¿Es normal tener granos a los 30 años? Así se trata el acné en adultos

La solución más efectiva para las espinillas en la etapa adulta (según una dermatóloga)

Tamara Sánchez

Cuando ya parecía que habías pasado tu etapa juvenil y que te ibas a olvidar para siempre de las odiosas espinillas, resulta que no. ¿Es normal tener granos a los 30 años? Pues lamentamos decirte que sí, es totalmente normal. Y aunque es cierto que el acné suele relacionarse más con la adolescencia,  en realidad puede aparecer en cualquier momento de la vida. La buena noticia es que tiene solución. ¡Puedes acabar con los granitos y espinillas! En Diario Femenino hemos hablado con Gloria Abad, dermatóloga de Doctoralia, para que nos explique con detalle todo sobre el acné en adultos. Desgranaremos una a una sus causas y, por supuesto, te contaremos cuál es el mejor tratamiento. ¡Vamos allá!

Las 3 causas fundamentales del acné en adultos

Para entender verdaderamente el por qué tienes granos a partir de los 30 años, primero es fundamental que conozcas por qué surge el acné de manera general. En algunos casos, cuando la grasa generada por las glándulas sebáceas obstruye los poros de la piel, esto hace que se facilite la aparición y el anidamiento de bacterias que, con el paso de los días, provocan una infección y un proceso inflamatorio que tiene como consecuencia el desarrollo de los granos que caracterizan el acné.

Ahora bien, hay ciertos factores que contribuyen a este proceso de generación de sebo y de aparición de granos y, en el caso de la etapa adulta, son fundamentalmente tres. Gloria Abad nos los explica:

1 Acné hormonal: las hormonas como principales responsables de los granos

"El acné no está relacionado con la edad, sino con los cambios hormonales y dichos cambios pueden producirse a cualquier edad", comenta la dermatóloga Gloria Abad. Por esto mismo, las hormonas son uno de los principales agentes desencadenantes del acné a partir de los 30 años, sobre todo en las mujeres.

Mientras que en los hombres las hormonas suelen estabilizarse más con el paso de los años, en las mujeres continúan fluctuando principalmente entre los 20 y los 50 años. ¿Por qué? Pues fundamentalmente por el ciclo menstrual, el embarazo y la menopausia.

- En el caso del ciclo menstrual, este hace que se produzcan subidas y bajadas en los niveles hormonales y, como consecuencia, la piel se ve afectada en base al momento del ciclo en el que nos encontremos. ¿Nunca te ha pasado que justo unos días antes de empezar con la menstruación te salen más granitos y espinillas? Seguro que sí y esto se debe a que en los últimos días del ciclo, antes de que comience el sangrado, descienden muchísimo los niveles de estrógenos y progesterona. Justo en este momento, la testosterona (una hormona fundamentalmente masculina, pero que también se encuentra presente en la mujer) sube sus niveles haciendo que la producción de sebo sea mucho mayor y, por tanto, nuestra piel sea más apta para el desarrollo de los granos. Una vez que comenzamos con la regla y en semanas posteriores, este tipo de espinillas suelen reducirse o desaparecer.

- El embarazo es otro momento de grandes cambios hormonales para la mujer. Hay incluso mujeres que no han padecido nunca en su vida acné y al quedarse embarazadas tienen sus primeros brotes grandes de granos. Estas espinillas aparecen fundamentalmente en el primer trimestre ya que es cuando los niveles hormonales están en su máximo esplendor y los andrógenos (hormonas masculinas) están muy presentes.

- En la menopausia, el cuerpo de la mujer experimenta grandes cambios. Los estrógenos y la progesterona caen consideradamente y, como consecuencia, se empiezan a notar síntomas como sofocos, menstruaciones irregulares y problemas en la piel. Esto último es debido a que las células de la piel pierden su capacidad para almacenar agua y, por tanto, tardan más en renovarse y curar. La piel se vuelve fina, sensible, seca, menos elástica y es habitual que presente imperfecciones como granos o espinillas. 

