Compras compulsivas: la explicación psicológica que deberías conocer

¿Se pueden evitar las compras compulsivas?

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

Todos nos hemos dejado llevar alguna vez en las tiendas y hemos comprado más cosas de las que necesitábamos, ¿verdad? Ir solo a por una cosa y llevarte diez más es algo que parece inevitable en algunas ocasiones, pero lo cierto es que debemos intentar tener la cabeza en su sitio y pensar con claridad a la hora de gastar el dinero en un producto o en un bien. 

A veces, las compras compulsivas son respuesta al pánico que lleva alguna crisis, tanto económica como social o sanitaria. Pero, ¿cuál es la explicación psicológica que deberías conocer sobre esta forma de adquirir bienes o productos? En Diario Femenino te contamos todo lo que necesitas saber sobre estas compras. 

¿Qué es una compra compulsiva?

La persona que sufre del Trastorno de Compras Compulsivas se caracteriza por comprar más de lo que necesita, comprar de manera desmedida y por norma general objetos inútiles y que no le sirven para nada. Por ejemplo, si ya tiene dos faldas rojas, una compradora compulsiva seguirá gastándose el dinero en faldas rojas a pesar de que sean exactamente iguales o de que tenga muchas más en casa. 

Los sentimientos de ansiedad y de depresión solo se calman al comprarse algo compulsivamente. Sin embargo, después de realizar esa compra aparece el sentimiento de culpabilidad y, por supuesto, puede aparecer una gran crisis económica, discusiones familiares… Y un largo etcétera de problemas personales.

A pequeña escala, una compra compulsiva puede darse en un momento puntual de nuestras vidas, como pueden ser las rebajas o los períodos de crisis. A pesar de que ya hayamos comprado un bien o un producto, tenemos la necesidad de seguir comprando ese bien o ese producto. Pero, ¿cuál es la razón de este comportamiento? ¿Por qué tendemos a comprar lo mismo una y otra vez? 

¿Por qué las personas compran un producto específico durante ciertos períodos? 

Pongamos como ejemplo el papel higiénico de los supermercados en época de coronavirus, o los jabones de manos e incluso los paquetes de arroz o de macarrones. ¿Por qué todo el mundo compraba los mismos productos? La psicóloga Beatriz Madrid nos comentó en una entrevista sobre el tema que se trata de "una especie de medida de control". Es decir, parece que comprando determinados productos podemos tener la sensación de que estamos controlando todo, de que las cosas "estén donde tienen que estar". 

Otro de los factores a tener en cuenta en épocas de crisis es que las personas, al ver a otras comprando un bien específico, van a por lo mismo provocando una reacción en cadena movida por el miedo. El miedo a que algo se acabe, el miedo a que otros tengan ese producto y nosotros no, hace que empleemos todos nuestros esfuerzos en adquirirlo. Aunque no haya necesidad alguna de tenerlo, y aunque no se vaya a acabar nunca. 

También influyen en este sentido las redes sociales o los medios de comunicación. Si una persona está continuamente viendo como el resto de población está comprando un solo producto (ya sea una prenda de ropa, un bien de supermercado o un producto de consumo), tendrá la necesidad de ir corriendo a por él. ¿Por qué? Porque está viendo como los demás tienen esa necesidad y, ante la duda, prefieren cubrir esa posible necesidad que pueden tener más adelante, como bien está teniendo el resto de sociedad. 

Qué debemos hacer ante las compras compulsivas

Ante estas situaciones, ¿cómo debemos actuar? ¿Qué es lo que tenemos que tener en cuenta? En Diario Femenino te damos algunas recomendaciones básicas: 

+ Mantener la calma

La primera de las recomendaciones es estar completamente tranquilo, respirar hondo y evitar que la ansiedad o el estrés aparezcan. No debemos pensar que se va a acabar el mundo porque la gente compre el mismo producto muchas veces. Y, por supuesto, tampoco debemos comprar si no tenemos necesidad de ese bien o ese producto. Simplemente mantener la calma te ayudará a evitar esas compras compulsivas que pueden ser tan dañinas para nuestra salud mental. 

+ Comprar con cabeza y con criterio

¿Qué es lo que necesitas comprar? Esta es una pregunta que siempre deberías hacerte, pero todavía más en ciertas épocas como las crisis o las rebajas de las que hablábamos antes. Debes tener muy en cuenta cuáles son tus necesidades básicas que necesitas cubrir con ciertos productos a la hora de ir a hacer la compra. 

+ Llevar una lista de lo que necesitas

En relación con el punto anterior, eso de comprar con cabeza y con criterio, tenemos un truco que te servirá para llevarlo a cabo: hacer una lista. En ella podrás anotar todo lo que te hace falta en un momento determinado, ayudándote a estructurar tu cabeza, tu despensa, tu armario o todo lo que quieras llenar con una compra. Cíñete a la lista que has escrito cuando estés en un centro comercial, tienda o supermercado y podrás cumplir con todas las recomendaciones. 

+ No gastar más de lo que tenemos

Parece una norma básica y muy obvia, pero mucha gente que padece TCC (Transtorno de Compras Compulsivas) se aventura a gastar más dinero del que tiene, como veíamos al principio del artículo. No debemos soprepasarnos con el dinero, sino comprar de acuerdo a nuestra economía y a nuestras necesidades. 

+ No hace falta comprar todo de una vez

No tienes que arrasar con todo una vez que vayas a la compra, no debes coger todo lo que se te antoje en ese momento, pues puede que la persona que vaya detrás tuya se quede sin esos productos que tú, en realidad, no necesitas. Compra solo lo que debas y realiza una compra semanal si se trata de un supermercado. 

+ ¿Realmente lo necesito? 

Cuando acudas a una tienda en rebajas, o cuando vayas a comprar al supermercado, hazte la siguiente pregunta: ¿realmente lo necesito? Puede que la respuesta en tu cabeza sea afirmativa en un principio, pero después de meditarlo muchas veces, te darás cuenta de que has encontrado la solución a las compras compulsivas.

Ahora que ya sabes la explicación psicológica a las compras compulsivas, ¿conoces alguna recomendación más para no caer en ellas? ¡Cuéntanosla! 

Puedes leer más artículos similares a Compras compulsivas: la explicación psicológica que deberías conocer, en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.