Las pesadillas en el embarazo son muy normales y te explicamos por qué

¿Cuáles son las pesadillas más frecuentes en una mujer embarazada?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Está claro que soñamos todas las noches aunque muchas veces no recordemos los sueños. Y en Diario Femenino nos preguntamos de qué depende tener una noche de pesadilla o una noche de sueños agradables y de bienestar. La pregunta nos la hacemos porque nos hemos dado cuenta de la cantidad de mujeres que afirman tener más pesadillas en el embarazo, algo que les preocupa por si acaso en su significado se encuentra algún signo de premonición.

No es así. No son visiones. Las pesadillas en el embarazo son normales y ocurren precisamente porque estamos en un momento crucial en nuestras vidas. ¿Y para qué sirven los sueños? Curiosamente, lo que ocurre en el mundo onírico nos puede ayudar a afrontar mejor nuestra realidad. No nos vamos a engañar, cualquier ayuda durante el embarazo será bienvenida aunque sea en forma de pesadillas.

Estoy embarazada y tengo muchas pesadillas, ¿es normal?

No tienes de qué preocuparte si las pesadillas aumentan durante el embarazo porque es totalmente normal. Tu vida está a punto de cambiar y no sabes cómo va a resultar todo, tal vez mejor de lo que esperabas o tal vez peor. Muchas mujeres se ven superadas por la maternidad y ahí aparecen las preocupaciones. Sabes que hay cosas que no vas a poder hacer pero no sabes exactamente qué es lo que tendrás que hacer para que todo salga bien.

El bebé que está en camino es una enorme responsabilidad, la mayor responsabilidad de tu vida y es normal que te preguntes si estarás a la altura. Eso sin que haya problemas emocionales de por medio y sin necesidad de tener una baja autoestima o mucha inseguridad. ¿No son las dudas algo normal en el ser humano? Ya son dos preocupaciones, el cambio de vida y la responsabilidad del bebé lo que llena tu mente y se traslada a tus sueños. Pero espera porque aún hay más.

El embarazo es una época de cambios hormonales en el que las emociones vienen y van sin ningún tipo de control por tu parte. Estás más sensible, eso es evidente, y tu cuerpo y tu vida están cambiando a pasos perceptibles cada día. Y, ¿sabes para qué sirven las pesadillas? Para canalizar miedos, preocupaciones, inquietudes y ansiedades.

La mayoría de las mujeres viven el embarazo con una ambivalencia de sentimientos que produce un gran conflicto interior. La parte positiva es la felicidad, el amor intenso e inmenso y los proyectos de futuro que ya se están haciendo presentes. Pero hay una parte negativa de inseguridad, de miedo y de incertidumbre que hace que la ansiedad se desborde.

El propio hecho de no estar viviendo tu embarazo plenamente feliz aunque solo sea por las molestias físicas evidentes puede generar ese conflicto interior que te lleve a sufrir pesadillas cada noche. Ya tienes bastantes preocupaciones, así que será mejor que no te preocupes por los malos sueños y que les saques provecho para enfrentarte a lo que te inquieta.

Las pesadillas más frecuentes en el embarazo

Cada mujer vive su embarazo de forma diferente pero hay algunas preocupaciones comunes que se reflejan en las pesadillas. ¿Quieres saber cuáles son las pesadillas más frecuentes cuando estás embarazada?

+ Soñar con tu expareja

Consideramos toda una pesadilla soñar con tu expareja en pleno embarazo porque lo único que te faltaba era conjurar a fantasmas del pasado. Pero así es, se trata de un sueño frecuente en embarazadas y la aparición de tu expareja tampoco tiene que obsesionarte. Es normal que al estar preocupada por tu futuro aparezcan escenas y protagonistas de tu pasado.

+ Soñar con animales

Que aparezcan animales en los sueños es habitual en cualquier momento de tu vida, pero durante el embarazo pueden convertirse en pesadillas. Puedes soñar que muere tu mascota, por ejemplo, como reflejo de tus miedos por no saber cómo cuidar de tu bebé. Pero también son frecuentes las luchas con animales salvajes como leones o cocodrilos debido a que te sientes superada por la situación.

Los animales son elementos oníricos que transmiten una gran fuerza incluso si aparecen en forma de pesadillas. No tengas miedo de ellos, pero presta atención a qué tipo de animales aparecen. Si son animales salvajes, el sueño estará más relacionado con tu instinto. En cambio, si se trata de animales domésticos, el sueño tendrá un significado relacionado con la familia y el amor incondicional.

+ Soñar con tu bebé

El bebé que está a punto de llegar a tu familia puede convertirse en el protagonista de tus sueños y hacerlo en forma de pesadillas. Que no te asuste soñar con su muerte, con el bebé llorando o con que lo llevas angustiada al hospital porque son pesadillas frecuentes que no son premonitorias; tan solo reflejan tus mayores temores.

Que el bebé se te caiga de los brazos, que te olvides de él en un lugar público o que lo secuestren son pesadillas habituales fruto de tu inseguridad frente a la maternidad. La pregunta subyacente a este tipo de pesadillas es: ¿seré capaz de hacerlo bien? Y es normal, deja que pasen tanto los malos sueños como las pesadillas para no obsesionarte con tu papel de madre.

+ Soñar con tu infancia

El embarazo es una época muy especial que está marcada por los cambios. Cambios físicos que notas cada día y cambios en tu estilo de vida en un futuro inmediato. Por eso, es normal que hagas un repaso de tu vida en sueños y si estás con el ánimo agitado, lo normal es que aparezcan las pesadillas.

Pesadillas con tu infancia, con caídas en el columpio, peleas con tus compañeros de juegos, castigos de tus padres o sensación de abandono, aislamiento o soledad. No se trata siempre de recuerdos, sino que estos sueños siguen en la línea de remarcar tus preocupaciones sobre el futuro de tu bebé.

+ Soñar con agua

El agua es un elemento importante en las pesadillas del embarazo. Tal vez porque estás esperando ese temido y anhelado momento de romper aguas y que comience el parto. O porque el agua no deja de ser uno de los símbolos oníricos más importantes. El agua que limpia y purifica, pero también el agua en el que te puedes ahogar cuando la ansiedad te sobrepasa.

No debes extrañarte si en tus sueños te encuentras en situaciones terribles como ahogándote en el mar o hundiéndote en aguas sucias y estancadas. Es un mecanismo de tu mente para hacerte ver que estás en un momento emocional delicado, pero saldrás a flote, eso seguro.

Lo importante es que no te tomes tus pesadillas de forma literal y no dejes que te obsesionen. Tus sueños indican aquellos aspectos de tu vida en los que eres más vulnerable como la seguridad en ti misma, la autoestima o las dudas y puedes intentar mejorarlos, por supuesto, pero lo más importante es que te enfoques en descubrir el milagro del embarazo, sus secretos y en disfrutar de la llegada de tu bebé.

Puedes leer más artículos similares a Las pesadillas en el embarazo son muy normales y te explicamos por qué, en la categoría de Significado de los sueños en Diario Femenino.