Pero además del ciclo menstrual, del embarazo y de la menopausia, la mujer puede presentar otro tipo de alteraciones hormonales. Es el caso, por ejemplo, del Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) que precisamente es uno de los mayores causantes de una producción excesiva de andrógenos (hormonas masculinas) lo cual se traduce en un aumento en la producción de sebo y en la aparición de acné en adultos.

2 ¿El estrés puede ser una causa del acné en adultos?

Por supuesto que sí, además, es una de las principales causas del acné en adultos y se debe tener muy en cuenta. Tal y como nos comenta Gloria, cuando sufrimos estrés o ansiedad, nuestro cuerpo segrega una serie de hormonas tales como el cortisol, además de otras sustancias como endorfinas e insulina que tienen mucha influencia en el comportamiento de las glándulas sebáceas.

Además, el estrés no solamente puede provocar la aparición de granos, sino que puede hacer que estos mismos empeoren dado que los propios nervios hacen que las personas manipulen con las manos las imperfecciones haciendo que se propaguen las bacterias y causando más inflamación.  

3 La genética como causa de los granos a los 30

Sí, el exceso de grasa que hace que se provoque una obstrucción e infecte los poros de la piel también puede obedecer a causas genéticas. Los granos tienen mucho que ver con la configuración de nuestro ADN por lo que si nuestros padres han padecido problemas de acné es muy probable que nosotros no nos libremos de las espinillas. Y lo cierto es que este tipo de acné puede darse a cualquier edad, pero, no te desanimes porque el acné de herencia genética también se puede tratar y, por supuesto, mejorar.

Estas son las principales causas del acné a los 30 años o más y tal y como nos explica la dermatóloga Gloria Abad, estos factores pueden darse por separado o pueden interrelacionarse entre sí.

Principales diferencias entre el acné adulto y el acné juvenil

Aunque ya ha quedado claro que el acné puede presentarse a cualquier edad, lo cierto es que las características de los granos son diferentes dependiendo de la etapa en la que salgan. Gloria nos menciona algunas de estas diferencias:

+ Diferencias en la duración: el acné juvenil suele ser mucho más leve y, por lo general, de poca duración mientras que el acné adulto es persistente y duradero lo que también lo hace más difícil de eliminar.

+ Diferencias en el aspecto: las lesiones que se dan en el acné adolescente son muy variadas (desde puntos negros, puntos blancos o microquistes, nódulos…) mientras que en el acné adulto los granos que suelen aparecer son mucho más gordos, del tipo nódulos.

+ Diferencias en la localización: el acné juvenil se localiza en las zonas grasas (frente, nariz, barbilla, escote y espalda) mientras que el acné adulto tiende a ser más mandibular (se localiza principalmente en la zona de la mandíbula) y no aparece tanto en el escote o en la espalda. 

El mejor tratamiento para los granos a partir de los 30 años

El tratamiento para el acné en adultos va a depender mucho de las causas por las que han aparecido los granos.

+ Si el acné adulto es de tipo genético o de tipo nervioso…  

En este caso, el tratamiento más efectivo es la isotretinoína (más conocida como Roacután). Este se puede acompañar de algunos remedios naturales, siempre siendo recomendable consultar con un especialista que pueda indicarte qué tipo de remedios caseros son más apropiados para tu tipo de problema y piel.

+ Si el acné adulto es de tipo hormonal… 

En este caso, la dermatóloga Gloria recomienda recurrir al tratamiento hormonal, es decir, a la pastilla anticonceptiva. Para que las hormonas se regulen y empezar a notar los efectos en la mejoría de los granos, habría que tomar la píldora durante un mínimo de seis meses.

En algunos casos, la píldora no tiene el efecto deseado o al dejar de tomarla surgen de nuevo rebrotes de granos. En este caso, se recomienda recurrir también a la isotretinoína en combinación con la pastilla anticonceptiva.

¿Y tú? ¿Tienes más de 30 años y has comenzado a tener granos? Comparte tu experiencia en los comentarios y ayudarás a otras lectoras que también está padeciendo el acné en adultos.

Puedes leer más artículos similares a ¿Es normal tener granos a los 30 años? Así se trata el acné en adultos, en la categoría de Piel en Diario Femenino.