Motivadora carta a mi yo del futuro: reflexiones para seguir adelante

¿Te atreves a escribirle unas palabras a esa persona que serás dentro de unos años?

En la vida vamos evolucionando, pasamos por momentos difíciles y cuando los estamos viviendo pensamos que no vamos a poder salir de ahí jamás. Y sin embargo, salimos, seguimos adelante con más fuerzas y con más recursos acumulados. Más adelante se nos olvida, cuando nuestro mundo se tambalea de nuevo, se nos olvida que ya hemos salido antes de situaciones difíciles. Así que para proteger a esa persona que un día seremos no esté de más escribir una carta a mi yo del futuro con todo lo que estamos descubriendo en el presente.

Por qué escribir una carta al futuro

Muchas terapias psicológicas incluyen la escritura entre sus herramientas. Los beneficios de escribir un diario, por ejemplo, son muchos porque gracias a la escritura podemos reorganizar nuestros pensamientos desordenados por la ansiedad o recordar aquellas cosas que nos hacen felices cuando estamos pasando por una depresión.

Pasado, presente y futuro deben estar conectados en todo momento para no perder la perspectiva. Por eso, vamos a escribir una carta a mi yo del futuro, para que la persona que seremos no se olvide de cómo hemos llegado hasta ahí.

Ejemplo de carta a tu 'yo' del futuro

Querida yo,

Te escribo esta carta para que podamos seguir conectadas, ya que durante un tiempo casi me olvido de ti. Te prometo que no volverá a ocurrir, como tampoco tú podrás olvidarte de mí, de quién eres en realidad, de dónde vienes, de lo que has superado, de lo que has logrado y también de las tareas pendientes que dejo para ti.

Recuerda quién eres

Esta carta te servirá para que en esos momentos difíciles que sin duda vas a tener recuerdes cómo has llegado hasta aquí. "En peores nos hemos visto" puede ser tu lema para cuando te veas superada por los problemas, pero ante todo tienes que recordar quién eres en realidad. Y resulta que eres una persona fuerte, valiente y con una serie de valores que has mantenido a lo largo de toda la vida. La honestidad, la gratitud, la aceptación y la empatía te han acompañado desde el principio aunque algunas veces no hayas logrado encontrarlas.

Porque también eres humana y cometes errores. Desde que te escribo esta carta hasta que tú la recibas en el futuro, vas a cometer muchos más. Y la intención es que para cuando llegue ese momento sepas perdonarte a ti misma, perdonarme a mí por el legado negativo que pueda dejarte y, sobre todo, saber qué hacer y cómo aprovechar esos errores. Pero, por favor, no cargues con los míos.

Lo que has dejado atrás

También me gustaría recordarte lo que has dejado atrás y dejar atrás no quiere decir que tengas que olvidarlo. Dejar atrás conductas que te lastimaban a ti misma, la poca confianza en ti, la inseguridad, la baja autoestima. Estoy trabajando duro para quererme tanto que ese amor te llegue hasta el futuro, para que no te dejes tratar mal por nadie y para que nunca más dudes de ti misma.

Es el pasado. Tus problemas de ansiedad son pasado, ya estoy en la tarea de solucionarlos para que lo veas como un momento de oscuridad y confusión en el que aprendiste a tolerar la frustración, a navegar entre la incertidumbre y a afrontar tus miedos. Quiero que no te olvides de todo el trabajo que estoy haciendo en este presente que será tu pasado por si acaso esa confusión te vuelve algún día. No la tengas miedo, porque te he dejado todas las herramientas necesarias para que no te hundan. 

Lo que te queda por hacer

Pero también te he dejado tarea pendiente. No me ha dado tiempo a cumplir todos mis sueños, así que te toca a ti. Por supuesto, puedes cambiar esa lista de sueños si lo ves conveniente, si cambias de opinión o si la vida te presenta sueños nuevos. Será tu decisión, será tu vida, será tu presente, la tarea pendiente no es un ejercicio concreto sino general: nunca dejes de soñar, nunca dejes de ilusionarte.

Y no pienses que me debes nada, que le debes algo a tu yo del pasado. Porque lo que verdaderamente importa es tu presente, el mismo que equivale a mi futuro. Entre las dos podemos hacerlo si nos damos la mano y nos seguimos comunicando. Pero por favor, tal vez mis esquemas vitales no te sean útiles en tu momento, así que no tienes que serme fiel a mí, tienes que serte fiel a ti misma. Sé auténtica y las dos lograremos nuestros sueños.

¿Qué te ha parecido esta carta para tu 'yo' del futuro? ¡Si quieres dejarnos tus ideas, puedes hacerlo en los comentarios! 

Puedes leer más artículos similares a Motivadora carta a mi yo del futuro: reflexiones para seguir adelante, en la categoría de Frases y reflexiones en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: