Terapia Narrativa: los beneficios de la escritura para la salud mental

La narración como tratamiento para un trastorno emocional

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No hace falta que tengas habilidades narrativas para esta terapia que consiste en contar el relato de tu vida o de un momento vital determinado. La Terapia Narrativa es una de las técnicas más interesantes en Psicología, ya que la escritura se ha considerado como uno de los medios más eficaces para explorar y dar salida a las emociones. Y también para llegar a entenderlas. Y como decimos, no se trata de escribir una novela, sino de darle forma al relato de tu vida para mejorar tu salud mental o un problema psicológico concreto. ¿Te atreves con la Terapia Narrativa? En Diario Femenino te contamos en qué consiste exactamente.

Qué es la Terapia Narrativa

La Terapia Narrativa fue propuesta por Michael White y David Epston con la base de que una única realidad se puede entender de diferentes maneras. Así, nosotros mismos vemos nuestra vida o nuestros problemas desde un enfoque, pero siempre podemos cambiar de perspectiva. Y ese cambio lo podemos hacer a través de la narración o el relato.

Pero narrar o relatar lo que nos ocurre cuando vamos al psicólogo en este caso no lo hacemos para aportar información sobre nuestra vida y que nos conozca. En el caso de la Terapia Narrativa los relatos tienen otra función, la de hacernos coautores de nuestra narración y la de comprobar, con ayuda del terapeuta, la cantidad de posibilidades que tenemos para entender ese relato.

El objetivo, por supuesto, es encontrar respuestas o soluciones a nuestros problemas emocionales, aliviar el malestar o sufrimiento emocional a través de nuestro propio relato. La Terapia Narrativa va un paso más allá de la escritura terapéutica porque nos coloca como protagonistas capaces de transformar el discurso narrativo, de generar acciones narrativas nuevas y al mismo tiempo colocarnos como lectores externos que ven la problemática desde fuera.

La narración y la escritura como forma de abordar la realidad

Esta terapia entiende la narración como una forma de abordar la realidad. Cuando sufrimos un desbordamiento emocional, cuando estamos atravesando problemas de ansiedad o sufriendo una depresión, no podemos ver con claridad lo que nos está pasando. Pero lo cierto es que nosotros somos los mayores expertos en nuestra propia vida, ¿quién sabe más que nosotros? Plasmar nuestra vida o nuestro momento vital en forma de relato nos ayuda a verlo con más claridad y desde diferentes enfoques.

Tal y como afirma el Trabajo de Grado sobre Terapia Narrativa de Andrea Paola Penagos Prieto y Daniela Villa Hernández para la Pontificia Universidad Javeriana, "esta intervención ha sido utilizada en el tratamiento de personas que han sufrido eventos traumáticos, aplicando las técnicas un tiempo después de su ocurrencia. Por ejemplo con mujeres víctimas de violencia se trata de ampliar la visión propia de las posibilidades que cada una de ellas tiene o se intenta construir narrativas que les empoderen a partir del feminismo".

¿Y qué necesitamos para una narración? Necesitamos una localización o lugar, un marco temporal, unos acontecimientos, unos protagonistas, un problema, unos objetivos y unas acciones para que la historia avance y para superar el problema.

La Terapia Narrativa insiste en que no hay una única explicación válida como tampoco hay un relato único. Nuestra vida es nuestro relato. A veces ese relato se contradice, a veces unos acontecimientos de la historia tienen más importancia que otros, nos impactan más o menos. Pero ese relato que nos contamos a nosotros mismos o a los demás para tratar de entender lo que nos ocurre también puede variar. ¿Por qué no probamos a darle un giro a nuestro argumento vital?

Cómo funciona la Terapia Narrativa

Es importante entender que nuestras narraciones no nos definen. ¿Cómo podrían hacerlo si podemos cambiar el relato cuando queramos? Hay muchas formas de afrontar el problema que nos preocupa, hay muchas formas de narrar lo que nos ocurre. Con la Terapia Narrativa nosotros no somos los pacientes, somos los coautores. ¿Y qué papel cumple entonces el terapeuta?

