Señales claras de que por fin estás en paz mental contigo misma

Síntomas de que has alcanzado un estado de calma y tranquilidad interior

¿Estás en paz contigo misma? ¿Cómo saberlo? ¿Qué es realmente la paz mental? La paz mental o psicológica puede definirse como aquel estado de calma y tranquilidad interior al que accedemos cuando aprendemos a conectar con el momento actual. 

En cierto modo, es la sensación de que estás donde tienes que estar, en el momento en el que tienes que estar. Se puede traducir también como bienestar psicológico y existen algunas señales que nos permiten reconocer este estado de plenitud. ¿Cuáles son las señales de que estás en paz contigo misma? ¡En Diario Femenino hablamos de 9 de ellas!

Los signos de que tienes paz y tranquilidad psicológica

1 Te sientes segura con tus decisiones

Una de las principales señales de que estás en paz contigo misma es que, en general, te sientes segura con las decisiones que tomas. Puedes equivocarte o no, pasar nervios o no, sentir incertidumbre… pero finalmente, decides con firmeza y defiendes aquello en lo que crees. Y esto también es (generador de) paz mental.

2 Te gustas

La paz mental también tiene que ver con cómo nos sentimos con nosotras mismas; eso es, con nuestra autoestima. Las personas con paz mental suelen gozar de una buena autoestima. Así, se sienten bien con lo que hacen y con cómo lo hacen y, además, se gustan a sí mismas. 

¡Ojo! Como en todos los puntos que comentaremos, puedes pasar por momentos “bajos” o no “cumplir” el punto en cuestión y que eso no sea un indicador de que no estés en paz contigo misma. Hablamos siempre de forma genérica; en este caso, la paz mental existe en las personas que, en general, se tratan bien y se quieren.

“Acéptese, ámese y siga adelante. Si quieres volar, debes renunciar a lo que te pesa”.
-Roy T. Bennett-

3 No sientes remordimientos o culpa

Los remordimientos o la culpa son dos tipos de sentimientos que hacen que no nos sintamos en paz con nosotras mismas. Por ello, una de las señales de que están en paz contigo misma es que no sientes ni remordimientos por algo que no hiciste bien, ni culpa por haber hecho daño a alguien (o por otras razones). 

Lógicamente, puedes tener momentos puntuales de culpa o remordimiento, pero si son transitorios y breves, si eres capaz de perdonarte y aceptar, la paz está en ti.

4 No te quedas instalada en los “y si…”

A veces nos ocurre, ante determinadas situaciones, que nos quedamos anclados en el “y si…”. Y desde ahí sentimos culpa, sentimos que la situación no se resolvió bien o bien sentimos que tenemos “una espinita clavada”. 

Sin embargo, otra de las señales de que estás en paz contigo misma es precisamente esta: la ausencia de este tipo de sensaciones. Obviamente, todos nos preguntamos en alguna ocasión “qué hubiera ocurrido si…” (por ejemplo, si hubiera hecho las cosas de manera diferente). 

Es normal que nuestra mente divague, se imagine escenarios diferentes… Pero una cosa es eso (que es compatible con sentirse en paz) y la otra es quedarse anclada a ese momento, como algo que no se resolvió bien dentro de nosotras.

5 Gozas de bienestar

La paz con una misma se traduce en bienestar, tanto físico como (y sobre todo) bienestar mental. Así, este bienestar lo experimentamos cuando estamos en paz y se manifiesta a través de: sentir que tenemos energía, ilusión, ganas de hacer cosas…. 

La experimentación del bienestar es algo muy personal, aunque a grandes rasgos, se trata de una sensación de paz y plenitud, de felicidad y tranquilidad.

6 Vives en el presente

¿Parece una obviedad, no? Pero lo cierto es que muchas personas “viven” más en el pasado o en el futuro que en el presente. Pero las personas en paz consigo mismas viven más en el presente que en el pasado o el futuro

Esta toma de conciencia de su presente les permite experimentarlo con mayor plenitud. El mindfulness, por ejemplo, engloba técnicas muy efectivas para conectar con el momento actual y dejar que los pensamientos del pasado y del futuro (pensamientos anticipatorios) fluyan sin que nos arrastren hasta ellos

“Respira. Suéltalo. Y recuérdate que este mismo momento es el único que sabes con certeza”.
-Oprah-

Recuerda: la paz mental está muy ligada al hecho de vivir conectado al presente. De hecho, se dice que la felicidad se encuentra en este punto intermedio entre el pasado (donde “viven” las personas con depresión, por ejemplo) y el futuro (típico de personas con ansiedad). 

En tu presente está tu realidad y tu vida y seguramente es el mejor lugar para quedarse si quieres gozar de una buena salud mental, con la paz que conlleva disfrutar de lo que está ocurriendo en el momento actual.

Cuando te haces amigo del momento presente te sientes como en casa dondequiera que estés. Si no te sientes cómodo en el ahora, te sentirás incómodo dondequiera que vayas.
-Eckhart Tolle-

7 Sientes que no debes cumplir expectativas ajenas

Las expectativas son ideas preconcebidas relacionadas con todo aquello que esperamos de determinadas situaciones, personas, de una misma… Y existen las expectativas propias y las ajenas. Cuando nos sentimos libres, somos capaces de dejar de cumplir aquello que los demás esperan de nosotros. Y eso trae paz mental. 

Por ello, otra de las señales de que estás en paz contigo misma es precisamente esta liberación de las expectativas ajenas; tienes muy claro que tienes que hacer lo que tú esperas de ti misma, aquello que deseas. 

Y no mirar por las expectativas de los demás no tiene nada que ver con faltarles al respeto, o con ser una egoísta, con portarse mal con ellos… Tiene que ver con respetar lo que tú eres y quieres.

8 Sientes que no estás en deuda con nadie

Hablamos aquí de estar en deuda a nivel psicológico o comportamental, no a nivel económico. Cuando estamos en paz, sentimos que no le debemos nada a nadie; se trata de una cuestión muy relacionada con el punto anterior. 

Sentimos, pues, que no debemos resolver cuestiones pendientes con nadie. ¿Por qué? Porque ya hemos cerrado todas las etapas de nuestro pasado y estamos conectadas con el aquí y el ahora (como vemos, se trata de puntos anteriores también relacionados).

9 No sientes ansiedad

La ansiedad es una enemiga de la paz mental. De hecho, son antagónicas; cuando sufrimos ansiedad no estamos en paz, sino todo lo contrario. Estamos tensas, nerviosas, agitadas… 

Por ello, otro signo que indica que estás en paz es la ausencia de ansiedad. Hablamos sobre todo de estados crónicos de ansiedad, o de trastornos de ansiedad, y no tanto de sufrir ansiedad en momentos puntuales. 

Un pequeño tip: para combatir la ansiedad suelen ser útiles técnicas de relajación, respiración profunda y mindfulness (también ideal para conectar con el momento presente).

Salud mental y física: las claves para sentirse en paz

Seguramente, si estás en paz, ya conocías algunas de las señales de que estás en paz contigo misma. De hecho, cuando estamos en paz, estamos bien, y lo sabemos. Lo sentimos en el cuerpo y en la mente

Recuerda que estar en paz tiene relación con la salud mental pero también con la física. Por ello es tan importante mantener hábitos de vida saludable como: rutinas de sueño regulares, dieta equilibrada, práctica de deporte regular, reducción o eliminación de las sustancias tóxicas en nuestra vida (¡y también de las personas tóxicas!), etc. 

Por ello, si quieres disfrutar de esta paz mental, te animamos a cuidarte a nivel psicológico (a veces la terapia psicológica puede ayudar) pero también físico.

 

Referencias bibliográficas:

  • Kabat-Zinn, J. (2009). Mindfulness en la vida cotidiana. Donde quiera que vayas ahí estás. Paidós.
  • Leal Herrero, Fernando. (1993). Salud mental: el hombre en su laberinto. 1ª edición. Valladolid: Editora Médica Europea, S.A.

Puedes leer más artículos similares a Señales claras de que por fin estás en paz mental contigo misma, en la categoría de Autoayuda en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: