La Terapia Jungiana o el Análisis de Jung para el equilibrio emocional

En qué consiste la psicología analítica de Carl G. Jung y cómo puede ayudarte con tu salud mental

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

A Carl G. Jung se le conoce como el padre de la psicología analítica de la misma forma que Sigmund Freud lo es del psicoanálisis. Ambos compartieron en su día propuestas y teorías, pero con el tiempo se fueron distanciando hasta entender la psique humana de formas totalmente diferente. Nos centramos en la Terapia Jungiana o el Análisis de Jung para ver de qué manera puede ayudarnos a cuidar nuestra salud mental.

Qué es la psicología analítica

La psicología analítica es el conjunto de planteamientos teóricos, analíticos y metodológicos propuesto por Carl G. Jung. Aunque la Terapia de Jung no es una de las más practicadas en la actualidad, sí es una de las más interesantes ya que atiende tanto a la parte consciente del ser humano como a la inconsciente. Ir más allá de lo racional sin desdeñar el método científico es una las características más destacadas de esta terapia.

Uno de los aspectos que más le preocupaban a Jung era la complejidad de la personalidad humana y estableció dos tipos de actitud psicológica:

+ La actitud introvertida, con un interés natural por el mundo interior.

+ La actitud extrovertida, con un interés por el mundo exterior o la realidad social.

Además de estos dos tipos básicos, Jung clasificó las 4 funciones básicas a través de las cuales las personas se conducen en la vida:

+ El sentimiento.

+ El pensamiento.

+ La intuición.

+ La sensación.

Estas cuatro funciones no se utilizan por igual, cada persona potencia generalmente dos de ellas y deja las otras dos en segundo plano.

Todo esto nos ayuda a entender el principal aspecto de la Terapia Jungiana que no es otro que el de la regulación emocional. Una terapia que se adentra en las profundidades para salir luego a la superficie y explorar los diferentes campos que pueden afectar a nuestro equilibrio emocional.

Aspectos fundamentales del Análisis de Jung

No vamos a negar que el Análisis de Jung es un compendio de teorías y metodologías complicadas. Así que vamos paso a paso intentando comprender un poco mejor esta psicología analítica.

+ Siempre según Jung, la psique es un sistema autorregulado que se encuentra permanentemente en una especie de lucha por mantener el equilibrio entre fuerzas opuestas.

+ Es importante conocer cómo se estructura la psique según la Teoría de Jung. Tiene tres partes o capas: la conciencia, el inconsciente personal y el inconsciente colectivo. En el inconsciente personal se encuentran los complejos y en el colectivo estarían los arquetipos.

+ En el límite entre la conciencia y el inconsciente personal se encuentra el “yo”, que es el que organiza las cuatro funciones básicas que ya hemos mencionado y el que define, por decirlo de alguna manera, la personalidad.

+ Los complejos son fundamentales para comprender la Teoría de Jung y en este punto se distancia claramente de las propuestas de Freud. Para Jung los complejos no son necesariamente patológicos y destacan por tener cierta autonomía y actuar de manera independiente. Los complejos son inevitables y afectan y modifican los estados de ánimo.

+ También juega un papel principal en esta teoría el inconsciente colectivo, que puede explicar algunos procesos psicológicos para los que no se encuentra explicación individual. Entramos aquí en el terreno de los símbolos y en materias como la mitología, el pasado de los pueblos, la religión o la interpretación de los sueños.

+ Seguro que habrás oído hablar alguna vez de los “arquetipos” de Jung. Puede darnos para una enciclopedia intentar explicar esto, así que vamos a quedarnos con la propia definición que dio Jung de ellos. Los arquetipos son imágenes y contenedores temáticos, “son factores y motivos que ordenan los elementos psíquicos en ciertas imágenes… pero de tal forma que solo se pueden reconocer por los efectos que producen”. Son los arquetipos los que predisponen a cada persona a enfocar la vida desde una determinada perspectiva.