El terapeuta lee nuestro relato y plantea preguntas a nuestra narración. No conoce las respuestas, ya que forman parte de lo que no está escrito en nuestro relato. Y además nos propone temas de interés para cambiar el foco de la narración, para crear narraciones alternativas. Son precisamente las narraciones alternativas el objetivo de esta Terapia Narrativa.

Porque la historia narrativa dominante puede perder importancia y, por lo tanto, impactarnos menos, si creamos otra diferente. Podemos introducir cambios, giros argumentales, transformar objetivos, desterrar ideas preconcebidas, aportar nueva información y darle otro enfoque al relato. De esta forma, al construir una nueva historia, también construimos una nueva vida.

Ejercicios efectivos de la Terapia Narrativa para la salud mental

Si tu psicólogo te propone la Terapia Narrativa, no temas que te pida escribir una novela. Tampoco hace falta que tengas un don para la escritura ni siquiera que escribir se encuentre entre tus habilidades. Te propondrá algunos ejercicios narrativos que te ayudarán a entender el momento que estás viviendo y a encontrar las posibles soluciones. ¿Quieres probar con algunos ejercicios?

+ Las cartas. Puedes escribirte a ti mismo, a la persona que serás dentro de 10 años o a la persona que fuiste en la infancia. Puedes también escribir una carta a una persona a la que hace mucho tiempo que no ves. Y no hace falta que se la envíes. Lo que hace falta es que cuentes en esa carta la historia de tu vida o que narres un momento puntual de tu vida, ese en el que te encuentras perdido o desubicado.

+ El misterio. ¿Te gustan las novelas de misterio? Como la vida también es un misterio, el ejercicio consiste en plasmar por escrito todas esas preguntas que te inquietan y para las que no encuentras respuestas.

+ Recuerdos. Los recuerdos son importantes porque con ellos también se construye el futuro, pero habrá que elegir bien con qué recuerdos nos quedamos, ¿verdad? En este ejercicio se te pide que no te lo pienses mucho al escribir en un folio toda la cantidad que puedas de recuerdos. El folio comienza así: "Me acuerdo de...." y te toca continuar a ti.

+ Lo que me gusta. Imagina escribir la novela de tu vida en positivo. No tienes que escribir una novela si no quieres, de verdad. Pero anota quiénes serían los protagonistas, esto es, las personas más importantes de tu vida. Los lugares en los que ocurre la novela, es decir, esos lugares mágicos, tu lugar en el mundo, los sitios que te gusta visitar. Anota también las cosas que más te gusta hacer, los eventos que te motivan, los acontecimientos que recuerdas de forma positiva o las sensaciones que te llenan de alegría.

+ ¿Escribir lo negativo? Por supuesto puedes hacer como en el ejercicio anterior pero en negativo. Qué personas hubieras preferido no conocer, en qué lugares hubieras preferido no vivir o qué experiencias te hubiera gustado ahorrarte. Pero si haces esta narración negativa, asegúrate de hacerla antes que la positiva para terminar con un buen sabor de boca.

Como ves, la Terapia Narrativa muestra de forma clara los beneficios de la escritura para la salud mental. Muchas veces te habrán recomendado escribir un diario para mejorar tu estado emocional, para subir la autoestima o para entender el momento vital. No es por capricho, es que se han demostrado hace tiempo los beneficios terapéuticos de la escritura.

Y por supuesto que puedes escribir lo que quieras y cuando quieras sin necesidad de ir al psicólogo, pero como siempre decimos, con la salud mental no se juega y es conveniente ponerse en manos de profesionales al igual que hacemos con la salud física. Escribir te hará bien, hará que liberes tensiones y emociones pero si lo haces dentro de una Terapia Narrativa además te ayudará a resolver problemas presentes y futuros.

Puedes leer más artículos similares a Terapia Narrativa: los beneficios de la escritura para la salud mental, en la categoría de Terapias en Diario Femenino.