5 fobias a animales frecuentes que puedes padecer (aunque no lo sepas)

El miedo a las arañas o a las polillas son de las fobias más comunes

Ingrid Pistono
Ingrid Pistono Psicóloga

Se puede tener fobia a todo, o a casi todo. Pero, sin ninguna duda, algunas de las fobias más comunes son las fobias relacionadas con los animales. ¿Cuáles son los animales que despiertan más miedos entre la población? ¿Y cómo saber si padeces una fobia a alguno de ellos? ¿Tienen tratamiento o solución este tipo de trastornos que, a veces, limitan tanto la vida de las personas? De todo esto hemos hablado con la psicóloga Ingrid Pistono. [email protected] porque estas son las 5 fobias a animales más frecuentes que tú también puedes padecer aunque todavía no lo sepas ni te lo hayan diagnosticado.

Cómo saber si tengo fobia a algún animal

Es muy importante aprender a diferenciar el miedo de la fobia. El miedo es una emoción básica que todos los seres humanos hemos experimentado o vamos a experimentar en un momento u otro de nuestra vida. El miedo es fundamental para nuestra supervivencia. Se activa cuando estamos expuestos a situaciones amenazantes que ponen en peligro nuestra vida y nos impide, por ejemplo, acercarnos a un animal salvaje o saltar por un acantilado.

Entonces, ¿cuándo el miedo se transforma en fobia? La psicóloga Ingrid Pistono nos comenta que “el miedo se convierte en fobia cuando exageramos y convertimos ese miedo en algo irracional”. La intensidad emocional con la que reaccionamos al estímulo (en este caso el animal) es desproporcionada.

Además, sabrás que estás padeciendo una fobia si cuando el estímulo está delante de ti se desatan en tu cuerpo todos los síntomas de la ansiedad. Y los síntomas pueden ser tanto físicos como psicológicos y conductuales. Los más comunes son la sudoración, la respiración entrecortada o falta de aire, la aceleración del latido cardíaco, los temblores y escalofríos, los pensamientos distorsionados y desproporcionados y, por supuesto, la evitación de la situación o del estímulo temido.

Las fobias a animales más comunes

Puedes padecer fobia a las abejas, a los pájaros, a las hormigas, a los caballos o incluso a las gallinas. No obstante, Ingrid Pistono nos nombra las 5 fobias a animales más frecuentes:

1 La aracnofobia

La aracnofobia es el miedo a las arañas. Un miedo extremo que se desata no solamente cuando te encuentras con uno de estos seres, sino también cuando los ves en una foto, en un vídeo o te los imaginas. En ese momento comienzas a padecer todos los síntomas de la ansiedad pudiendo llegar a desembocar incluso en un ataque de pánico.

Sus causas van muy ligadas a la teoría de la preparación de Seligman la cual concluye que el ser humano ha adquirido por costumbre y herencia una tendencia natural de miedo a las arañas debido a que en el pasado la mayor parte de los arácnidos eran animales muy peligrosos, venenosos y potencialmente mortales.

2 La cinofobia

La cinofobia es el miedo a los perros. Y si bien la aracnofobia no limita tanto la vida de la persona que la sufre porque no es tan común encontrarse una araña todos los días, la cinofobia sí es muy limitante ya que los perros son animales domésticos que abundan en los hogares y en las calles.

¿Y cómo saber si padeces cinofobia? Lo sabrás si, por ejemplo, sabes que hay un perro en el patio de tus vecinos y en lugar de pasar por delante, das un rodeo (aunque ello te suponga el doble de tiempo) con tal de evitar las sensación de angustia que experimentas: mareo, nervios, palpitaciones, ganas de salir corriendo

3 La ailurofobia

Al igual que sucede con la fobia a los perros, la ailurofobia (fobia a los gatos) también resulta muy muy limitante. ¿Y cuáles son sus causas? Lo más probable es que desde bien pequeña tu madre o padre te hayan transmitido mensajes del tipo ‘ten cuidado con ese gato que te va a arañar, no te acerques que te puede hacer daño’. Tu cerebro aprendió ese comportamiento de evitación a los felinos que ha perdurado hasta la actualidad provocándote una verdadera fobia.

4 La musofobia

La musofobia es el miedo a los ratones o a las ratas, aunque aquí, además del miedo, tal y como nos comenta Ingrid, entra en juego el asco. Los roedores son animales que suelen provocar bastante repulsión entre las personas.

Su tratamiento, al igual que el del resto de fobias, pasa por acudir a un psicólogo. La terapia más adecuada es la cognitivo conductual y la de exposición, las cuales cambian la percepción que se tiene ante estos animales y van progresivamente exponiendo a la persona al estímulo hasta que logra aceptarlo sin evitarlo ni experimentar los síntomas de la ansiedad.

5 La motefobia

La motefobia es el miedo a las mariposas o a las polillas. Este miedo es provocado fundamentalmente por la forma descontrolada que tienen estos insectos al volar. Ese miedo a no tenerlo todo controlado es lo que hace que en muchas personas se desate la ansiedad.

¿Y tú? ¿Habías oído hablar de estas fobias a animales? ¿Crees que padeces alguna de ellas? Cuéntanos tu experiencia y te ayudamos en los comentarios.

Puedes leer más artículos similares a 5 fobias a animales frecuentes que puedes padecer (aunque no lo sepas), en la categoría de Fobias en Diario Femenino.