despiertas antes, tal vez por eso tienes que sacar tu lado noctámbulo y salir a contemplar la luna. Es un sueño ligero y agitado, el momento en el que más pesadillas tienes.

Las pesadillas durante la luna llena pueden ser de todo tipo, desde las más terroríficas en las que todo está lleno de sangre hasta las más angustiosas que señalan un conflicto emocional. La luna llena saca a relucir toda esa intensidad emocional que estabas escondiendo mientras te dedicabas a cumplir tus metas. No dejes que te despiste la luna llena, esta fase también pasará.

+ Luna menguante

Llegamos al final de ciclo con la luna menguante, aunque por tratarse de un ciclo, en realidad no hay un final. Las fases lunares son como el infinito, un concepto con el que puedes soñar en este tiempo, así como también es frecuente tener sueños abstractos. Es un momento en el que tienes que asimilar todo lo aprendido en las fases anteriores, lo bueno y lo malo, el Yin Yang.

Por eso, en la luna menguante el sueño puede ser profundo y de calidad, es posible que necesites dormir más de lo habitual porque mientras duermes todo se va asentando en tu mente, se organiza y se desecha lo que no sirve. ¿Y los sueños? En esta fase puedes tener tanto sueños agradables como pesadillas, dependiendo de cómo vayan las cosas, de si estás optimista o crees que te has equivocado y vas a fracasar, de si van ganando tus ilusiones o tus miedos.

Pero como decimos, esto no acaba aquí, que se trata de un ciclo infinito. Tan solo intenta ir al mismo ritmo que la luna porque ella se encarga de equilibrar tus noches y tus sueños.

Puedes leer más artículos similares a Cómo afecta cada fase de la luna al sueño: la increíble influencia lunar, en la categoría de Significado de los sueños en Diario Femenino.