Cómo entiende el Análisis de Jung los diferentes trastornos psicológicos

La salud mental todavía es una especie de tabú y eso dificulta abordar los diferentes trastornos. Jung proponía una visión más positiva de los diferentes trastornos psicológicos. Los veía como una reacción del organismo frente a un estilo de vida insostenible. Y, por supuesto, nos referimos a hábitos mentales, a esos que a veces hemos normalizado hasta el punto de colocar nuestra autoestima y nuestra autopercepción a unos niveles bajísimos.

El origen de trastornos tan habituales como la ansiedad y la depresión se encuentra en una incorrecta adaptación interna o externa. Es entonces cuando aparecen los conflictos y las disociaciones buscando precisamente esa regulación. Al fin y al cabo, lo que no podemos perder de vista en esta Terapia de Jung es que el objetivo es recuperar la comunicación entre lo consciente y lo inconsciente y llegar así al equilibrio.

Las etapas del tratamiento de la Terapia Jungiana

De esta manera llegamos a comprender un poco mejor los presupuestos del Análisis de Jung, pero también sería interesante conocer cuáles son las etapas del tratamiento de esta Terapia Jungiana. Hay cuatro fases en esta terapia analítica:

1 Confesión

En esta etapa el diálogo entre el terapeuta y el paciente tiene como objetivo reconocer todo aquello que está oculto o escondido, reprimido a veces. Se toma conciencia de lo que ocurre y al mismo tiempo se acepta.

2 Explicación

En este tipo de terapias se produce lo que se conoce como transferencia o dependencia del paciente con el terapeuta. Es en esta etapa de explicación donde se aborda esta cuestión y al mismo tiempo se intentan llevar a la conciencia la explicación de fantasías que están en el inconsciente. La interpretación de los sueños es una de las técnicas empleadas para encontrar esas explicaciones.

3 Educación

En la etapa de educación se intenta que el paciente tome las riendas de su propio proceso terapéutico sin depender tanto del profesional. Al fin y al cabo, ir al psicólogo es necesario para superar cualquier trastorno, pero no es el psicólogo el que nos cura, sino nosotros mismos con sus indicaciones.

4 Transformación

Por fin llega el momento de la transformación, aunque esta etapa de la Terapia no tiene que hacerla todo el mundo. Hay personas que después del proceso terapéutico quieren ir más allá porque todavía se encuentran un poco al margen de la sociedad o no adaptados del todo. La transformación llega de la mano de la individuación, que no es otra cosa que alcanzar la madurez y la autorregulación de la personalidad después de haber confrontado lo consciente con lo inconsciente.

Como ves la Terapia Jungiana es un poco más complicada de entender que otras terapias psicológicas en las que nos hemos adentrado. Y es cierto que no es utilizada con frecuencia por su falta de respaldo empírico. Pero en realidad de lo que se trata es, como en cualquier otra terapia, restablecer el equilibrio emocional que se ha perdido, encontrar el sentido de la propia vida, conocerse a uno mismo, cambiar todo aquello que le está perjudicando y aceptar todo aquello que le resulta útil.

El Análisis de Jung es un camino de autoconocimiento profundo que no todo el mundo está dispuesto a hacer. Porque en ese descubrimiento de la propia personalidad vamos a encontrarnos con las herramientas que necesitamos para mejorar nuestra salud mental, pero también vamos a tener que hacer frente a conflictos con nosotros mismos que resultan de lo más incómodos.

¿Y a ti? ¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Déjanos tus comentarios! ¡Te leemos!

 

Referencias bibliográficas:

  • Adams, M. (1999) «La escuela arquetipal». En Young-Eisendrath y Dawson (Eds) Introducción a Jung. Madrid: Cambridge University Press, pp. 161-182.
  • Alonso G., Juan Carlos. La Psicología Analítica de Jung y sus aportes a la psicoterapia. Universitas Psychologica, vol. 3, núm. 1, enero-junio, 2004, pp. 55-70. Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá, Colombia.
  • Jung, C. G. (1999). Obra completa. Volúmenes 1, 4, 9, 10, 14 y 15. Madrid: Editorial Trotta S.A.

Puedes leer más artículos similares a La Terapia Jungiana o el Análisis de Jung para el equilibrio emocional, en la categoría de Terapias en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: